Vivimos una época de transformaciones inéditas en la humanidad Opinión

Echeverría

Para el doctor Echeverría las empresas son la palanca de transformación histórica de nuestra civilización actual. Y sin embargo, enfatiza, hoy viven un anacronismo sin igual como consecuencia de la ola de transformaciones.

En los tiempos de las redes sociales, la reflexión más profunda y la conversación larga son, al parecer, una especie en extinción. RH Management hizo el antiguo rito sagrado de conversar pausadamente y reflexionar sobre el devenir de nuestra sociedad y del rol de las empresas como instituciones hegemónicas y dominantes. El cómplice para consumar este acto de insurrección fue Rafael Echeverría, sociólogo, doctor en filosofía, doctor honoris causa, fundador de Newfield Consulting y uno de los padres del coaching ontológico.

Acá publicamos una parte de esta conversación en un video resumen y algunos párrafos escritos de lo que conversamos. En nuestra próxima publicación de la revista digital podrán leer la versión completa.



Echeverría 1/ EMPRESAS COMO TRANSFORMACIÓN HISTÓRICA: «Y súbitamente las empresas se colocaron como la gran palanca de la transformación histórica, cosa que antes no lo veíamos con esa claridad. Si miramos el pasado, pensamos que claro, eso estaba pasando, pero la percepción era otra. Y con todo, habiéndose producido eso, yo tengo la convicción de que las empresas están enfrentando una crisis de anacronismo muy importante, donde el poder de transformación que ya tienen es infinitamente superior al que ejercen. Y que al ejercerlo lo colocan en la punta de los procesos de transformación. Parte central de lo que nosotros planteamos, de lo que llevo años insistiendo, es que estamos viviendo una época inédita en la humanidad, una época con olas de transformación en todos los ámbitos: conocimientos, competencias, sensibilidades, relaciones».

Echeverría 2/ CRISIS COMPLETA: «Creo que hace falta entender que es el sistema social global en el que estamos el que está enfermo. Los sistemas se cambian a partir de individuos, entidades particulares. Pero falta la comprensión de que el fenómeno tiene una dimensión que tiene que ver no solo con lo que hago, sino que con algo que estoy preso y que te sitúa en una cultura, en una estructura, con una dinámica particular de convivencia, que está en una crisis completa».

Echeverría 3/ POLÍTICA Y NUEVAS FORMAS DE CONVIVIR «Acá las instituciones más vulnerables, menos adecuadas a la modernidad, son las que están atravesando la crisis. Sin embargo, nos va a pescar a todos. Debemos entender eso. Hay que avanzar hacia una forma de convivencia distinta, de un sistema que la habilite. Los espacios para hacer cambios van a ser siempre restrictivos. Y eso me hace confiar a mí en la política. Me parece que a nivel de la política hay una responsabilidad central para crear espacios que preserven lo que tú planteas: quienes quieran asumir un camino que corrija lo que la empresa hegemónica y predominante, por ejemplo, está haciendo. Sin embargo, se requiere de un marco cultural y político que me parece indispensable».

Echeverría 4/ VERTICALIDAD: «Una de las cosas que está la crisis es la verticalidad, el mando de control que se ejerce desde arriba. Debe surgir un tipo de organización donde la capacidad de escucha mutua sea elemento central de lo que se hace. Para nosotros el tema de la escucha es el tema central de la propuesta. Y una de las cosas que decimos del escucha es que en definitiva se logra su sentido más pleno cuando yo me abro a que la palabra del otro me haga lo que yo veía y me llevé actuar de forma que no podía. ¡Reconozca y permita que se exprese el poder transformador de que la palabra tiene!… Ese es el tipo de organización que hace falta. En nuestro trabajo nosotros hacemos, por ejemplo, los equipos de alto desempeño. Este es el tema central. Los equipos de alto desempeño hoy en día son equipos fundamentalmente de horizontalidad y su secreto es tener la capacidad de escucha mutua».