viernes, diciembre 4, 2020

Ken Robinson: 4 de marzo de 1950 / 21 de agosto de 2020

Lo entrevistamos el 2012. Destacó siempre su lucidez y claridad para entender que las empresas no están dando el ancho para potenciar sus talentos. Quizá la actual organización social del trabajo, con más control y jefes que líderes, frena el compromiso e impone formas que sólo generan insatisfacción, malestar y poca productividad. Acá sus reflexiones.

Más leídos

Marcial Losada, un influencer de verdad

Por Patricio Millar Melossi, consultor de gestión de personas en Millar & Asociados Marcial...

Neopaternalismo y formas encubiertas de dominación en la gestión 2.0

Por Karina Narbona, antropóloga Fundación SOL (Publicada en RHM 64, diciembre 2012) Desde hace...

Conexiones de alta calidad en el trabajo

Por Arlen Solodkin (*) Hace un tiempo tuve la oportunidad estudiar con Jane Dutton,...

En el 2009, este reconocido experto en el desarrollo de la creatividad, innovación y de los RH publicó su libro “The Element: How Finding Your Passion Changes Everything”, en el que invita a descubrir el elemento, “ese punto donde el talento natural encuentra la pasión personal”, donde las personas se sienten más inspiradas y cómodas consigo mismas y logran metas del más alto nivel. Esa elipse donde se funden los círculos del talento y de la pasión, dice Robinson, es el “elemento” y las personas que se encuentran con él son capaces de grandes metas. No obstante, no todos descubrimos o llegamos a estar en nuestro “elemento” y simplemente pasamos por nuestras actividades sin ningún entusiasmo particular.

“Un montón de gente sólo está saliendo del paso, haciendo algo sin mayor interés. Quizás es algo hacia lo que derivaron o que terminaron haciendo. Sin embargo, también encuentro individuos que aman lo que hacen y que no podían imaginarse haciendo otra cosa, que están en su elemento. Siempre quise conocer cuál es la diferencia entre estos dos tipos de personas”, explica en una entrevista a The Wharf. Para Robinson, al ayudar a sus empleados a descubrir sus respectivos elementos, las empresas pueden aprovechar la vasta cantidad de talento humano que reside en su interior. “Hagamos una analogía con los recursos naturales: hay una crisis en RH y las personas hacen un uso parcial de ellos mismos y las compañías aprovechan pobremente el talento dentro de ellas. La otra forma en que se aplica esta analogía es que los recursos naturales, como los RH, están muy frecuentemente enterrados en lo profundo. Tienes que salir a buscarlos y en ocasiones, es necesario que otra persona los descubra o cree una oportunidad”, afirma.

“Si estás en el mundo empresarial, simplemente no puedes darte el lujo de tener una visión lineal del mundo. Necesitas gente que pueda adaptarse a los desafíos y ayudar a descubrir nuevas estrategias, trabajar colaborativamente y pensar creativamente”, declara. “Se trata de tener una visión diferente del talento y capacidades de las personas en la organización”. “Una y otra vez, si le brindas la oportunidad a tus empleados de hacer una tarea distinta, verás un lado totalmente diferente de ellos. Pero en varias ocasiones, los trabajadores están encerrados en su trabajo y en su área”, sostiene en la misma entrevista.

Para Robinson, esto es pensamiento empresarial “duro”: tomar recursos disponibles a un costo fijo y obtener de ellos más valor. En este sentido, desafía a las empresas a cuestionar lo que están haciendo y analizar cómo puede opacar el pensamiento creativo y la innovación dentro de la compañía. A su juicio, los hábitos y el hábitat de la organización son algunos de los factores que pueden impedir que los empleados descubran su elemento.

“Por una parte, encontramos el comportamiento habitual de la organización, sus jerarquías, las divisiones departamentales, la forma en la que la información viaja alrededor del sistema…En definitiva, la cultura organizacional, la manera en que las cosas se hacen y que las personas simplemente asumen”, señala. “Por otro lado, está el hábitat, el ambiente físico real que está frecuentemente reforzando la cultura. A veces, la mejor variación es cambiar el ambiente para que las personas trabajen juntas. Hay cosas que llevan a los trabajadores a pensar de la manera en que lo hacen. Tan pronto como descubras estos factores, cambiará la situación de la empresa”.

Foto: De Sebastiaan ter Burg – Flickr: Sir Ken Robinson @ The Creative Company Conference, CC BY-SA 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=14534304

¡Te necesitamos ahora!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

¡Reinvéntate! Un aterrador mandato en tiempos de crisis. ¿Resiliencia o anti-fragilidad?

Por: Dana Benarroch, Directora fundadora en Contacto Humano Organizacional y coach en felicidad y liderazgo. ¡Reinvéntate! Una de las...
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -