Hablan académicos sobre Estudio IRL Entrevista

Captura de pantalla 2018-08-21 a la(s) 06.30.39

RH Management y Datalab dan a conocer los resultados del primer instrumento que mide de manera objetiva, rigurosa, integral y permanente, la calidad de la gestión de personas en las empresas. El índice de relaciones laborales elaborado por Datalab evalúa el nivel de confianza entre los diferentes actores dentro de una empresa, el alcance y profundidad de la instalación de prácticas de dirección de personas de alto desempeño y la calidad de las relaciones laborales.

Alberto Pinto, director Escuela Psicología UAI, campus Viña del Mar, cree que el estudio es un importante aporte para hacer visibles temas sindicales claves. Además es una herramienta para abrir cambios significativos. ”Se refleja acertadamente una falta de valoración por temas relacionados a la gestión de personas que no son tomados como esenciales al no existir conciencia del impacto que tienen. Los resultados que se encuentran en el estudio están en su mayoría fuera de los niveles recomendados, y los índices que están en aumento incluso se encuentran lejos de estar en niveles internacionales”. Afirma que “en nuestra realidad local se ven importantes retrocesos como lo es por ejemplo el estilo de liderazgo. La confianza también se ve afectada. En este punto creo que es clave que se ha producido una pérdida de la misma de manera ciega que ha sido reemplazada por una confianza que debe ser sustentada. Sin duda esto está en crisis en todas las organizaciones, pero es un punto en el que no estamos haciendo todo lo que deberíamos. En el mismo sentido es especialmente significativo que el grado de poder dentro de la organización incida directamente en tener una mayor confianza, lo que podría estar indicando que la confianza se basa en el grado de control que tenemos de nuestra realidad y se va perdiendo en la medida que más factores quedan fuera de nuestro control”.

Alberto opina que en las empresas hay una falta de consistencia de esfuerzos y de comprensión del impacto que generan mejores relaciones laborales. Y lanza una pregunta: qué se debe hacer.

Para María Ester Feres, ex directora del Trabajo, y actual directora del Centro de Estudios y Asesorías en Trabajo y Relaciones Laborales de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Central, el estudio resulta interesante y seriamente construido. “Sus resultados en sus distintos componentes, como en el IRL general, no arroja grandes sorpresas; y no están para nada acordes con los desafíos enormes que enfrentan el país y las organizaciones producto de las exigencias de digitalización de la economía y de la revolución 4.0”.


Captura de pantalla 2018-08-21 a la(s) 06.23.46

 


Sergio Gamonal Contreras, director académico del magíster de derecho laboral y seguridad social de la Universidad Adolfo Ibáñez, afirma que le parece interesante el trabajo de la encuesta, pues visibiliza no solo la falta de confianza sino que también la verticalidad en toda la organización del trabajo. “Pareciera haber una rigidez en el manejo de personas y una visión bastante anticuada en cómo tiene que organizarse la empresa. Segundo, hay que relevar que la encuesta está hecha desde una perspectiva empresarial y no sindical. Como ocurre mucho en recursos humanos, los humanos son recursos. Entonces, la preocupación del trabajo primero la valoro, en la segunda la contextualizo”.

Y continúa su reflexión: “en una tercera observación, los sindicatos están meramente enfocados en lo salarial. Están destruidos por la legislación neoliberal. Son de sobrevivencia. Si queremos aprender relaciones laborales, tenemos que darle un fortalecido derecho a huelga y ahí empezar a conversar”. Por último, declara que a pesar de los intentos de fortalecer a los sindicatos en la reforma laboral, esta no fue suficiente. “La reforma es pésima, es pro empleador, profundiza la legislación de la dictadura, lo que fue una tendencia del gobierno de Bachelet”.

Gráfico 5Otro de los académicos consultados fue José Luis Ugarte, investigador en derecho laboral UDP y doctor en derecho del trabajo, Universidad de Salamanca (España). Si bien le parece interesante medir los puntos del estudio, pues pueden arrojar luz de la situación del país, declara que encuentra que hay una mirada muy reductiva. “Este estudio está basado en la lógica de la productividad. Se hace desde la perspectiva de la empresa. El sesgo productivista, no permite apreciar bien los datos.

A este estudio como a otros, les falta una visión más compleja de lo laboral que no es solo productividad, es también poder, una visión política. Hay algo de eso, pero mirado de la productividad. Se estudia el poder, pero en relación al mando. La pregunta es qué pasa con la acción colectiva de los trabajadores. Para saber si hay relaciones equilibradas, es necesario entender la dimensión de los trabajadores, pero es entendible, porque en la cultura empresarial chilena se entiende que la organización de los trabajadores es más bien marginal”.

Al igual que Sergio Gamonal, José Luis Ugarte también critica la reforma laboral.” Las relaciones laborales en chile son totalmente desequilibradas. En todo el mundo se considera que las relaciones son equilibradas cuando los trabajadores están organizados colectivamente. En Chile, solo el 8% de los trabajadores hace eso. El 92% de los trabajadores no tiene acceso a la negociación colectiva. Por lo tanto, las relaciones laborales son desequilibradas desde la estructura. En cuanto a la ley, está hecha para que ocurra eso. La ley chilena que tenemos, es el plan laboral de la dictadura. La reforma laboral profundizó ese modelo. No está previsto desde lo legal que los trabajadores tengan poder. No ha habido voluntad política para que eso ocurra”.