Los desafíos del mundo del trabajo en Chile Podcast

portada full

En un podcast organizado por RH Management, en el coworking Spaces, ex autoridades del ministerio del Trabajo y el presidente de Asotic dan cuenta de sus visiones críticas para el mundo del trabajo y los proyectos laborales del gobierno de Sebastián Piñera.



El tráfago mediático y la agenda del gobierno nos ponen de cabeza a discutir y reflexionar hoy sobre flexibilidad laboral. Y así vemos como una buena idea se diluye en los recovecos de los malos diseños, los diagnósticos sesgados y la simple miopía. Los trabajadores más vulnerables y precarizados seguirán esperando.

En este contexto país, RH Management organizó un podcast conversatorio con la las ex autoridades del ministerio del Trabajo para hablar del futuro del mundo laboral y del fondo y forma del abordaje de las reformas que impulsa la segunda versión del gobierno de Sebastián Piñera.

En el coworking Spaces, ubicado en el Bosque Norte en Santiago, hablamos con Alejandra Krauss, ex ministra del Trabajo; Pedro Goic, ex director del Sence, ambos del gobierno de Michelle Bachelet, y Michel Faure, presidente de Asociación de Otic, Asotic.

Acá algunas ideas planteadas por nuestros invitados:

Alejandra Krauss, ex ministra del Trabajo.

AUTOMATIZACIÓN: «Sin duda que los fenómenos de automatización son una realidad. El país, el mercado del trabajo se va a ver expuesto a esos cambios que en el mundo ya se está viviendo y que aquí también. El temor a que la automatización sea una realidad, no puede ser el punto que no nos permita abordar otros desafíos que el mercado del trabajo en Chile y en el mundo deben enfrentar»…

TRABAJO DECENTE: «No podemos abandonar el compromiso que tenemos sobre el trabajo decente. El trabajo decente nos obliga a que cualquier legislación, programa o política corporativa nos obligue a asumir de que el trabajador debe tener una remuneración digna para él y su familia»…

FLEXIBILIDAD: «Si hablamos de flexibilidad, incorporemos también otros elementos que son absolutamente esenciales colocando a las personas en el centro. Eso nos dice la OIT. El desafío para enfrentar los desafíos tecnológicos que el mercado del trabajo nos va a demandar, se requiere asumir, pero colocando los trabajadores al centro»…

MUJER Y TRABAJO: «Yo creo que el debate no es sólo la automatización o abordar la pérdida de empleos y el miedo y la falta de certezas que ello significa; además de colocar la flexibilidad como la gran respuesta. También tenemos que pensar la incorporación y participación de la mujer en el mundo del trabajo. Tenemos tasas de participación bajo el 50% y eso para muchos hogares es vivir al borde de la pobreza»…

TECNOCRACIA: «A propósito del diálogo, cuando se constituyen las mesas técnicas para que hagan propuestas sobre esta materia, sobre las reformas que debieran introducirse en materia laboral, resulta que solo convocan a expertos. Y los trabajadores quedaron fuera y hubo que establecer otra mesa. Como gobierno uno debe impulsar el acercamiento entre el empleador y trabajador. Ellos son la fuente de la riqueza, uno y otro. Unos y otros se necesitan. Se están perdiendo esas oportunidades»…

TRANSFORMAR EL SENCE: «Se requería un fortalecimiento del Sence, como lo han señalado diferentes organismos y comisiones que se han establecido, e incluso informes de la OCDE hablaban de un fortalecimiento. Este servicio público debía transformarse y que se le diera una musculatura que cumpliera su objetivo final colocando como política pública a los trabajadores en el centro. Nosotros como gobierno, como Estado, debemos hacernos cargo de las debilidades que en los procesos de formación, de educación, hemos tenido en nuestro país. Por eso que a esta mirada «financiera» no puedo adherir 100%. Estamos enfrentando otros desafíos que no se resuelven a través de un copago, que también lo impulsan en el proyecto de sala cuna. El copago empieza a ser como un instrumento para darle salida a proyectos que suponen mayores costos»…

COPAGO: «Cuando se le coloca al trabajador este copago, si ese trabajador no puede acceder a él, porque sus ingresos no se lo permiten, ni tampoco su empleador, porque hay muchos tipos de empleadores y muchos tipos de empresas, van a volverse a capacitar quienes tienen más. Eso a mí me preocupa por el tipo de sociedad, el tipo de mercado laboral que estamos impulsando. Debemos ser cuidadosos. Hay letra chica, hay otros impactos, y estamos pretendiendo que los trabajadores financien un costo al cual jamás debieron haberlo hecho»…

Pedro Goic, ex director nacional del Sence

DISRUPCIÓN TECNOLÓGICA: «Hay otras tareas que se van a realizar y eso hay que identificarlo. Sobre todo hay que pararse en la lógica del empleo decente, del diálogo tripartito, identificar adecuadamente en un espacio de confianza, que es lo que más le falta a este país, entre empleadores, trabajadores y el Estado, de cuáles son las competencias relevantes para el futuro»….

TRABAJADORES MENOS CALIFICADOS: «La mirada es: entre todos ver cuáles son las competencias, no inmovilizarnos sino buscar las alternativas. Esa es la invitación que ha hecho OIT, Interfol, que vienen trabajando esto al alero de la OIT. Ver cómo incorporamos en aquellas personas con menores niveles de cualificación, estas competencias para que puedan subirse al carro de la tecnología, de la innovación, del cambio que se nos viene»…

PRODUCTIVIDAD: «Alrededor de unas 300 personas reclamaban porque los cursos que tenían que ver con las habilidades blandas, transversales, habilidades para la empleabilidad, habían sido congeladas. Son esas las habilidades que un trabajador adquiere, sobre todo trabajadores que ya venían con una mala formación inicial en la etapa escolar y que se las pueden llevar a otra empresa. El aprender a usar la máquina B-330 que tiene una sola empresa en Chile, efectivamente es capacitación para la empresa. Esa capacitación debería pagarla completamente la empresa, no debería haber ni copago. Eso es productividad para la empresa pura y dura»…

HABILIDADES TRANSVERSALES: «Todo lo que tiene que ver con las habilidades transversales, con las nuevas competencias, con recuperar habilidad básicas que en muchos casos se han perdido, como las matemáticas, lecto-escritura, etc. Ahí tenemos que hacer un esfuerzo adicional. Si uno ve los datos de inversión en capacitación en nuestro país, es la cuarta parte de lo que invierte Estados Unidos. Estamos lejos»…

PROYECTO POBRE: «Por qué no decir que el Consejo Superior Laboral también es la gobernanza de nuestro sistema de capacitación y ahí se discuten esos temas que hablábamos al principio. Cuáles son las nuevas competencias, cómo las vamos a enfrentar, cómo financiamos un Programa Nacional de Capacitación. Esas cosas no se ven en el proyecto. Se reduce a un par de ajustes. Para mí es bien insólito dejar en una ley establecido el detalle de las multas. Lo que uno establece en las leyes son marcos genéricos y después se están ajustando vía reglamento. Sino tenemos que estar cambiando las leyes a cada rato»…

RH AUSENTE: «También es el momento en que también miremos hacia dentro de la empresa y los encargados de capacitación, de recursos humanos, los gestores de las empresas digan: «Esto sí es relevante para nosotros, queremos estar en la discusión»…

ATOMIZACIÓN: «Una vez más se atomiza una discusión que es común. Los perfiles nos tienen que indicar para dónde va la capacitación, estar adecuadamente alineado y además generar mecanismos que permitan ir actualizando rápidamente esa información. También hay un llamado a la empresa. Hay un riesgo de que se acabe la franquicia tributaria de capacitación. Esta es una herramienta que ha permitido actualizar a trabajadores para que se mantengan en su puesto de trabajo, para que mejoren los ingresos, esa es la lógica.

FALENCIA HISTÓRICA: «El mundo de los recursos humanos también debe hacerse responsable del mejor uso de estos instrumentos. Ahí ha habido una falencia histórica. Hace falta que el tema de los recursos humanos, de las personas, del capital humano, sea lo central en la gestión de una empresa. Si no caeremos en las caricaturas de que «como no hay cuenta para capacitación, entonces nadie se preocupa»…

Michel Faure, presidente Asotic

DUALIDAD: «Tenemos una dualidad, una bipolaridad que suele tener Chile. Primero el desafío del cambio industrial. Una revolución que a diferencia de la anterior, no vamos a tener a los trabajadores pasando de la fábrica a los servicios, sino que desde los servicios se pasará a una nueva manera de prestar esos servicios. Eso tiene un desafío del punto de vista del conocimiento de las habilidades claves. Todos los estudios de Stanford, del MIT, de la Escuela de Negocios de Harvard dicen que el 82% del éxito de un trabajador está determinado por las habilidades blandas, las competencias clave como lo llama la OIT. No de la competencia técnica o la habilidad específica que probablemente es de un capital intelectual que se apropia la empresa»…

APROPIACIÓN: «La gran diferencia con las habilidades blandas es que el trabajador se las puede apropiar. Se las va a llevar donde esté. El cambio tecnológico hace los servicios se transformen y eso tiene un riesgo importante en nuestro país, por sus condiciones. Muchas veces uno escucha a las autoridades de este gobierno hablar de los grandes cambios tecnológicos y colocan muchos ejemplos bastante altisonantes»…

SÓLO CUARTO MEDIO: «Pareciera que se les olvida que hay 5 millones de trabajadores en Chile que no tienen cuarto medio. Hablamos de la transformación digital, del conocimiento 4.0. Pero se nos olvida que un chofer de bus no tiene previsión, no tiene salud. Estamos precarizando este trabajo. Veo que hay un tremendo desafío tecnológico y que nos tendremos que subir rápidamente por ser una economía de servicios, como es la chilena»…

POLITICA PÚBLICA: «La pregunta es cómo hacemos que las señales de política pública, de compromiso de la clase empresarial a través de los gremios, tomen este desafío e incorporen esta nueva forma de prestar el servicio, de hacer el trabajo con una responsabilidad social que hoy, pareciera no estar tan presente»…

TRABAJADORES POR CLASE: «Los trabajadores en Chile no son los que el gobierno ve. Esta ley lo que va a hacer, es que el esfuerzo de capacitación se va a concentrar en las personas que más ganan. Que son las que tienen estudios superiores. Técnicos o superiores finalizados. El 74% de la franquicia tributaria de capacitación, se gasta en trabajadores que tienen escasamente cuarto medio»…

EL RIESGO DE CAPACITAR: «El nivel de riesgo asociado a la inversión en capital humano, hace que la cantidad de desincentivos que hay, haga pensar que esta ley está hecha para destruir el Sistema nacional de Capacitación y lejos de crear 15 mil empleos. Vamos a perder cerca de 16 o 17 mil trabajadores de la Industria que hacen capacitación. No es que haya letra chica, aquí no hay racionalidad en este proyecto de ley»…

 

Dejar un comentario