jueves, diciembre 3, 2020

Mujeres: Más educadas pero menos pagadas

A pesar de los esfuerzos y logros recientes, la diferencia de sueldo entre hombres mujeres avanza muy lento, si todo sigue así no antes del 2095 se logrará superar.

Más leídos

Marcial Losada, un influencer de verdad

Por Patricio Millar Melossi, consultor de gestión de personas en Millar & Asociados Marcial...

Neopaternalismo y formas encubiertas de dominación en la gestión 2.0

Por Karina Narbona, antropóloga Fundación SOL (Publicada en RHM 64, diciembre 2012) Desde hace...

Conexiones de alta calidad en el trabajo

Por Arlen Solodkin (*) Hace un tiempo tuve la oportunidad estudiar con Jane Dutton,...

Desde que la mujer ha estado accediendo con más facilidades a la formación universitaria, se esperaba que uno de los efectos inmediatos fuera el de mejorar sus ingresos. Si bien esto ha sucedido en forma más notoria a partir de la década de los 90 y las mujeres ha podido insertarse en casi todo el espectro laboral, año a año, la brecha salarial con los hombres se sigue manteniendo. Pero lo que parece más paradojal es que esa distancia es mayor a medida que han aumentado también los años de formación profesional de las mujeres.

Así lo demuestra un reciente estudio de la Fundación Sol publicado en marzo de este año: “Mujeres Trabajando: Una exploración al valor del trabajo y la calidad del empleo en Chile”, donde incluso los trabajadores del poder ejecutivo y legislativo muestran una brecha salarial entre hombres y mujeres que se empina por sobre el 100 por ciento. Más atrás, los profesionales, científicos e intelectuales marcan una diferencia de 54.1%. Sumando más datos, de acuerdo a la última Nueva Encuesta Suplementaria de Ingresos (NESI) del INE, los números son también contundentes a la hora de comparar el sueldo de profesionales con postgrado. Mientras una mujer gana en promedio $990 mil al mes, los hombres con igual nivel de estudios tienen un ingreso promedio de $1,7 millones.

De la misma encuesta, se desprende también que los hombres que sólo tienen enseñanza media ganan $402 mil, mientras que las mujeres ganan un promedio de $253 mil al mes. En el caso de los ocupados con educación técnica, los sueldos son de $645 mil y 402 mil, respectivamente. Mientras que los hombres con título universitario ganan en promedio $988 mil mensuales y las mujeres, con igual nivel de estudios, $663 mil. A nivel internacional, nuestro país figura en las últimas posiciones en cuanto diferencia salarial entre hombres y mujeres. Según el último informe publicado por el Foro Económico Mundial, la brecha salarial por género, sobre todo en los altos cargos, está por sobre el 30% e incluso llega al 35%. ¿Cómo se explican esas diferencias?, según las conclusiones de la Fundación Sol, “La discriminación salarial contra las mujeres, por el sólo hecho de ser mujeres, es quizás el dato más ilustrativo en cuanto a la existencia de una asimetría de poder fuertemente arraigada en la cultura nacional. A tal punto se ha naturalizado esta cultura de discriminación que además de enfrentar peores condiciones salariales, de trabajo y una segunda jornada (destinada al trabajo reproductivo del hogar)”, la cobertura de los derechos sociales de las mujeres se ve fuertemente condicionada por el hecho de ser mujer”.

Igual remuneración… un día aún lejano.

Si nos sirve de consuelo, el 14 de abril Estados Unidos celebró los 20 años del Equal Pay Day (Día de la igualdad de remuneración, el que se inició en 1996 por el Comité Nacional de la Igualdad Salarial). La fecha simboliza cuántos días adicionales deben trabajar las mujeres para ganar lo que ganaban los hombres en el año anterior. En ese país, el sueldo de las mujeres, en comparación con el de los hombres, creció sustancialmente en la década de los 80 y 90, en gran parte porque las mujeres recibieron más educación, especialmente de grados avanzados y profesionales. Pero los investigadores dicen que esas ganancias se han estancado y si las cosas no cambian, pasará otro siglo antes que las mujeres igualen sus salarios al de los hombres, según predice Catalina Hill, vicepresidente de investigación de la Asociación Americana de Mujeres Universitarias (AAUW), quien rastrea los patrones de género. Según la Oficina de Estadísticas Laborales, en 2013 las mujeres que trabajaban a tiempo completo tenían un promedio de ganancias semanales de $ 706 dólares, que es alrededor del 82% de los ingresos semanales medios de los trabajadores de sexo masculino a tiempo completo ($ 860).

El Foro Económico mundial ( World Economic Forum) tampoco es muy optimista. De acuerdo con el último informe Brecha de Género Global 2014, la brecha de género en participación y oportunidades económicas es ahora del 60% en todo el mundo. Se ha cerrado sólo en un cuatro por ciento del 56% en que se encontraba en 2006, cuando el Foro comenzó a medirla. En base a esta trayectoria, si todas las otras condiciones continúan siendo las mismas, cerrar por completo la brecha de género le tomará al mundo 80 años, es decir, el 2095. Mientras tanto, en la Comunidad europea se hacen los mismos análisis y preguntas, pero su brecha tiene cifras más razonables: En promedio, las mujeres de la UE ganan un 16.4% menos que los hombres. Pero, la brecha salarial entre hombres y mujeres no son las mismas en toda Europa. Es inferior al 10 % en Eslovenia, Malta, Polonia, Italia, Luxemburgo y Rumanía, pero superior al 20% en Hungría, Eslovaquia, la República Checa, Alemania, Austria y Estonia. En España es de 17.8%, en Francia de 14.8% y en el Reino Unido de 19.1%. Aunque la brecha salarial entre hombres y mujeres se ha reducido ligeramente en la última década, hay algunos países donde se ha incrementado (Hungría, Portugal), según los datos recogidos por el estudio “Cómo combatir la brecha salarial entre hombres y mujeres en la Unión Europea” en el año 2014. Anualmente los cuatro países con menos brecha han sido Islandia, Finlandia, Noruega y Suecia, debido a la mayor igualdad en cuanto a educación y salud y la gran proporción de mujeres en su fuerza laboral, con pequeñas diferencias salariales y una fuerte representación femenina en puestos de trabajo de alta calificación.

Publicado en RHM 86.

¡Te necesitamos ahora!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

¡Reinvéntate! Un aterrador mandato en tiempos de crisis. ¿Resiliencia o anti-fragilidad?

Por: Dana Benarroch, Directora fundadora en Contacto Humano Organizacional y coach en felicidad y liderazgo. ¡Reinvéntate! Una de las...
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -