Los empleados prefieren a las empresas socialmente responsables (RSE)

Más leídos

Por Ricardo Nanjarí Román, consultor en gestión de personas – coach independiente.   

¿Puede la responsabilidad social empresarial (RSE) ser parte del paquete de compensaciones? ¿Tiene algo que ver la retribución que recibe un empleado con la RSE?

Un modelo de compensación total está compuesto por recompensas monetarias y beneficios valorizables, y será eficaz en la medida en que contribuya en forma sustentable a los objetivos de la empresa.

Sin embargo, existe otro tipo de recompensas que no son monetarias, por ejemplo, el orgullo de pertenecer a una empresa, o trabajar en una organización que promueva el desarrollo profesional.

Una propuesta de valor tiene como objetivo, atraer e inspirar a las personas adecuadas y mantenerlas en la empresa, asegurando que se sientan comprometidas y puedan contribuir por medio de sus competencias. La responsabilidad social empresarial (RSE) ocupa un rol en este sentido, puesto que se vincula con los valores que definen la forma que la organización ha escogido para conseguir sus objetivos.

Ya no basta con tener un propósito y una visión, también es importante el medio seleccionado para obtener los resultados; y los trabajadores son sensibles a ello y lo empiezan a exigir.

El enfoque de responsabilidad social empresarial

Una empresa que adopta un modelo de RSE, se puede enfocar en los siguientes aspectos:

1. Gobernanza y ética

Implica respetar y promover los valores de la organización, respetar las leyes y normativas, cumplir con las disposiciones establecidas por los clientes, propiciar buenas relaciones laborales, desarrollar procesos e instalaciones con foco en la protección de los trabajadores y del medio ambiente, y favorecer la diversidad y la inclusión, entre otras.

2. Calidad de vida y prácticas laborales

Considera, como ejemplo, tener políticas adecuadas de contratación y buenas relaciones con los trabajadores, capacitación, beneficios, salud y también políticas de conciliación entre vida laboral y vida personal.

3. Medio ambiente

El cuidado y preservación del medio ambiente es un imperativo para la sustentabilidad del planeta, por lo que es importante que las empresas controlen sus materias primas, procesos, sustancias peligrosas y productos terminados, que se ocupen del control de la contaminación y de la huella de carbono, entre otras.

4. Marketing responsable

Hace referencia a la divulgación de información en forma real, de tal modo de tener una publicidad transparente, respetar al consumidor y transmitir con honestidad las acciones realizadas en materias de responsabilidad social.

5. Compromiso con la comunidad

Implica tener una relación armónica con la comunidad y contribuir al entorno social y cultural. Ello se puede expresar, por ejemplo, en programas sociales, ofrecer precios justos y apoyar al desarrollo, entre otras.

Normas para gestionar la RSE

Existen varias herramientas que permiten gestionar los aspectos relacionados con RSE. Por ejemplo, la norma ISO 14001 relativa al medio ambiente; la ISO 45001 que cubre aspectos de seguridad y la salud en el trabajo; la SA 8000 que promueve mejores condiciones laborales, y la ISO 26001 con lineamientos para fomentar la responsabilidad social empresarial. Veamos en detalle algunas de ellas.

SA 8000 Un ambiente seguro y saludable

La norma SA 8000 es una certificación voluntaria que fue creada por una organización estadounidense llamada Responsabilidad Social Internacional (Social Accountability International – SAI), con el propósito de promover mejores condiciones laborales.

La certificación SA 8000 establece condiciones mínimas para alcanzar un ambiente de trabajo seguro y saludable, la libertad de asociación y negociación colectiva, y una estrategia empresarial para tratar los aspectos sociales relacionados con el trabajo.

Además, contiene reglas respecto a la duración de la jornada laboral, las remuneraciones, la discriminación y el trabajo infantil o forzado.

Entre los beneficios de adoptar este estándar, se destaca el hecho de que ayuda a reforzar la lealtad de los trabajadores y apoya la estrategia organizacional.

Un sistema de compensaciones debería tener en consideración los aspectos señalados por esta norma, para garantizar que no se incorporen prácticas que vayan en contra de promover un ambiente de trabajo seguro y saludable; que no se otorguen incentivos económicos inadecuados, y que se cumplan los estándares establecidos por ley.

Puedes leer la columna completa publicada por el medio Clase Ejecutiva aquí

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

40 horas comienza recta final para su aprobación

A pesar de las numerosas indicaciones que tergiversaban el propósito y sentido del proyecto impulsado hace años por Camila...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados