domingo, noviembre 29, 2020

Paciencia tras un capitalismo consciente

Según Sisodia, esta forma de hacer negocios estaría liderado por “sociópatas que no se preocupan por los demás, no tienen empatía, no tienen compasión. Sólo ven a las personas como un medio para lograr su propio éxito”. A juicio personal, en este caso, no es suficiente la concienciación, sino la psiquiatría, aunque poco éxito ha tenido con psicópatas.

Más leídos

Neopaternalismo y formas encubiertas de dominación en la gestión 2.0

Por Karina Narbona, antropóloga Fundación SOL (Publicada en RHM 64, diciembre 2012) Desde hace...

Marcial Losada, un influencer de verdad

Por Patricio Millar Melossi, consultor de gestión de personas en Millar & Asociados Marcial...

Los cambios que requiere la gestión de personas

https://youtu.be/X5kJuUCGNHE Para postular y conocer más sobre el...

Por Dr. Jorge Coloma, consultor internacional en DO y formación de personas.


Bienvenidos Raj Sisodia y su capitalismo consciente; asimismo, Jean Tirole (premio nobel de economía, 2014) y su economía del bien común; como también, Anthony Giddens y su Tercer Camino. Bienvenidos todos aquellos que critican el capitalismo real e intentan humanizarlo. Sobre todo, cuando éste esfuerzo tiende a reformar el poder ilimitado del mercado que viraliza no sólo las relaciones económicas sino también la de las personas, con sus consabidas consecuencias.

El diagnóstico de Sisodia es certero al definir el actual modelo económico como aquel motivado por la “única razón de hacer negocios (que) es generar utilidades, asegurar ganancias; generar dinero para sus inversionistas … explotando a tus trabajadores, exprimiendo a tus proveedores, imponiendo cargas a la sociedad, dañando el medio ambiente, etc.”. Retrotrayendo esta descripción al caso nacional, y al ver las colusiones, las compras de políticos que erosionan la democracia, entendemos la descripción psicológica de Raj. Según Sisodia, esta forma de hacer negocios estaría liderado por “sociópatas que no se preocupan por los demás, no tienen empatía, no tienen compasión. Sólo ven a las personas como un medio para lograr su propio éxito”. A juicio personal, en este caso, no es suficiente la concienciación, sino la psiquiatría, aunque poco éxito ha tenido con psicópatas.

Para superar esta situación, Raj Sisodia, nos propone un capitalismo consciente. Nos plantea que “cada negocio tenga un fin conectado con algo que se necesita en el mundo”. Esto no es novedad para sus detractores sociópatas. Las necesidades de la gente son su motivación para hacer negocios. Y en caso que éstas no sean las descritas en la pirámide de Maslow, se han encargado de crear necesidades artificiales. Así se explica que un cliente haya comprado un segundo refrigerador porque “ciberday”, aunque no lo necesitaras, te ofreció la ganga. Estas necesidades creadas por el marketing son sólo “por el hecho de hacer dinero”, que sería otra característica del pensamiento predominante (“tradicional” según Raj).

Como oposición a ello, el capitalismo consciente, concibe la “integralidad” de los intereses; todos forman parte del negocio “en vez de exprimirlos”. Para ello se necesitan dos factores adicionales. Por un lado, líderes “desinteresados que trascienden el yo”, además, inmersos todos en una cultura donde se le “paga bien a la gente, dándole buenos beneficios, entregándoles acciones a empleados comunes y por lo tanto haciendo eso, están abordando este problema de inequidad al interior de sus compañías”. Con ello, se tiende a superar los altos niveles de estrés y la apropiación de los beneficios “para ellos mismos”. Finalmente, se salva el capitalismo. De seguir así, se auto destruye.

Hay muchas más características descritas en la entrevista de RH Management que comento. Es limitado dar una opinión sobre la factibilidad del concepto, sobre la base de lo leído y de los ejemplos en ella expresados. Aún aclarado esto, me surge la duda sobre la posibilidad que tiene el capitalismo de ser consciente para revertir los factores propios del sistema que se basan esencialmente en la capitalización, en que la ganancia se acumule geométricamente. Si no hay regulaciones en beneficio del medio ambiente, de las personas, su salud, la vivienda, el trabajo, la tendencia es al desarrollo de un “mercado plagado de imperfecciones —inclusive imperfecciones de información y competencia— que ofrecen una gran oportunidad para la discriminación y la explotación” (Joseph Stiglitz, premio nobel de economía 2001). El mismo Stiglitz (ex funcionario del FMI), cree en un mundo alternativo, pero agrega que “50 años de lucha nos han demostrado lo difícil que es alcanzar esa visión alternativa”. La capacidad de defensa del sistema de capitalización puede consentir un capitalismo consciente siempre que no vaya en contra de la esencia de éste. Mientras tanto, el capitalismo consciente puede desarrollarse en casos aislado, ejemplares, pero no en todo el sistema.

Raj Sisodia hace el esfuerzo para reformar el capitalismo. Bien vale el esfuerzo de seguirlo, de formar profesionales (especialmente a ingenieros comerciales como economistas), de formar a las personas también en el sentido del capitalismo consciente, de una economía del bien común. La idea sería superar el pragmatismo en la forma de enfrentar la realidad y hacer esfuerzos por lograr visiones de nuevas sociedades apoyadas en una necesaria interdisciplinaridad. Así dar un paso, avanzar pacientemente, tras modelos de desarrollo sustentable por sobre los de crecimiento….aunque sean 50 los años para lograr una sociedad alternativa.

¡Te necesitamos ahora!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Conexiones de alta calidad en el trabajo

Por Arlen Solodkin (*) Hace un tiempo tuve la oportunidad estudiar con Jane Dutton,...

Últimas noticias

Marcial Losada, un influencer de verdad

Por Patricio Millar Melossi, consultor de gestión de personas en Millar & Asociados Marcial Losada es de eso­­­s psicólogos...

Neopaternalismo y formas encubiertas de dominación en la gestión 2.0

Por Karina Narbona, antropóloga Fundación SOL (Publicada en RHM 64, diciembre 2012) Desde hace un tiempo los paradigmas de...
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -