¿Por qué es importante promover la conciliación de la vida laboral, personal y familiar?

Más leídos

Sostenibilidad y rol social: impacto positivo desde la gerencia general

¡Bienvenid@s a este nuevo segmento de conversación, La voz de las CEO´s!, un territorio que cuenta con el apoyo...

Emasa construye transformación digital desde la cultura organizacional

En línea con su proceso de cambio de marca, la compañía decidió apostar por la digitalización total del sistema...

BCI: la gestión de personas de un grande

¡Bienvenidos a un nuevo webinar! Junto a la Mutual de Seguridad estuvimos en conversación con el director de recursos...

Por: Catalina Chávez, psicóloga. Consultora de Humana Consultores.

La pandemia ha agravado nuestros niveles de insatisfacción. Necesitamos mejorar  el bienestar de las personas enfrentando las dificultades en conjunto, aportando desde las políticas públicas, con nuestros comportamientos cotidianos, y con nuevas prácticas en las empresas y organizaciones.

En los entornos laborales chilenos el 41% de las licencias médicas se solicitan por trastornos de salud mental (2015). Esto quiere decir que un gran número de personas no está experimentando bienestar psicológico en sus trabajos, lo que en gran parte se relaciona con las dificultades para conciliar la vida personal, familiar y laboral.

Este bienestar -o malestar- está, además, asociado a las diferencias de género. Por una parte, las mujeres tienen una mayor prevalencia de síntomas y diagnóstico de depresión que los hombres. Por otro lado, sabemos que el significativo ingreso femenino al campo laboral durante los últimos años ha generado un conflicto respecto a las labores de cuidado.

La psicóloga de Humana Consultores, Catalina Chávez, dice que las mujeres siguen siendo quienes realizan la mayoría de las tareas domésticas “según datos del PNUD, hay una inequidad significativa pues, en su mayoría, ellas son quienes hacen el aseo, cocinan, realizan las compras y cuidan a los hijos”. Además, en el contexto de pandemia se han visto más afectadas por el impacto laboral, han tenido más niveles de desocupación, y mayor estrés asociado a compatibilizar labores del hogar con las del trabajo. 

Esta suma de alta carga laboral y responsabilidades familiares generan agotamiento laboral y estrés, afectando no solo a las y los trabajadores, sino que también a sus hijos, hijas y otros sujetos de cuidado. De allí que sea clave enfrentar dificultades como la escasez de tiempo para el cuidado, la cultura de largas jornadas laborales, la sensación de estar cumpliendo a cabalidad ni el rol en el trabajo ni el rol en la familia, la escasez de espacios de convivencia y tantos otros.

¿Cómo contribuir con la conciliación?

Para Chávez, las leyes laborales son un aporte, sin embargo, “si estás en el trabajo informal no tienes acceso a estos beneficios. Además, las organizaciones a veces tienen dificultades para integrar esto del bienestar, necesitan ayuda”, señala. Agrega que la inclusión del posnatal masculino fue un tremendo avance, pero que todo esto no es solo un desafío a nivel de políticas públicas, sino que sobretodo, de prácticas cotidianas “¿Quién se levanta cuando la guagua llora o cuando el niño que está haciendo control de esfínteres quiere ir al baño?” se pregunta, haciendo alusión a los mandatos culturales, especialmente a aquellos de las generaciones más adultas.

La psicóloga indica además que el progresivo envejecimiento de la población generará nuevos desafíos “actualmente, no podemos conseguir una licencia familiar para cuidar a una mamá mayor de 80 años”, ejemplifica. Por otra parte, el estrés y el agotamiento afecta a todos los niveles jerárquicos de las empresas, pues “los jefes también sufren”, dice. Hoy, casi nadie puede cumplir con la regla “888”, de ocho horas de trabajo, ocho horas de descanso y ocho horas de ocio. La situación se agrava en las ciudades, donde el número de autos ha crecido sostenidamente -especialmente con la pandemia- y con ellos, los tacos y el tiempo dedicado al traslado.

Necesitamos revalorar nuestros espacios de vínculo, de afectos y contar con espacios laborales satisfactorios. Las personas querrán trabajar donde estas condiciones se puedan cumplir, por eso a aquellas que favorezcan la conciliación, les va a ir mejor. En este contexto, Catalina explica que los beneficios serán una disminución del ausentismo y la rotación laboral, una mejor imagen corporativa, un buen ambiente laboral, una mayor optimización del tiempo de los trabajadores y un mayor interés por emplearse de parte de buenos candidatos, entre muchos otros que no solo mejorarán el entorno laboral sino que nuestra vida en sociedad.

 

 

 

 

¡La sustentabilidad de RH Management requiere tu apoyo!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

Donación mensual

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Diversidad e inclusión con ojos de CEO

¡Bienvenid@s a esta nueva edición de La voz de las CEO´s!, un territorio que cuenta con el apoyo de...

Últimas noticias

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -