Crisis y empresas:

Todo en todas partes y al mismo tiempo

Más leídos

En Chile todo está pasando y al mismo tiempo. Flujos y reflujos de derechos sociales. Salarios justos y precarios conviven en una misma compañía. Jefes de excelencia y tóxicos sentados en el directorio. Hay empresas que cuidan y respetan el medio ambiente, y otras que hacen todo lo contrario. Algunos miran como socios a sus sindicatos y otros los persiguen. La película de culto, Everything everywhere all at once de Dan Kwan y Daniel Scheinert, muestra, quizá, cinematográficamente hablando, lo que sucede en Chile: multiversos con sus realidades y verdades propias. Cristián Valdivieso, Sergio Gamonal y Carolina Dibarrart redactan acá su propio guión.  

Nos enfrentamos a un Chile que transita en un proceso de cambio, de pliegues y repliegues.. Un país que vive un estallido social, una pandemia, un proceso constituyente y elecciones, y que ahora intenta proyectar un 2023 con los aprendizajes de un largo periodo. ¿Las empresas, sus trabajadores, las gerencias RH están separadas de esta realidad?

RH Management y Hub Conversas de Cencosud organizaron una jornada de reflexión con el fundador de Criteria. Sobre la base de datos nos dio su mirada. El analista e investigador compartió data de los últimos meses que nos muestra las percepciones de la opinión pública

¿Dónde se inicia la crisis? ¿Me llevo lo que pasa en la casa al trabajo? ¿Mi contexto laboral puede ser resignificado con el social, político y económico?¿Qué se puede hacer desde los liderazgos y gerencias para colaborar con el bienestar de los colaboradores?

Transición de generaciones y etapas

El punto de encuentro, o desencuentro, que significa el 18O marca un hito donde se enfrentan ideas de distintos orígenes, edades y necesidades. La dimensión generacional es significativa, ya que reprocha mucha o poca juventud y experiencia en un proceso que requiere diálogo. 

Se trata de “traspasar la posta”, define Cristián Valdivieso, fundador de Criteria. Las generaciones más antiguas requieren ir de la mano con las más jóvenes. Más que borrar lo anterior es hacer una transición, donde la experiencia se alimenta de la innovación, creatividad de las generaciones nuevas y viceversa”, explica.

Lo que pasa con la idea de un gobierno nuevo, es que alimenta un juicio ontológico. “El querer cambiar todo aumenta la radicalidad percibida, más allá de si hay radicalidad o no”, apunta. ”Esa percepción, genera temor”, asegura.

Frente a este juicio maestro instaurado, Sergio Gamonal, abogado, profesor de derecho del trabajo individual y colectivo y, director del magíster en derecho del trabajo y seguridad social de la Universidad Adolfo Ibáñez, responde: “es importante que los cambios sean graduales, que privilegien el diálogo y el respeto por las diferencias de opiniones. De esa manera, las transiciones son menos amargas”, enfatiza. 

Percepción ciudadana 

Según la Agenda Criteria de octubre 2022, la idea de que no solo se demanda autoridad, sino también más autoritarismo viene desde la opinión pública. 

Carolina Dibarrart, cientista político con mención en políticas públicas , investigadora en el Centro de relaciones internacionales de la Universidad del desarrollo y analista en opinión pública y seguimiento legislativo, afirma que una transición amable es inviable.

“La crisis generalizada que se instaura no establece las condiciones para poder evitar altos costos de decisión”  señala y apunta a la necesidad de un liderazgo con carácter.

Y es que no es sólo sobre política, hay un pesimismo reinante en Chile

Las personas sí se sienten menos esperanzadas y podemos ver cómo cambian sus prioridades desde que se comenzó a percibir la crisis, hasta ahora. La principales preocupaciones de los chilenos que aumentaron en relación a los últimos dos meses, según la Agenda Criteria de septiembre del 2022 se encuentran : 

  • Inflación: alza de precios y el aumento de costo de ida
  • Economía: reactivación y creación de empleos
  • Previsión: asegurar una pensión digna a todos los chilenos
  • Trabajo: protección a los derechos de los trabajadores formales e informales

Y es que hay cosas sobre el ánimo del país que se expresan en las organizaciones. La frustración a nivel social se ve también en el trabajo. Qué hacer frente a este escenario: ¡un diagnóstico! “Cuando se producen estos desencuentros más grandes, lo primero es tener un buen diagnóstico y  segundo, generar instancias para que sea compartido. Que se esté de acuerdo en cuáles fueron los errores, y alinearse en cómo cambiar”, explica Valdivieso. 

Después de todo, los errores y dificultades son clave porque el objetivo es no repetirlos.

Se trata de agrupar los grandes acuerdos y consensos para trazar un objetivo inicial y “operar con vistas al bien común, privilegiando el diálogo”, apunta el abogado, Sergio Gamonal.

Desde las organizaciones

Parte de pertenecer a una empresa es definir propósitos compartidos. En la organización puedes elegir si estar o no, si quedarse, sin renunciar. “Puedes no compartir el propósito, cuestionar o ser parte de la solución. Si no hay objetivo común, se puede discutir, poner sobre la mesa”, asegura Cristián. “Parte de los desafíos que tienen las organizaciones es encontrar objetivos compartidos y hacer de los organizacionales un eje de gestión de empuje para que hagan sentido a la empresa”, agrega. 

Para Gamonal, es eso y algunas garantías de seguridad: que las condiciones laborales del trabajador sean óptimas, “tanto en remuneración, como en salud organizacional y condiciones de empleo”.

Carolina plantea que depende de cada sociedad. “Algunas mejoran su rendimiento mediante acuerdos y colaboración a partir de factores como incentivos económicos, mientras que otras carecen de capacidad para dialogar y se encauzan en el trabajo mediante la imposición de reglas, aún si recibe incentivos económicos”, explica.

Aprendizajes

Después de la tormenta queda aprender de los errores. “Siempre una crisis debería generar madurez, pero para ello hay que enfrentarla e intentar soluciones con miras al interés de la sociedad toda, y no en base al interés de los más privilegiados”, comenta el profesor de derecho laboral.

Para Cristian Valdivieso, el panorama es más bien de recesión. Sin embargo, para Dibarrart, actualmente se carece de capacidad de solución en cualquier organismo encargado de formular las políticas públicas.  “Evidencias como la alta desaprobación a los poderes del Estado (incluyendo el desempeño de la convención constituyente entre los plebiscitos) comprometen la viabilidad para concretar propuestas en resultados positivos”.

En definitiva, las organizaciones y las gerencia RH deben tener una escucha más activa hacia sus trabajadores. La incertidumbre, el miedo y la inseguridad convienen con la esperanza, la diversidad e  inclusión y la defensa de derechos sociales con mínimos civilizatorios. El mejor trato, el bienestar y la calidad de vida, la justicia salarial, la cero tolerancia a liderazgos tóxicos es una realidad más allá de la agenda oficial, que no los visibiliza.

¡No ha cambiado nada aún!, pero cambiará todo, igual. ¿Cuál será el rol de RH? ¿Actor relevante, facilitador, muro de contención?

Revisa la Agenda Criteria del último semestre aquí

 

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

40 horas comienza recta final para su aprobación

A pesar de las numerosas indicaciones que tergiversaban el propósito y sentido del proyecto impulsado hace años por Camila...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados