La comprensión del mundo actual, es de complejidad y transdisciplinariedad

Más leídos

Irene Schlechter, movida por la pasión, el liderazgo y el emprendimiento

Una carrera dinámica que se divide en tres actos, sus inicios en la psicología organizacional, la aventura en el...

People analytics: Cinco conceptos claves para su desarrollo

Juan Bodenhemier, profesor y consultor internacional en People Analytics explica sus implicancias y desafíos. El people analyctics (PA) permite mediante...

El efecto silo en las organizaciones

Por Juana Anguita, Ph.D ,psicóloga, profesora, consultora. El 13 de abril del 2019 recibí un email de McKinsey & Company denominado...

“No puede sólo apoyarse en sólo una o dos disciplinas y puede dejar de lado partes del conocimiento de todo el ecosistema que rodea al ser humano”.

Por Juana Anguita, Ph.D , psicóloga, profesora, consultora.

Es Basarab Nicolescu Basarab en su “La Transdisciplinariedad. Manifiesto” (Nicolescu, 1996) quien nos habla de este nuevo concepto diciendo: “aunque no sea una nueva disciplina o superdisciplina, es alimentada por los estudios disciplinares, de hecho, el conocimiento transdisciplinar clarifica la investigación disciplinar de una manera novedosa y fértil. 

En este sentido, las investigaciones transdisciplinares y las disciplinares no son antagonistas sino complementarias a las investigaciones multidisciplinares e interdisciplinares.  La interdisciplinariedad trata de la transferencia de métodos entre disciplinas.  La transdisciplinariedad es en todo caso radicalmente diferente de la multidisciplinariedad y de la interdisciplinariedad debido a su objetivo, la comprensión del mundo actual, que no puede alcanzarse en el entramado de los estudios disciplinares. 

El objetivo de la multidisciplinariedad y de la interdisciplinariedad siempre permanece en el entramado de la investigación disciplinar.  Si la transdisciplinariedad es a menudo confundida con la interdisciplinariedad y con la multidisciplinariedad (y en la misma línea, nótese que la interdisciplinariedad es a menudo confundida con la multidisciplinariedad) esto es explicado en gran parte por el hecho de que las tres desbordan las fronteras entre las disciplinas.  Esta confusión es muy dañina, porque esconde el enorme potencial de la transdisciplinariedad.  Puede dejar de lado partes del conocimiento de todo el ecosistema que rodea al ser humano”.

Para evitar todo malentendido

Es así como comienza el Manifiesto de Basarab Nicolescu y me ha parecido interesante para la comprensión de su vocablo y de otros ya conocidos para distinguirlo. Solo transcribo el inicio del texto en español, traducido y revisado al español por Norma Núñez-Dentin Gérard Denti.

“Una palabra de una belleza virginal, que no ha sufrido todavía la usura del tiempo, se expande actualmente como una explosión de vida y de sentido, un poco por todas partes en el mundo.”

Esa palabra difícilmente pronunciable -transdisciplinariedad- apenas conocida hace algunos años, ha sido y permanece frecuentemente confundida con otras dos palabras relativamente recientes: pluridisciplinariedad e interdisciplinariedad.

Aparecido hace tres décadas, casi simultáneamente, en los trabajos de investigadores tan diversos como Jean Piaget, Edgar Morin, Eric Jantsch y algunos otros, ese término fue inventado en su momento para expresar, sobre todo en el campo de la enseñanza, la necesidad de una feliz transgresión de las fronteras entre las disciplinas, de una superación de la pluri y de la interdisciplinariedad.

Hoy día, la perspectiva transdisciplinaria es redescubierta, develada, utilizada, a una velocidad fulminante, como consecuencia de un acuerdo de necesidad con los desafíos sin precedentes del mundo problematizado en que vivimos y que es el nuestro.

No hace mucho tiempo, se proclamaba la muerte del hombre y el fin de la Historia. La teoría transdisciplinaria nos hace descubrir la resurrección del sujeto y el comienzo de una nueva etapa en nuestra historia. Los investigadores transdisciplinarios aparecen cada vez más como en causadores de la esperanza.

Como en todo otro nuevo movimiento de ideas, ese desarrollo acelerado de acompañado del peligro de múltiples desviaciones: la desviación mercantil, la desviación de la búsqueda de nuevos modos de dominación del otro, cuando no simplemente la tentativa de vaciar la nada en el vacío por la adopción de un eslogan gracioso carente de todo contenido.

Habiendo contribuido yo mismo al desarrollo actual de la transdisciplinariedad, por la reflexión y por la acción, con mis propias competencias de físico cuántico apasionado por el papel de la ciencia en la cultura de hoy día, siento una necesidad urgente de testimoniar.

Si, siguiendo el consejo de numerosos amigos en Francia y en otros países, he elegido la forma de un manifiesto, no es para ceder a la tentación irrisoria de la elaboración de una nueva “tabla de mandamientos” o del anuncio del descubrimiento de un remedio milagroso para todos los males del mundo. La forma axiomática de un manifiesto a través de la extraordinaria diversidad cultural, histórica, religiosa y política de los diversos pueblos de esta Tierra permite la comprehensión intuitiva de eso que podría ser incomprehensible o inaccesible en miles de tratados eruditos sobre el mismo tema. Los dos o tres manifiestos que han tenido un impacto planetario han alcanzado a resistir la prueba del tiempo justamente gracias a su carácter axiomático. La transdisciplinariedad, teniendo por su propia naturaleza un carácter planetario, requiere, a su vez, la existencia de un manifiesto.

Se impone una última precisión. Es cierto que he contribuido plenamente a varias empresas transdisciplinarias colectivas como, por ejemplo, la fundación del Centro Internacional de Investigaciones y Estudios Transdisciplinarios (CIRET, París) la elaboración de la Carta de la Transdisciplinariedad, adoptada en el momento del Primer Congreso Mundial de la Transdisciplinariedad (Convento de Arrábida, Portugal, noviembre 1994). Sin embargo, el presente manifiesto es escrito en nombre propio y no compromete sino a mi propia conciencia.

Dedico este manifiesto a todos los hombres y a todas las mujeres que creen todavía, a pesar de todo y contra todo, más allá de todo dogma y de toda ideología, en un proyecto de porvenir.”

Algunas ideas que quisiera resaltar expresadas por este autor.

 Es Basarab Nicolescu Basarab en su “La Transdisciplinariedad. Manifiesto” (Nicolescu, 1996) quien nos habla de este nuevo concepto diciendo: “aunque no sea una nueva disciplina o superdisciplina, es alimentada por los estudios disciplinares, de hecho, el conocimiento transdisciplinar clarifica la investigación disciplinar de una manera novedosa y fértil. 

Algunas ideas que quisiera resaltar expresadas por este autor son las siguientes. Las investigaciones transdisciplinares y las disciplinares no son antagonistas sino complementarias a las investigaciones multidisciplinares e interdisciplinares.  La interdisciplinariedad trata de la transferencia de métodos entre disciplinas

 La transdisciplinariedad es en todo caso radicalmente diferente de la multidisciplinariedad y de la interdisciplinariedad debido a su objetivo, la comprensión del mundo actual, que no puede alcanzarse en el entramado de los estudios disciplinares.  El objetivo de la multidisciplinariedad y de la interdisciplinariedad siempre permanece en el entramado de la investigación disciplinar.  Si la transdisciplinariedad es a menudo confundida con la interdisciplinariedad y con la multidisciplinariedad (y en la misma línea, nótese que la interdisciplinariedad es a menudo confundida con la multidisciplinariedad) esto es explicado en gran parte por el hecho de que las tres desbordan las fronteras entre las disciplinas.  Esta confusión es muy dañina, porque esconde el enorme potencial de la transdisciplinariedad.  Puede dejar de lado partes del conocimiento de todo el ecosistema que rodea al ser humano”.

¡La sustentabilidad de RH Management requiere tu apoyo!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

Donación mensual

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DCH y la OIJ crean el Primer Ranking de Empresas Comprometidas con las Juventudes

Combinando el compromiso de DCH – Organización de Directivos de Capital Humano por crear un ecosistema de conocimiento y compartición de buenas prácticas...

Últimas noticias

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -