Por qué ayudar a empleados con dificultades financieras Opinión

China-Gorman-3

SHRM (en colaboración con Elevate) estudió las dificultades financieras en su reciente estudio “Tensiones financieras de los empleados”. En esta investigación encontraron que el 61% de los profesionales de Recursos Humanos describía la salud financiera de sus empleados como “justo”, y solo el 38% lo describía como “muy buena” o “buena”.

Las organizaciones que tenían más empleados contratados a tiempo completo eran más propensas a tener una respuesta como “justo” en comparación con las organizaciones con menos empleados jornada completa, que eran más propensas a reportar una mejor situación financiera entre sus empleados. Asimismo, el 50% de los profesionales de Recursos Humanos informó que el grupo de edad más propenso a experimentar dificultades financieras fue el de 25 a 34 años, aunque el 29% indicó que el grupo de 35 a 44 años de edad experimentaba más dificultades financieras. Esto tiene sentido, ya que ambos rangos de edad reflejan períodos de cambios significativos de la vida, como el primer empleo, comprar una casa y tener el primer hijo.

dificultades financieras

Si el 61% de los profesionales de Recursos Humanos tuviera que describir la salud financiera de sus empleados este sería descrito ampliamente como “justo”. Por tanto, se plantea entonces la cuestión de qué esfuerzos están haciendo las organizaciones para ayudar a los empleados a estar más capacitados desde el punto de vista financiero y de competencias. La encuesta de SHRM y Elevate encontró que el 70% de los profesionales de Recursos Humanos afirmó que sus empleados están algo capacitados, mientras el 17% son descritos como muy capacitados y un último segmento de un 17% son considerados no del todo capacitados. Podemos entonces pasar de nuevo a la pregunta inicial, ¿qué están haciendo las organizaciones para ayudar a sus empleados a controlar su dificultades financieras?

La investigación señala que el 19% de las organizaciones ofrece a sus empleados productos de crédito de terceros y el 18% de las organizaciones ofrecen adelantos de la nómina. Casi tres cuartas partes de los profesionales de RRHH informa sobre la oferta de otros productos de terceros, y su impacto positivo en la capacidad de los empleados para manejar sus dificultades financieras. Poco más de la mitad de los profesionales de RRHH informó de avances salariales de impacto positivo. Cuando se trata de servicios comunes que las organizaciones ofrecen a los empleados para ayudar a manejar sus finanzas, la planificación de la jubilación se encuentra en el primer lugar en la consulta, con el 81%, seguida de la capacitación financiera para invertir con el 42%. Algunas organizaciones, aunque pocas, también ofrecen servicios financieros, incluyendo la capacitación financiera para el presupuesto básico (25%) y la supervisión del riesgo crediticio (8%).

El hecho de que un conjunto del 61% de los profesionales de Recursos Humanos describa que en general la situación financiera de sus empleados no es mayor que justa (50% justa, 10% pobre y 1% muy pobre), puede sugerir que las organizaciones deberían echar un vistazo a su programa de beneficios financieros y adaptarlo a las necesidades de sus empleados. Por ejemplo, si una organización tiene un alto porcentaje de empleados de la Generación Milenio, los datos sugieren que estos están experimentando un estrés financiero más fuerte, lo que podría ser un punto de partida. Podemos destacar también, que si este es el caso, podría ser un punto de tensión del lugar de trabajo intergeneracional, si hay grandes diferencias financieras percibidas entre diferentes grupos demográficos.

Las organizaciones también pueden considerar algunos de los beneficios financieros recibidos positivamente, pero menos utilizados normalmente. La comprensión de los puntos de tensión financieros personales de los empleados será un primer paso para proporcionar un apoyo significativo a un factor de estrés que puede perjudicar a empleados productivos.

 

dificultades financieras China Gorman, Ceo Global de Great Place to Work®