Mujeres cuidadoras y personas mayores de 45 años enfrentan el desempleo de larga duración

En España también hay preocupación por el extenso período de cesantía que afecta a los trabajadores que se acercan o superan los 50 años. 

Más leídos

El área de empleo e inclusión social de la Fundación Santa María la Real, en España, presentó el estudio “Nuevas fórmulas de intervención sociolaboral con personas en desempleo de larga duración”, organizado por el Observatorio de Larga Duración, que ha dado a conocer los resultados de la investigación social en torno al desempleo de larga duración y las conclusiones de su red de entidades. Se recordó, además, que el 40,3% de las personas desempleadas, según datos del II Trimestre de 2023 de la Encuesta de Población Activa, son desempleados de larga duración, es decir, llevan un año, o más de un año, buscando empleo.

El perfil de la persona en desempleo de larga duración, según el estudio, “la mayoría de veces se trata de una mujer, con edades comprendidas entre los 45 y 55 años. Más de la mitad de las veces posee un nivel de estudios que no supera la primera etapa de educación secundaria y en el 76,7% de los casos su último empleo se halló en el sector servicios”.

España presenta una tasa de desempleo de larga duración que duplica, y casi triplica en el caso de mujeres, la media europea. En Europa, se alcanzó en 2022 el 2,2% y el 2,5% en hombres y mujeres, respectivamente; mientras en España alcanzaron el 4,1% y un 6,1%.

En cuanto a la participación en programas de empleo, en el estudio presentado se percibe su utilidad para la mejora del currículum y cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo. En cuando a las necesidades no cubiertas destacan un mayor apoyo económico y el aumento de redes de contacto. Se ha detectado que estos programas han ayudado a una de cada dos personas en desempleo de larga duración a mejorar la relación con su entorno y, por tanto, evidenciando efectos positivos en ellas.

Se comprueba que los programas que mayor satisfacción provocan son aquellos que ofrecen una atención mixta, que combina sesiones individuales y grupales, así como los que incluyen una atención virtual o híbrida, siendo la duración recomendada del programa de cuatro a seis meses. Un 39% ha pasado a sentirse con más apoyo desde que participa en un programa de empleo y en un 25,8% de los casos, las personas en desempleo de larga duración se han convertido en agentes de cambio, pasando a ayudar a otras personas en la búsqueda de empleo.

El Informe de Resultados ya está disponible para su descarga aquí 

 

 Nota original

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

“Termómetro de salud mental Achs-UC”, un instrumento de control social

Por Rodrigo Finkelstein, docente del diplomado herramientas para la gestión y promoción de ambientes laborales saludables, Universidad Alberto Hurtado....

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados