Empresas SB: Diversidad e inclusión de verdad Entrevista

Alfred Haindl

RH Management conversó con Alfred Haindl, gerente de negocios y personas de Empresas SB, un holding de compañías (10 filiales) dentro de los cuales destaca Salcobrand y PreUnic. Todas agrupan a más de 9 mil trabajadores y trabajadoras. Al año facturan MMUS$ 1.000.

¿Cómo se definen sus políticas de diversidad e inclusión?
– Desde que lanzamos nuestra política de inclusión, diversidad y no discriminación hemos implementado una serie de iniciativas focalizadas en educar y sensibilizar a nuestros colaboradores sobre el valor de la diversidad para todo el holding, el sentido de la política y el foco de trabajo en los 4 grupos foco. Además hemos incorporado diversas acciones que sustentan el compromiso de la política. Tenemos saludos que enviamos a toda la organización conmemorando la independencia de cada país de origen de los colaboradores que tenemos, para que todos los equipos puedan saludar al colaborador extranjero en su día patrio. También, trabajamos en un manual de lenguaje Inclusivo que entrega lineamientos básicos para comunicarnos de manera inclusiva y respetuosa en la empresa. Tenemos un sistema de gestión de la diversidad que nos permite hacer seguimiento de los compromisos de áreas que hemos identificado como críticas para avanzar en una cultura diversa. Eso nos permite identificar dónde están los obstáculos y despejarlos. Además, hemos adaptado todos nuestros procesos de selección y de personas para que sean inclusivos, y garanticen una selección de los candidatos conforme a sus competencias. Eso se ha complementado además con un trabajo con organizaciones sociales para entregar becas laborales a través de las cuales preparamos a personas de los grupos que abordamos para que incorporen las competencias que requerimos para el negocio y así se encuentren en mejores condiciones de postulación. Esta es una manera efectiva que nos permite nivelar la cancha, sobre todo en el caso de las personas con discapacidad, adultos mayores e inmigrantes, que muchas veces por su condición se encuentran en desventaja.

¿Qué rol juegan estos niveles a su parecer? ¿Cuál es su compromiso real?
– En el sistema de gestión de la diversidad precisamente están incorporadas áreas que dependen de la gerencia general, y se reportan directamente al gerente. Incluso este año, hemos incluido los indicadores del sistema de gestión a una plataforma donde se manejan el estado de avance de todos los proyectos estratégicos de la compañía y nos permite monitorear estados de avance, con semaforización y porcentajes. Mes a mes se presentan a un comité -que integra el gerente general- el estado de los proyectos y eso ayuda muchísimo más a que los equipos entiendan que aparecer en rojo o amarillo no es bien visto. Además periódicamente el comité de auditoría, que está integrado por directores de la firma, conoce de los avances de la gestión de la política. Es vital responsabilizar a las áreas en esto, para que la diversidad se consolide como una cultura robusta. Este año, incluso partimos con una campaña que hemos titulado “+ Diversidad: En Empresas SB todos sumamos”, protagonizada por colaboradores reales por cada grupo foco – inmigrantes, adulto mayor, diversidad sexual y personas en situación de discapacidad – y que fue aprobada por el comité ejecutivo que integran el gerente general y sus reportes directos.

¿Qué es lo más difícil a la hora de bajar a los trabajadores la política de diversidad?
– Lo más difícil es romper con los estereotipos. Todos, por nuestras historias de vida, cargamos con prejuicios y miedos que se manifiestan en situaciones o ambientes donde debemos convivir con lo diferente. Acá hemos puesto foco en destacar el valor que la diversidad tiene para todos, y en no perder de vista que atendemos una amplia variedad de clientes, cuya experiencia se verá enriquecida en la medida que quienes los atiendan también sean diversos, porque nos permite comprender y diseñar soluciones entendiendo las necesidades reales de nuestros clientes.

¿Cómo se enfrentan las situaciones de discriminación realizadas por jefes o algún colaborador?
– Desde mucho antes de la política tenemos en la empresa instalado un sistema de ética y cumplimiento que contempla canales de denuncia y consulta, visibles y accesibles para todos nuestros colaboradores. La declaración de no discriminación explicitada en la política emana precisamente de esta misma declaración en nuestro código de ética. De ahí nace y se sustenta la política. Incluso en nuestro modelo de ética contemplamos embajadores de integridad que se encuentran disponibles para que nuestros colaboradores puedan hacer sus consultas y transmitir sus denuncias si el canal online les pareciera poco cercano. Y cuando los casos son levantados, se hace una investigación y se toman decisiones, siempre privilegiando respetar el principio de que en esta empresa no se tolera ningún acto de discriminación.