El rol de los emprendedores y empresarios Opinión

marco

Por Mario Araya, fundador de Kibernum, emprendedor y director Endeavor.


Chile ha vivido semanas complejas desde que comenzó el estallido social, y desde el mundo emprendedor, he visto las difíciles jornadas que han tenido que enfrentar las pymes, que han debido asumir grandes pérdidas y están todos los días buscando la mejor estrategia para seguir adelante.

Las movilizaciones pusieron sobre la mesa muchos temas en los que desde el emprendimiento y las empresas podemos hacer grandes aportes. Por ejemplo, somos nosotros, los que construimos empresas, los responsables de generar empleos de calidad y buenas fuentes de trabajo para millones de personas. No podemos desviarnos de ese foco, porque es fundamental para avanzar en los cambios que Chile necesita. Las personas son lo primero.

Nuestra misión como emprendedores y empresarios es entender que la empresa también es un actor social y por eso las personas deben estar al centro. Debemos ser capaces de contribuir a disminuir las brechas y la inequidad que vive nuestro país, preocupándonos no sólo de lo económico, sino fundamentalmente de lo humano. Es hora de que todos nos comprometamos con el cambio.

Quienes podamos, debemos impulsar un sueldo mínimo ético independiente de lo que definan las leyes y promover estándares de vida que aseguren a las personas tener todas sus necesidades básicas cubiertas. Un buen comienzo es fijar, por ejemplo, un sueldo mínimo de UF22 mensuales y dar beneficios que estén por sobre los estándares exigidos.

Hoy nos toca abandonar nuestros miedos, nuestras trincheras y ponernos al servicio del país para trabajar en busca de consensos que nos beneficien a todos.

Este mes de movilizaciones nos ha dado espacio para generar un diagnóstico centrando nuestras energías en reflexionar sobre aquello que nos divide como país. Ahora, tanto políticos como ciudadanos, empresarios y trabajadores, tenemos que actuar. Debemos buscar puntos de encuentro, demostrar voluntad, empatía, mirarnos los unos a los otros, si tenemos el poder o la opción, impulsar nuevas medidas que vayan en la línea de lo que exige este movimiento social.