Las claves para ser un líder magnético y carismático

La tarea no es solo de quien está a cargo, sino también del equipo que debe hacer suyo el propósito de la empresa.

Más leídos

Si hay algo que distingue a un buen líder es que las personas quieren estar cerca de él o ella, cumplir sus órdenes, sin que se lo tenga que pedir dos veces o, simplemente, disfrutar del ambiente de trabajo en el equipo que dirige.

Esto solo se consigue al inculcar en el equipo el sentimiento que la misión de la empresa también es suya, o en su defecto que cumplir la misión de la compañía les ayudará a alcanzar también sus metas personales y profesionales. “El gran éxito se produjo cuando eliminamos la idea de que había una tarea que debía realizarse y comenzamos a centrarnos en un objetivo al que queríamos llegar juntos”, asevera Miles, líder de una empresa de consultoría, en conversación con Julia Digangi, periodista de Fast & Company, una de las revistas especializadas en el mundo empresarial más prestigiosas del mundo. “Cuando más confío en que la misión es común, más me convierto en el líder que la gente quiere seguir”.

Según la periodista, Miles consiguió crear un estilo de liderazgo positivo sin apenas esfuerzo, tan solo inculcando a sus empleados el valor de lo que hacían y su importancia, no solo para la empresa en la que estaban contratados, sino también para su propio crecimiento personal y profesional. “Su trabajo como líder fue crear un entorno que permitiera a las personas aprovechar todo su poder emocional, que sintieran que pertenecían a algo, que estuvieran entusiasmados, seguros y confiados de sus metas”, asegura Digangi.

Pero todo ello, como es lógico, no se consigue de la noche a la mañana, por lo que es necesario poner todos los medios desde el principio, ya que luego si existe una mala tendencia será muy difícil corregirla. Otro de los trucos que menciona la periodista es mostrar honestidad con tu equipo: si te muestras tal y como eres, conectarán mucho más contigo que si eres un líder cerrado al que es imposible llegar. No pienses en la imagen que puedas dar, simplemente muéstrate tal y como eres.

Por supuesto, eso no es todo ni suficiente para resultar carismático. Tienes que mostrarte tal y como eres, pero primero has de saber quién eres y para ello es necesario mirar hacia dentro. “Concéntrate en lo único que puedes controlar: a ti mismo”, asevera Digangi. “Es muy liberador darte cuenta de que toda esa energía que gastas en mandar, controlar, convencer o exigir de repente puedes solo dedicarla a motivar a los demás. Tan solo tienes que derrochar motivación y confiar en que los demás lo vean”.

 

Nota original en El Confidencial

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La evolución del movimiento sindical: de la lucha histórica a los desafíos contemporáneos

Desde hace 135 años, el Día Internacional de los Trabajadores o el Primero de Mayo, ha simbolizado la lucha...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados