«El futuro del trabajo es el presente» Entrevista, Video

Portada Aldo Sepúlveda Manpowergroup

«El cambio cultural que necesitan las empresas en torno a la digitalización no debe partir desde recursos humanos, sino desde el CEO. A veces se mira mucho a recursos humanos, atribuyendo el tema a algo cultural. Sí, lo es, pero si el CEO de la compañía no está en la misma línea, es difícil que recursos humanos pueda hacer algo».

Aldo Sepúlveda, es el flamante nuevo director comercial de ManpowerGroup Chile. Tiene 17 años de experiencia en el mercado local y regional de recursos humanos. Sabe mucho de tendencias en el mundo del trabajo y está atento a los grandes cambios que la disrupción tecnológica nos depara. Acá alguna de sus ideas.

Ver video entrevista:



Plantea que el trabajo del futuro ya llegó. «Hoy puedes ir a un supermercado y te puedes atender solo con los cajeros automáticos». Asegura, por ejemplo, que hace 10 años atrás nadie conocía a los community manager y en la actualidad es un puesto muy común; «todas las empresas lo tienen».

Asimismo, afirma que el mercado chileno está muy avanzando y maduro para los desafíos de la digitalización y la automatización. «Las empresas que avanzan en automatización son las que están generando más empleo. Nosotros como actor relevante en el mundo de la empleabilidad, nuestros principales clientes son empresas tecnológicas. Nuestros clientes son los que están a la vanguardia en tecnología, y nos siguen demandando muchas personas. Tenemos que buscar el talento, el acompañar a la gente en buscar nuevos caminos, nuevos desafíos, tener un aprendizaje constante. Ese es el pasaporte para estar en las empresas con estos cambios constantes que tiene el mercado no solo laboral, sino que toda la industria».

En esa línea, ¿cómo ha sido el tránsito de ManpowerGroup a nivel global, y en Chile en local, en otras empresas que no estén ligadas a la tecnología?

El primer pilar de ManpowerGroup no solo es ir a buscar nuevos trabajadores, sino ayudar a la organización a desarrollar lo que hoy tienen. Hemos desarrollado herramientas tecnológicas como Power You, que tiene más de 4 mil cursos online para que los trabajadores desarrollen sus habilidades. Dejemos de hablar de habilidades blandas, son habilidades humanas.

Ese es el centro de nuestro trabajo. Lo que hemos querido es saber si las personas tienen las capacidades para un aprendizaje constante. Ver cuáles son las competencias o habilidades humanas que más se requieren según la industria y los cargos específicos. Nosotros acompañamos el desarrollo de estas habilidades.

En ese desarrollo tenemos una segunda labor: ir a buscar talento. Esto hay que buscarlo cuidadosamente sabiendo dónde encontrar las mejores fuentes de reclutamiento y perfiles de postulante.

Me imagino que existe una sofisticación de los servicios. El cambio de siglo ha implicado sofisticar los servicios. ¿Cómo enfrentan esta dinámica a tan largo plazo?

Nos hemos preparado para muchas cosas. Para nosotros la gente sobre 50 años tiene un potencial. Son trabajadores exitosos cuando los ponemos a disposición de nuestros clientes. También nos hemos preocupado de los «Nines». Gente que ni estudia ni trabaja, jóvenes.

Hoy Latinoamérica tiene un bono demográfico muy potente con relación a Europa. Las empresas europeas y americanas miran a nuestro continente como el proveedor de talento a nivel mundial. Eso nosotros lo hemos visto con anticipación y hemos podido desarrollar a estar personas.

Hemos sido fuertes en diversidad e inclusión. ¡Estamos a la vanguardia! El gobierno tuvo que hacer una ley para eso. Qué pena que haya que hacer una ley para que las empresas puedan tener gente con diversidad e inclusión. Nosotros lo veníamos haciendo hace muchos años. ManpowerGroup es una de las 50 empresas de Great Place to Work de LGBTQI a nivel mundial.

Estamos en el camino correcto y en los diferentes mercados que se mueve la industria de recursos humanos. Millennials, centennials, nine, gente que hay que desarrollar, que va cambiando de posición, personas sobre 50 años. Eso nos ha ayudado a posicionarnos como un gestor de talento y ser la empresa más admirada y respetada de la industria.

Tienes 17 años de experiencia en el mercado del outsourcing. ¿Crees que este mercado tiene la madurez suficiente para enfrentar los nuevos desafíos?

Sin lugar a dudas, Chile marca una tendencia sobre los países vecinos. Somos un mercado bastante maduro, tecnológico, con bastante iniciativa y con resguardo de las leyes sociales y la seguridad a los trabajadores. No obstante, en Chile seguimos teniendo una tasa de penetración del trabajo temporal bastante más bajo en relación a mercados más maduros.

Vamos por buen camino. Se ha ido resguardando a los trabajadores. Hay proyectos de ley muy interesantes. Pero también la gente se nubla, por ejemplo con el teletrabajo. Hoy cuántos de nosotros no estamos con el celular, respondiendo mails, mandando archivos desde cualquier parte sin estar en la oficina. Eso es un teletrabajo. En ese sentido, estamos a la vanguardia en la mejora y «evangelizando» una cultura profesional de lo que es el trabajo temporal, el outsourcing. Las empresas lo demandan bastante. Las empresas buscan un partner que los acompañe, que desarrolle a sus colaboradores, sin sacarlos necesariamente; desarrollarlos. Hemos generado puentes, reubicar a la gente, enseñarles cómo hay que trabajar en el constante aprendizaje para moldear una integración entre lo humano y lo robótico.

¿Qué tipo de experiencia te gustaría compartir de un outsourcing asentado en una cultura empresarial?

Francia tiene un modelo bastante importante en cuanto a servicios transitorios, outsourcing o todo lo que tenga que ver con RPO y servicios externos. Manpower Group es el número uno en Francia y debe ser el mercado más competitivo en servicios de recursos humanos. Estamos en una buena posición para ir imitando las buenas prácticas que tengan estos mercados desarrollados.

¿Qué buenas prácticas nos puedes compartir?

Es la mezcla perfecta entre la sindicalización, que está muy bien, y lo que es la flexibilidad laboral, sin precarizar el trabajo. Francia hace eso de manera espectacular. Lo que se destaca es la flexibilidad laboral en horario, en trabajo temporal por especialización.

Líneas como Medical son el ejemplo. ManpowerGroup en Francia contrata desde un médico que está haciendo una cirugía y cobra por hora, hasta el arsenalero. Eso habla que el outsourcing se puede dar en cualquier tipo de profesión.

Eso no quiero decir que el outsourcing solamente sea para escalones más bajos. Muy por el contrario, el caso de Francia habla de lo que significa que el professional staffing está inmerso en el trabajo temporal.

Tocaste un punto muy importante. Pareciera que se ve el empleo outsourcing sólo a nivel de operarios, como empleos de poco valor. Esa idea está un instalada. ¿Acá en Chile no hay cultura para reemplazar a profesiones más complejas?

ManpowerGroup en el ámbito del empleo transitorio, tiene un 150% por sobre lo que es el ingreso mínimo. Eso habla de una tendencia de las empresas con las que trabajamos entienden que una forma de contratar no implica pagar menos. Si bien en Chile no hay una revolución de equal-pay como en Europa, sin duda nuestros clientes en los mercados formales y empresas formales, reconocen que no por tener un trabajo transitorio o en un outsourcing, tienen que ganar menos.

Me he topado en estos 17 años, a empresas contadas con la mano, en que sí pagan diferente. Hay empresas como ManpowerGroup que no esperan a que los clientes generen beneficios a los trabajadores externalizados, si no nosotros. Hoy tenemos una plataforma con casi la misma cantidad de videos que YouTube en donde los trabajadores en forma gratuita, pueden estar constantemente aprendiendo. Solo algunas empresas en Chile pueden darse el lujo de tener una herramienta como esa. ManpowerGroup en Chile lo tiene.

Destacaría también el tema ético y la preocupación por entregar un estándar por parte de ManpowerGroup. En temas como el sueldo mínimo y el trato con los trabajadores.

Hay muchas cosas que me han llamado la atención satisfactoriamente en ManpowerGroup. Una de ellas ha sido el foco que tiene la compañía, los recursos y la cantidad de gente que está involucrada en la atención de los trabajadores.

Puede ser una promesa de venta que muchos utilizan pero en la realidad de ManpowerGroup, es que está con sus colaboradores constantemente, en la casa del cliente, atendiendo los requerimientos y las necesidades de nuestros trabajadores.

Asimismo, hemos desarrollado tecnología. Fuimos pioneros en la implementación de la firma digital, para que nuestros trabajadores tuvieran resguardo que, desde antes de salir de su casa e ir al trabajo, ya tuvieran su contrato de trabajo.

El último NPS que tenemos de asociados, es absolutamente impresionante las buenas calificaciones que tuvimos. En el fondo hacemos perdurar a nuestros clientes con nosotros.

¿Una reflexión final que quieras compartir?

Diría que el futuro del trabajo es el presente. Tenemos que seguir trabajando en regulaciones, tenemos que sumar la parte educativa debido al «descalce» que hay entre quienes preparan y lo que requieren las empresas. Eso no lo he visto en todas las mesas que hemos participado.

También diría que hay que seguir avanzando por sacar a este tipo de empresas que maltratan a los trabajadores. Tenemos leyes que ayudan a la contratación directa. Tenemos leyes para que la gente a honorarios esté resguardada.

Vamos por un camino en el que el futuro ya está, en que el aprendizaje constante es accesible. El cambio cultural que necesitan las empresas en torno a la digitalización no debe partir desde recursos humanos, sino desde el CEO. A veces se mira mucho a recursos humanos, atribuyendo el tema a algo cultural. Sí, lo es, pero si el CEO de la compañía no está en la misma línea, es difícil que recursos humanos pueda hacer algo.

Tenemos un excelente país, hay que cuidarlo, tenemos un mercado que puede ser mucho más grande y que también hay que cuidarlo. Hay que ir sumando industrias a la formalización de los trabajadores. ¡Qué ningún trabajador en Chile no tenga un salario pagado con leyes laborales, con una mutual de seguridad, con una caja de compensación en la medida en que se pueda, para que tenga mayores beneficios! En ManpowerGroup creemos firmemente en eso.