Una mirada desde el clima

El académico detalla los aspectos en los que la reforma podría aportar a un mayor grado de satisfacción al interior de las organizaciones.

Más leídos

Irene Schlechter, movida por la pasión, el liderazgo y el emprendimiento

Una carrera dinámica que se divide en tres actos, sus inicios en la psicología organizacional, la aventura en el...

Luces y sombras de la disrupción tecnológica en recursos humanos

Lograr el equilibrio será fundamental para navegar sobre las aguas de la tecnología Andrés Ossandón, sicólogo y master en consultoría...

El éxito es el balance entre lo personal y lo profesional

Qué es el éxito y cómo alcanzarlo es de las preguntas habituales que se hacen los profesionales a lo...

Wenceslao Unanue cuenta que siguió en detalle el trámite de la Reforma Laboral. Desde su perspectiva de psicólogo y economista, el Co-director del Diploma en Felicidad Organizacional de la Universidad Adolfo Ibáñez observa que uno de los problemas en nuestro país es que nos cuesta entender el rol que tienen los sindicatos: “Estamos viendo constantemente una oposición de fuerzas entre los sindicatos y los trabajadores versus los empresarios, y en el mundo desarrollado, de lo que se han dado cuenta, que es bastante obvio, es que más que ser actores que pelean entre sí son actores que se apoyan porque efectivamente lo que necesitan las organizaciones es que se generen sinergias”, sostiene.

Desde la perspectiva de Unanue, cuando desde los empresarios se ve a los sindicatos como opuestos a los gerentes, es muy difícil avanzar: “Lo que nos ha costado en Chile es ver que más que competir esos dos grupos lo que tienen que hacer, a pesar de que suena desafiante por nuestra cultura, es colaborar. Y si ves a los países nórdicos, Dinamarca, Noruega, Suecia, han entendido eso y el sindicato se transforma en una herramienta de colaboración para la organización y viceversa”, explica.

Lo que le deja la tramitación de la reforma laboral a Unanue es que no se logró solucionar esta brecha: “Algunos terminaron diciendo que ganaron unos, que ganaron otros, pero siempre sintiéndose como enemigos, por lo tanto lo que faltó es desarrollar la confianza entre el gobierno, los trabajadores y lo empresarios, para verse como un soporte unos de otros, y ese es uno de los principales mensajes del proceso de reforma laboral que ojalá en algún minuto podamos cambiar”, comenta. El académico agrega que en la Adolfo Ibáñez hicieron un estudio y le preguntaron a la gente por el grado de confianza en los sindicatos: “Más del 80 por ciento desconfiaba de los sindicatos y eso es súper dañino para las relaciones laborales al interior de la empresa porque los gremios tienen que tener un rol fundamental de ayudar a la organización y ayudar a los trabajadores, proponer nuevas cosas. Es cierto que tienen que fiscalizar que no pasen abusos, pero si uno quiere relaciones modernas tiene que pensarlo en términos de generar confianza, proactividad y sinergias en todo esto. Y yo creo que eso le faltó a la reforma laboral, tener una visión más positiva de como construir confianza entre todos”, asegura.

Detalles importantes

Para el académico, hay algunos logros importantes en la reforma, como que se contemple un mecanismo para establecer cuotas de mujeres en las organizaciones o mecanismos para dar flexibilidad de horario a los trabajadores que tengan problemas familiares. “Si hablamos de clima, esto es fundamental, que en una organización se logre entender que hay veces en que tienen que flexibilizar el horario para que la persona pueda atender sus necesidades familiares. Por otro lado, nosotros tenemos una tasa muy baja de participación laboral de las mujeres si lo comparamos con otros países latinoamericanos. Y lo que se ha encontrado es que el clima y la productividad mejoran cuando tú tienes mayor paridad porque los hombres y las mujeres tienen habilidades diferentes. y por lo tanto se complementan tremendamente en la empresa”, explica Unanue.

Otro tema que el académico destaca en la reforma es que se contemplen mecanismos para que los sindicatos puedan tener mayor acceso a la información de la empresa: “Es imposible que los sindicatos negocien bien si no saben si a la empresa le está yendo mal o bien. Los sindicatos modernos entienden que cuando a una empresa le está yendo mal, no tienen que pedir tantas cosas pero si le está yendo bien hay otro escenario. Pero cuando no tienen información, sucede lo que se llama el tejo pasado porque no sabes si la empresa te está diciendo la verdad o no”. En términos generales, para Unanue esta no es una reforma perfecta pero es un avance: “Y en ese sentido yo creo que todo avance es bienvenido, pero a mí lo que más me preocupa es el proceso de la reforma, como que seguimos viendo casi como enemigos entre trabajadores, sindicatos, empresarios y lo que debiéramos tratar de hacer es funcionar más en base a las confianzas, a la transparencia en la información para que nos veamos al final todos actores de una misma organización y no que cada uno tire para su propio lado”, finaliza.

Producción RH Management

¡La sustentabilidad de RH Management requiere tu apoyo!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

Donación mensual

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Prepárense: el trabajo híbrido es difícil

Por Nicole Herskowitz, gerente general de Microsoft Teams La incorporación del trabajo a distancia es uno de los cambios más...

Últimas noticias

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -