La felicidad de los trabajadores, clave del éxito empresarial

La gestión emocional de los empleados se convierte en un factor determinante para la rentabilidad y sostenibilidad de las empresas.

Más leídos

Bien lo sabe Rodrigo Rojas, autor de “Felicidad Organizacional. Cuando el Camino Son las Personas”, el primer libro nacional que plantea un nuevo modelo de hacer gestión de personas en las empresa desde la experiencia y conocimiento comprobado que el autor tiene sobre la materia. Una obra en donde se aborda  la felicidad de los trabajadores no sólo como una mejora al bienestar o un set de beneficios a reparti, sino que como un motor de crecimiento que tiene importantes consecuencias en el rendimiento, en la productividad y por supuesto en la marca empleadora de la organización. 

Consultamos por la obra a 3 lectores, altos directivos de instituciones privadas y estatales, quienes nos dieron sus reflexiones. 

La oferta de valor sostenida en el tiempo y una cultura de respeto por las personas son la nueva fórmula para potenciar el desempeño y el propósito empresarial. En la actualidad, el compromiso y felicidad sostenido de los trabajadores es esencial para el éxito de cualquier empresa. La clave para conseguirlo no es solo ofrecer salarios y beneficios atractivos, que hoy pasa a ser el desde, sino también gestionar los espacios emocionales que en las empresas se generan e impactan en las personas. 

Rodrigo Rojas, autor de “Felicidad Organizacional. Cuando el camino son las personas”, asegura que las empresas que promuevan espacios de bienestar y felicidad de sus trabajadores tienen una ventaja superior y excepcional. Y como señala, la rentabilidad y el bienestar de los empleados no compiten, sino que se complementan. Define la felicidad organizacional como la expresión de la decisión estratégica de los líderes de la empresas, o sus directorios, por asegurar condiciones permanentes de bienestar superior de los trabajadores, que facilita el logro de los objetivos de la empresa en forma sostenible; es decir, no es una decisión pasajera o “de moda” por mejorar la imagen.

Para lograr una cultura próspera y de respeto por las personas, los gerentes generales y líderes deben comunicar y desplegar una oferta de valor interna sostenida y coherente en el tiempo. De esta manera, se potenciará el desempeño y el cumplimiento del propósito empresarial.

Hacerse cargo de las emociones organizacionales y del “camarín”, según el autor, es fundamental para generar una empresa ética y virtuosa. Cuando ocurre, se favorecen espacios relacionales que facilitarán que las condiciones de trabajo en ellas mejoren y con esto naturalmente los resultados sean exponenciales y lo que es clave, la experiencia del trabajador es superior. 

En definitiva, la felicidad de los trabajadores se convierte en la estrategia de negocios que por un lado facilita el logro de los resultados, y por otro generando un espacio de trabajo óptimo para el desarrollo de la mejor versión de cada persona en la responsabilidad que tiene. La oferta de valor sostenida en el tiempo y una cultura de respeto por las personas son la nueva fórmula para potenciar el desempeño y el propósito empresarial.

Paola Soriano, Marketing Skills Development Manager en British American Tobacco (BAT), destaca que el desarrollo personalizado y minucioso de cada miembro del equipo es clave para el éxito empresarial y el bienestar de los empleados. Para lograrlo, es fundamental que los líderes de la compañía se acerquen a los equipos más junior, escuchándolos activamente y fomentando una cultura horizontal genuina donde el objetivo sea la formación y el desarrollo.

“Las organizaciones deben mostrar el interés por su gente, lo que va mucho mas allá de hacer una plataforma de reconocimiento o de beneficios corporativos. Tiene que ver con el acercamiento y dedicación que tienen los líderes de la compañía con los equipos más junior: escucharlos activamente y fomentar una cultura horizontal genuina donde el objetivo sea la formación y el desarrollo” recalcó.

En definitiva, la gestión de emociones se convierte en un desafío para los recursos humanos en equipos multigeneracionales. El desarrollo personalizado y minucioso de cada miembro del equipo, escucharlos activamente y fomentar una cultura horizontal genuina son claves para el éxito empresarial y el bienestar de los empleados.

Según María Luisa Domínguez, subgerente de Recursos Humanos de CCU, la felicidad laboral y el bienestar son cada vez más importantes para los trabajadores y se presentan como temas centrales en las agrupaciones y expectativas de los más jóvenes. 

“Los trabajadores cada vez son más sensibles al ambiente laboral y al actuar de sus líderes y pares. El trabajo en equipo para lograr las metas, no sólo se enfoca en un ámbito netamente productivo, sino que también en la confianza entre pares, que logran cumplir sus metas de manera más eficiente y sustentable”, explica. 

Domínguez recalca que las empresas se están dando cuenta de que el bienestar es el catalizador del compromiso y el vínculo con los empleados, y están interesadas en crear un espacio laboral saludable y diverso. Muestra de ello, son los planes de bienestar que se están segmentando para representar a diferentes grupos y se están potenciando los canales de comunicación y los servicios de salud psicológica. 

“Los líderes están adquiriendo competencias de gestión emocional, trabajo en equipo y comunicación. Los trabajadores son cada vez más sensibles al clima laboral y al actuar de sus líderes y pares. En definitiva, el trabajo en equipo para lograr las metas no sólo se enfoca en el ámbito productivo, sino también en la confianza entre pares para cumplir las metas de manera eficiente y sostenible”, agregó. 

La salud mental de los trabajadores es cada vez más relevante en el contexto actual, según Pedro Guerra Loins, Subdirector de Gestión y Desarrollo de Personas en el Servicio Civil. 

Este ahonda en que la pandemia, los procesos sociales y políticos en Chile han puesto en evidencia la importancia de contar con espacios laborales libres de violencia y líderes que promuevan sanos ambientes de trabajo. 

Cree que el recambio generacional de la fuerza laboral exige adaptar la oferta de valor a nuevos y nuevas trabajadoras interesados en la calidad de sus experiencias laborales, la calidad de sus vínculos y la contribución responsable a un propósito compartido. 

“También me parece fundamental asegurar la calidad de los liderazgos. Tal como está estudiado y Rodrigo Rojas lo consigna, lo que hace la diferencia y la razón por lo que la gente se mantiene o no en sus trabajos es la calidad de sus líderes. No solo respecto al modelamiento y capacidad de gestionar el talento, sino al rol de ser garantes y promotores de sanos ambientes laborales, y congregar y convocar en torno al propósito de lo que hacemos”, concluye.

 

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Descubriendo el camino hacia la felicidad con la Dra. Paloma Fuentes González

En un artículo inspirador publicado por marieclaire.es, Anna Pardo destaca las reveladoras perspectivas sobre la felicidad de la Dra....

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados