Ley de modernización del Sence: ¿Otra oportunidad pérdida? Podcast

Podcast Krauss

«Esta ley surge como respuesta a algo que jamás se debió haber dado. Que es politizar y además ideologizar el debate sobre el fortalecimiento que requería la capacitación en nuestro país», Alejandra Krauss, ex ministra del Trabajo.


«El proyecto ya está en la Cámara, en la comisión de Hacienda, un elemento clave es que el proyecto pase por donde tenga que pasar. Tiene que pasar por la comisión de Trabajo, no me cabe en la cabeza que no sea así», Pedro Goic, ex director nacional del Sence.


«Pareciera que una parte importante de los costos de la reforma tributaria, la van a pagar los trabajadores, que no van a tener más capacitación», Michel Faure, presidente Asotic.


La capacitación es sin duda el área más relevante para el desarrollo de las personas y las empresas. ¡Es la piedra angular! Todos los que trabajan en gestión de personas no dudan en afirmar que el sistema de capacitación chileno necesita mejoras y cambios sustanciales. Por esta razón, un cambio de esta envergadura requería de mucho diálogo, de consensos amplios y una participación intensiva de los principales actores involucrados.

Nada de eso sucedió en la tramitación del proyecto de ley que moderniza el Sence presentada por el gobierno de Sebastián Piñera. Sus críticos apuntan a un proyecto mal hecho, con letra chica y que afectará enormemente el desarrollo de los trabajadores y trabajadoras con trabajos más precarios y sueldos bajos.

También, las voces que no se escuchan en la prensa tradicional hablan de que las platas que mueve la franquicia tributaria de capacitación de los trabajadores irá a financiar la reforma tributaria. La sospecha se instala cuando este proyecto en vez de entrar por la comisión del Trabajo, que sería lo natural, entra por la comisión de Hacienda.

Más turbio se torna el panorama con la denuncia que hizo el miércoles 21 de mayo El Mostrador: «Acusan a ex asesor de Monckeberg de hacer una reforma al Sence a la medida de la Cámara Chilena de la Construcción«.

RH Management organizó un podcast, en el coworking Spaces ubicado en el Bosque Norte en Santiago, con las últimas autoridades del ministerio del Trabajo del gobierno de Michelle Bachelet, su ministra, Alejandra Krauss y su director nacional del Sence, Pedro Goic. Los acompañó, además, Michel Faure, presidente de la Asociación de Otic, Asotic.

En esta nota publicamos sólo las reflexiones atingentes al proyecto de modernización del Sence. Próxima edición irá el podcast completo.

Según los entrevistados hay desazón y preocupación por el proyecto de ley sobre capacitación. Primero se cuestiona que los actores relevantes de la industria no fueran consultados y no participaran en su discusión. Segundo hay extrañeza que el proyecto ingrese por la comisión de hacienda, y no por la del trabajo, que sería lo natural.

También se cuestiona el carácter financiero. Michel Faure, presidente de Asotic, asegura que al parecer este proyecto busca terminar la franquicia tributaria para darle recursos y fondos a la reforma tributaria que no recaudaría la suficiente según todos los entendidos. La figura del copago que deberían pagar los trabajadores es duramente cuestionada por todos y recalcan que discriminará según el nivel de sueldos, perjudicando a la fuerza laboral que gana menos.


Krauss

Acá algunas ideas planteadas por nuestros invitados:

Alejandra Krauss, ex ministra del trabajo del Gobierno de Michelle Bachelet:

«Esta ley surge como respuesta a algo que jamás se debió haber dado. Que es politizar y además ideologizar el debate sobre el fortalecimiento que requería la capacitación en nuestro país».

«Nosotros como gobierno, como Estado, debemos hacernos cargo de las debilidades que en los procesos de formación, de educación, hemos tenido en nuestro país. Por eso que a esta mirada financiera no puedo adherir 100%. Estamos enfrentando otros desafíos que no se resuelven a través de un copago, que también lo impulsan en el proyecto de sala cuna. El copago empieza a ser como un instrumento para darle salida a proyectos que suponen mayores costos».

«Cuando se le coloca al trabajador este copago, si ese trabajador no puede acceder a él, porque sus ingresos no se lo permiten, ni tampoco su empleador, porque hay muchos tipos de empleadores y muchos tipos de empresa, van a volverse a capacitar quienes tienen más. Eso a mí me preocupa por el tipo de sociedad, el tipo de mercado laboral que estamos impulsando. Debemos ser cuidadosos. Hay letra chica, hay otros impactos y estamos pretendiendo que los trabajadores terminen pagando un costo el cual jamás debieron haberlo hecho».

«Fortalecer el diálogo político. El proyecto de ley se encuentra radicado en el Parlamento. Este diálogo tiene que ser con las organizaciones, con quienes saben. Describir todas las observaciones que surgen del proyecto de ley en la realidad. Abordar el fortalecimiento del sistema de capacitación, no pueden no estar los actores relevantes, los que ejecutan el trabajo».

«Mi visión no va a ser muy compartida con el ministro Monckeberg, y es natural, tenemos visiones de la sociedad y cómo debe crecer el Chile a que aspiramos, pero tanto él como yo, queremos que los trabajadores en este país, se paren con dignidad y con la certeza de que tienen todos los instrumentos para poder sobrevivir, mantener una familia, desarrollarse y tener una carrera dentro de su trayectoria laboral, que les permita ir superando los nuevos desafíos».


Pedro Goic, ex director nacional del Sence:

«El aprender a usar la máquina B-330 que tiene una sola empresa en Chile, efectivamente es capacitación para la empresa. Esa capacitación debería pagarla completamente la empresa, no debería haber ni copago. Eso es productividad para la empresa pura y dura».

«Todo lo que tiene que ver con las habilidades transversales, con las nuevas competencias, con recuperar habilidades básicas que en muchos casos se han perdido, como las matemáticas, lecto-escritura, etc. Ahí tenemos que hacer un esfuerzo adicional. Si uno ve los datos de inversión en capacitación en nuestro país, es la cuarta parte de lo que invierte Estados Unidos. Estamos lejos».

«Lamento que el gobierno una vez más haya perdido la oportunidad. Había que desarrollar una nueva ley de Sence. Una ley que consagre el tripartismo, una nueva gobernanza del sistema. La ley establece que exista un Consejo Nacional de Capacitación. Creo que se juntó una vez en la historia. Estaba el Ministro de Hacienda, el Vicepresidente de Corfo».

«Por qué no decir que el Consejo Superior Laboral también es la gobernanza de nuestro sistema de capacitación y ahí se discuten esos temas que hablábamos al principio. Cuáles son las nuevas competencias, cómo las vamos a enfrentar, cómo financiamos un Programa Nacional de Capacitación».

«Esas cosas no se ven en el proyecto. Se reduce a un par de ajustes. Para mí es bien insólito dejar en una ley establecido el detalle de las multas. Lo que uno establece en las leyes son marcos genéricos y después se están ajustando vía reglamento. Sino tenemos que estar cambiando las leyes a cada rato».

«Soy partidario de decir que cada capacitación que no esté aprobada, supervisada y comprometida a un resultado con el Comité, no se ejecuta».

«Hay que incorporar elementos de diálogo social a través de la empresa, de diálogo tripartito, de confianza entre los distintos actores. A mí me da pena escuchar a dirigentes de grandes gremios empresariales, decir que les parece bien el copago porque por fin van a empezar a preocuparse de la capacitación».

«Los empresarios que ponen su capital no están preocupados sobre las materias en que están preparando a sus trabajadores, y sacarle el máximo rendimiento a ese capital. No están midiendo la productividad de lo que hacen sus trabajadores en horario de trabajo que ellos destinan a la capacitación. Son esas las preguntas que debimos habernos hecho, y que todavía estamos a tiempo de hacer».

«Ojalá que las comisiones de Hacienda y Trabajo exijan que estos proyectos pasen por sus manos e invite a participar a todos los actores que no han participado. Tenemos que construir un nuevo sistema de capacitación, que sea de verdad flexible y se adecúe a los tiempos. Esto no pasa por un análisis de «si yo pongo costos acá, otro se va a preocupar de que la cosas se hagan bien».

«Otro cálculo que se hacía, era que con esta sola intervención en la franquicia tributaria, se generaban 14.400 nuevos empleos. Si uno interviene un instrumento de capacitación y esto de por sí genera nuevo empleo, bueno, dediquémonos a financiar más instrumentos de capacitación. Que yo sepa los puestos de trabajo se generan a través de una política industrial, de grandes acuerdos país para desarrollar sectores. Ahí entra la capacitación como herramienta para ponerla en competencia. Pero la capacitación por sí sola, no genera nuevos empleos, salvo que se hagan grandes programas para que tengamos más capacitadores».

«El proyecto ya está en la Cámara, en la comisión de Hacienda, un elemento clave es que el proyecto pase por donde tenga que pasar. Tiene que pasar por la comisión de Trabajo, no me cabe en la cabeza que no sea así. Probablemente también debería pasar por Economía y por Educación. Justamente por la visión de la integralidad del sistema. En este proyecto no se hace referencia al Sistema Nacional de Evaluación y Certificación de Competencias Laborales».

«Una vez más se atomiza una discusión que es común. Los perfiles nos tienen que indicar para dónde va la capacitación, estar adecuadamente alineado y además generar mecanismos que permitan ir actualizando rápidamente esa información. También hay un llamado a la empresa. Hay un riesgo de que se acabe la franquicia tributaria de capacitación. Esta es una herramienta que ha permitido actualizar a trabajadores para que se mantengan en su puesto de trabajo, para que mejoren los ingresos, esa es la lógica».


Michel Faure, presidente de Asotic:

«Había una cultura de lo público y privado, que era construir un país mejor para todos. Hay que reconocer ese esfuerzo que se hizo en el gobierno de Bachelet, porque hoy día se extraña. Inclusive nosotros como gremios, no tuvimos esta necesaria y sana conversación».

«Se echa de menos esta participación del diálogo con los trabajadores, que está expresado en la ley del Sence, que es la participación de los trabajadores en el comité bipartito, es un pérdida que viene con esta modificación, porque no da nuevos espacios al diálogo social con los trabajadores».

«Tampoco se le dio el espacio a los empresarios o empleadores, nos llenamos de expertos que opinan desde afuera pero sin haber participado de una industria. Esto concluye con proyecto, a mí juicio, muy malo. Si uno lee el mensaje, no da cuenta de las modificaciones que realmente propone».

«Pareciera que muchas cosas que estaban en el reglamento, en el Decreto Supremo 98 y en el Especial 122, fueron trasladadas a rango de ley y eso se nos quiere presentar como una gran modernización. Nos perdimos la oportunidad de transformar al Sence en una nueva institución, que tuviera mayor músculo para dar un gobierno distinto al sistema público-privado que funciona, que es reconocido en otras partes del mundo».

«Esta modernización no es real, porque no moderniza el Sence, nosotros propusimos que funcionara como el «Sernac de la capacitación».

«Un agente real que certifique, vincule, promueva elementos de calidad en la industria y no un órgano tan operativo como lo es hoy. Pasamos a una visión absolutamente financiera del sistema, donde se pretende una mejora a través de agregarle un copago al trabajador».

«Eso va a castigar muchísimo. Porque el empresario no va a poder capacitar, o va a tener que imponer un costo adicional para capacitar. Roberto Fantuzzi hablaba de un 25% de impuesto para capacitar. Eso parece algo muy potente».

«Por otro lado, no es menor la señal política. Que este proyecto haya entrado por la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados y no por la de Trabajo, que es como tradicionalmente se hacía. Ese es lugar donde reside la preocupación de los trabajadores».

«Eso a una persona como yo, que no está cercano a los temas políticos, me indica que hay una preocupación por el lado de la recaudación fiscal y no por la capacitación de los trabajadores. Tenemos que responder a los desafíos de los trabajadores chilenos, cómo nos actualizamos, cómo nos subimos al carro tecnológico, cómo satisfacemos esta demanda específica que tenemos para las diferentes industrias».

«Pareciera que una parte importante de los costos de la reforma tributaria, la van a pagar los trabajadores, que no van a tener más capacitación.»

«Uno lee esta ley y no cuadra por ninguna parte. Por ejemplo, a manera pedagógica, se trata de establecer el copago como un indicador que indexa calidad a la industria. Nosotros trabajamos con los bancos, que ya tienen copago. Por la renta de los trabajadores, las industrias que tienen más sueldo, pagan un copago».

«Son exactamente lo mismos cursos para esa industria, que para la del retail. El copago no establece OTEC distintas, los organismos ejecutadores, son los mismos cursos. Es decir, el copago no establece que hayan cursos de capacitación distinta entre las industrias. Si yo mando a un trabajador de Proforma, a un curso de Excel, va a ir si es que gana 300 mil pesos o un millón 500 mil pesos, de otra empresa, esos señores van a ir al mismo curso, a la misma sala».

«Partiendo de ese problema, es imposible que tengamos una buena ley porque no resuelve el problema de fondo. Por otro lado, si pensamos que los trabajadores ya tienen una carga importante. El 50% de los trabajadores gana en promedio, 380 mil pesos. Y el 70% de la fuerza laboral en Chile, gana menos de 550 mil pesos. Además colocarle una dificultad mayor a capacitar, es un absurdo».

«Los trabajadores en Chile no son los que el gobierno ve. Esta ley lo que va a hacer, es que el esfuerzo de capacitación se va a concentrar en las personas que más ganan. Que son las que tienen estudios superiores. Técnicos o superiores finalizados. El 74% de la franquicia tributaria de capacitación se gasta en trabajadores que tienen escasamente cuarto medio».

«Un trabajador que ya está capacitado, que se financia con la franquicia tributaria, no podemos mandarlo 120 horas porque tiene que seguir trabajando. Hay muchas opiniones que confunden a la opinión pública. Todos estamos de acuerdo que esta industria que hay que modernizarla, en el diagnóstico estamos todos de acuerdo que hay que mejorar».

«Esta oportunidad de mejora la desperdiciaron. Te invito a pensar en un pequeño y mediano empresario. Ese señor, primero tiene que vencer el arraigo cultural que tenemos de que lamentablemente, muchos empresarios piensan de que si yo capacito a un trabajador, él se va a ir de mi empresa. Supongamos que ya venció ese miedo. Su trabajador va a capacitarse. El empresario puede financiar 5 meses de costo financiero, porque aporta en diciembre y recupera en abril. Eso se pierde con la nueva modificación, porque se pierde la cuenta de excedentes. Ahora tiene que financiar una capacitación en marzo y recuperarla en abril del año siguiente. 15 meses después».

«Ese señor tiene que tomar la decisión de si capacito a un trabajador y recupero a 15 meses o pago las imposiciones, el capital de trabajo. De nuevo se complica. Además, va a tener que hacer un esfuerzo presupuestario propio. Además, se tiene que acreditar, curso a curso, gasto a gasto. A través del Sence y el SII. Si el empresario se manda una «embarrada» con el curso, por capacitar a un trabajador, voy a tener encima a SII».

«Además de todo eso, hay un artículo de modificación de la ley en la que arriesgo presidio en grado menor. Si alguien todavía quiere mandar a capacitar a sus trabajadores, es porque no ha evaluado bien la situación. El nivel de riesgo asociado a la inversión en capital humano, hace que la cantidad de desincentivos que hay, haga pensar que esta ley está hecha para destruir el Sistema Nacional de Capacitación y lejos de crear 15 mil empleos».

«Vamos a perder cerca de 16 o 17 mil trabajadores de la Industria que hacen capacitación. No es que haya letra chica, aquí no hay racionalidad en este proyecto de ley».


La conversación completa (conversación SENCE) a continuación: