Tendencias de equipos remotos: La sobrevivencia de las empresas dependerá de la calidad de sus equipos virtuales

Conoce las tendencias en equipos remotos y cómo la calidad de los equipos virtuales se ha convertido en un factor determinante para la supervivencia de las empresas. En colaboración con los expertos de re-genera, Gabriela Bernal y Ernesto Neves, exploramos las claves para implementar un trabajo remoto exitoso y profesionalizar los equipos de alto rendimiento en el entorno virtual.

Más leídos

Junto a los expertos en desarrollo organizacional de re-genera*, Gabriela Bernal y Ernesto Neves, abordamos los principales problemas que enfrentan las empresas para implementar uno de los desafíos más habituales del día a día: el trabajo remoto exitoso. Poner fin a la improvisación en el trabajo virtual y junto a ello, volverlo más profesional creando equipos de alto rendimiento que potencien las habilidades en los colaboradores de manera grupal e individual, son las principales tendencias que ambos profesionales proyectan para el corto plazo.

La sobrevivencia es virtual 

Hoy los softwares han demostrado ser altamente eficientes en reforzar el trabajo a distancia, ya sea mediante mail, aplicaciones telefónicas, video conferencias o con las distintas tecnologías que van surgiendo y seguirán apareciendo. Son prácticamente infalibles. 

“Por tanto, es indispensable implementar cambios de estado al interior de las organizaciones -de presencial a virtual o remoto- que aprovechen y se acoplen a las ventajas de la actual tecnología. En esas transformaciones es donde las organizaciones se juegan todo actualmente. Hoy, su sobrevivencia depende de sus equipos virtuales. Y en eso, muchas están retrasadas” comenta Ernesto Neves, especialista en el desarrollo de equipos de trabajo de alto desempeño en entornos a distancia, al proyectar los principales avances que requieren implementar las empresas este 2023.

De la improvisación al profesionalismo

La aparición del Covid-19 -según Gabriela Bernal- provocó que las organizaciones tuvieran que subirse “apuradas al carro del teletrabajo” sin planificación ni conocimiento previo y de esta forma implementaron culturas organizacionales de sobrevivencia y con ello una adaptación rudimentaria a este cambio que terminó siendo una realidad a nivel global.

 “El problema es que muchas de las organizaciones hasta el día de hoy se mantienen trabajando de la misma forma. Es decir, no hay planificación, diseño ni menos una estrategia de cómo implementar de mejor manera el trabajo remoto. Tampoco existe el conocimiento -en la mayoría de ellas- sobre cómo formar equipos virtuales de alto desempeño. Por tanto, carecen de la metodología para convertir esta barrera percibida en una posibilidad de elevar el desempeño organizacional y la satisfacción de los colaboradores”, señala Bernal.

Competencias virtuales

Ambos profesionales comentan que a nivel de industrias algunas empresas han interpretado este desafío como la oportunidad de establecer una ventaja competitiva respecto de la competencia y ya han comenzado a marcar tendencias. Han sido las primeras en profesionalizar los equipos de trabajo virtuales, invirtiendo su desarrollo y comprendiendo el rol fundamental que cumple el líder en esta transición de forma de trabajo. 

Estas organizaciones están apoyando a sus líderes a aprender y practicar en conjunto con sus equipos las habilidades requeridas para aumentar la conectividad, impulsar el compromiso, acelerar el rendimiento en entornos de trabajo virtual.

Observamos cuatro énfasis que estas organizaciones están buscando asentar en el aprendizaje de sus líderes:

 

  1. Apropiación del rol fundamental que tienen en la construcción de equipos virtuales de alto desempeño. 
  2. Enfocarse en remover las barreras que impiden el alineamiento y el compromiso de los equipos remotos para que logren funcionar como un todo cohesionado.
  3. Desarrollar habilidades para cultivar el sentido de pertenencia a través de la comunicación, el relacionamiento y el compromiso compartido con los objetivos de equipo
  4. Implementar acuerdos de trabajo y el desarrollo de claras expectativas de formas de colaboración que permitan trascender las diferencias individuales, el trabajo en distintas zonas horarias y las diferencias culturales 

“Si bien es necesario el desarrollo de nuevas habilidades en líderes y equipos, la principal barrera que observamos para movernos hacia equipos virtuales de alto desempeño es el actual paradigma que establece que ´solo en la presencialidad es posible lograr niveles profundos de integración, confianza, compromiso, colaboración y alineamiento´. Una vez que logramos romper con esa vieja creencia, el equipo se da cuenta de las bondades y posibilidades que nos da la virtualidad ”, reflexiona el psicólogo Ernesto Neves. 

 

A mayor confianza, mayor compromiso 

Según el estudio de Deloitte “Liderazgo de Equipos Virtuales”, “el 70% de los profesionales de negocios esperan que el uso de plataformas de colaboración en línea aumente en el futuro”. Al respecto, comentan que si bien se busca acoplarse a las nuevas formas de tecnología en lo laboral “el problema persistirá, ya que se requiere entrenar a las personas en las habilidades humanas que posibiliten el trabajo en equipo, lo que no será fácil”. Puntualizan que los desafíos irán desde articular las diferentes generaciones de colaboradores y culturas de trabajo, la planificación e implementación de las transformaciones organizacionales, mediciones y el control de resultados.

La experiencia de trabajo virtual más consolidada trae consigo el otro desafío que consiste en crear equipos que sean altamente competitivos y de alto rendimiento, capaces de enfrentar cualquier desafío en forma flexible, basados en la confianza y en las conversaciones generativas, y orientados a una meta y propósito común. “Las empresas mejor posicionadas serán aquellas con colaboradores que tengan las habilidades antes mencionadas. Y, las que primero partan entrenando a sus líderes y colaboradores para ser equipos de alto rendimiento en entornos virtuales de trabajo, son las que llegarán más lejos”, explica la socia de re-genera Gabriela Bernal.  

“El primer paso para moverse al futuro es que las empresas reconozcan que es necesario salir del juego aficionado e invertir decididamente en profesionalizar a sus equipos virtuales para convertirlos en equipos de alto desempeño, proveyendo el acompañamiento y recursos necesarios en esta transición hacia la virtualidad”, concluye Neves. 

*Gabriela Bernal, MBA y Ernesto Neves, MA in organizational psychology, Columbia University. Ambos consultores en liderazgo generativo, Institute for Generative Leadership, EE.UU y socios en re-genera

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ONU Mujeres insta a una acción global para financiar la igualdad de género en el Día Internacional de la Mujer 2024

En la víspera del Día Internacional de la Mujer, ONU Mujeres insta a la comunidad global a tomar medidas...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados