Luz al final de túnel: personas al centro de la organización.

Más leídos

¡Rodrigo Hetz vuela alto! (1974-2021)

Jorge Álvarez, gerente RH Cencosud Chile. “He escuchado en estas últimas horas muchas características para describir a Rodrigo, que probablemente...

Rol de recursos humanos

Por Carlos Manríquez Blajtrach (*) Cuando le preguntamos a directores y gerentes de recursos humanos el por qué eligieron trabajar...

Habilidades que desarrollamos en pandemia

Cuando el mundo aún enfrenta una pandemia sin precedentes y en medio de un panorama adverso -con 41 millones...

Por Jorge Betzhold. académico Facultad Economía y Negocios, Universidad de Chile.

La devastación producida por la pandemia del coronavirus no se ha detenido, la crisis sanitaria, económica y social siguen presentes. La esperanza llega en forma de los excepcionales avances con vacunas, la que nos invita a ver otros aspectos positivos de lo vivido. En particular: el paso en hacer organizaciones más humanas, al ver personas en lugar de recursos.

Tanto ejecutivos de empresas, académicos y consutores hemos invertido décadas en estudiar, reflexionar y escribir sobre el nuevo mundo del trabajo que está emergiendo producto de la cuarta revolución industrial; 2020 nos demostró que sobraban libros y faltaban acciones. Durante buena parte del año pasado las empresas -independiente de su tamaño- operaron en modo de supervivencia frente a la aceleración de procesos de cambio que se venían manifestando por años. El laboratorio natural que generó la pandemia permitió observar diversas prácticas e innovaciones, así como identificar el potencial humano que existía en dichas organizaciones como el gran factor para migrar de un modo supervivencia a uno de identificar y aprovechar nuevas oportunidades.

La aceleración en el proceso de transformación digital y cambio que generó la pandemia fue posible gracias a que, producto de la crisis, se generaron los espacios para desafiar la comodidad de las rutinas existentes y romper con las cadenas del “siempre lo hemos hecho así”. Personas empoderadas colaboraron sin respetar los silos que las jerarquías demarcaban. Desde aquellos que estaban en directa relación con los clientes, emergieron liderazgos para solucionar problemas y mejorar la experiencia.

Diversas oportunidades se propusieron desde aquellos que estaban analizando datos. La optimización de nuevos procesos surgió desde antiguos guardianes de la burocracia. Ejecutivos potenciaron diálogos inclusivos y generaron instancias de genuina preocupación por el bienestar de cada una de las personas en sus equipos. Finalmente, la organización dejaba de ser una máquina y comenzaba a expresar la naturaleza de una sinfonía de personas comprometidas con un objetivo común.

Cientos de libros, cursos, películas y memes intentaron plasmar la diferencia entre gerente y líder, la pandemia lo dejó claro para todos: Los gerentes administran recursos, para que hagan lo que está planificado pueden hacer y luego identificar eficiencias para optimizar esos recursos. Los líderes inspiran y desarrollan personas, para que superen lo que se pensaba imposible.

¡Te necesitamos ahora!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DCH Chile invita a gerentes RH a unirse desde la diversidad

Directivos de Capital Humano es una asociación sin fines de lucro de gerentes y gerentas RH en activo que...

Últimas noticias

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -