Malestar organizacional y budismo

Por Simón Guendelman, investigador postdoctoral en el laboratorio de interacción social, Humboldt Universität, Berlín.

Más leídos

El malestar es parte del cotidiano. Todos enfrentamos situaciones que quisiéramos fueran distintas a cómo están realmente siendo, tanto en nuestro campo personal, familiar como profesional. Según la psicología budista, la propia mente juega un rol en este malestar y sufrimos al resistir e intentar cambiar la experiencia presente tal cual es. La práctica mindfulness enseña a relacionarse de manera más sana con las dificultades inherentes de la vida.

A modo personal puede servir en abrir perspectivas frente a problemas, a regular las emociones y conductas fruto de mentes sobrecargadas, a desarrollar la asertividad en las relaciones interpersonales, entre otros medios hábiles. Puede ser de gran ayuda para personas susceptibles al estrés, al cambio, a la sobre exigencia.

Sin embargo, la psicología budista no sólo trata de un trabajo personal, en el cual cada uno puede mirar y reconocer sus patrones habituales de pensamiento y emociones, sino más bien plantea bases éticas para el convivir de los seres humanos. En este sentido, la práctica de mindfulness se funda en una profunda visión sobre la humanidad y la vida en sociedad y por qué no, la vida de las organizaciones, planteando la ecuanimidad e interdependencia como principios centrales en el convivir de los grupos humanos.

Por ecuanimidad se entiende que cada ser humano tiene una valía que es propia e inherente, más allá de su cultura, origen social o rendimiento laboral. Por su parte, la interdependencia, apunta al hecho de que todas las cosas del universo y los seres humanos, existimos en función de una relación, nada existe como entidad independiente y separada del mundo en que habita.

Creemos que a nivel de las organizaciones, el malestar de las personas, es inseparable del malestar de la organización (interdependencia). Creemos que el malestar organizacional surge en gran medida porque no se respetan los principios centrales de la ecuanimidad y la interdependencia. La práctica de mindfulness y su incorporación al mundo de las organizaciones, no puede comprenderse a cabalidad sin la visión profunda que plantea la psicología budista, la cual puede ser de gran aporte para la vida de las organizaciones humanas.


Esta columna fue publicada en RHM 79, julio 2014.

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Liderazgo sintiente

Nos hemos planteado una vasta cantidad de habilidades que deben poseer los y las líderes, esta ocasión, nos detenemos...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados