La automatización mata, crea y transforma el trabajo

Más leídos

Una ola imparable de automatización avanza hacia los lugares de trabajo a nivel mundial. Y mientras muchas tareas de baja complejidad están siendo eliminadas, aparecen posiciones que requieren habilidades más complejas. Los expertos vaticinan que muchos de los trabajos que existen hoy en día van a agregar y a perder funciones específicas en el futuro, a medida que los robots y otras formas de tecnología vayan tomando tareas de rutina y liberen a los humanos para que se enfoquen más en esfuerzos más analíticos y creativos.

La transición no será fácil. Va a ser particularmente doloroso para los trabajadores que pierdan su trabajo y para los empleadores que se equivoquen en reconocer dónde encaja la automatización en sus operaciones. Según informa SHRM, la Sociedad para la Gestión de los RH, los expertos no se ponen de acuerdo en cuántos empleos se perderán en este proceso. Un estudio de la Universidad de Oxford concluyó en el 2013 que alrededor del 47 por ciento de los empleos en Estados Unidos están en riesgo por la automatización, mientras que una investigación de 2015 realizada por McKinsey & Co. prevé que un 45 por ciento de los empleos serán eliminados. La empresa Forrester Research, por su parte, predice que los robots y todas las formas de automatización van a reemplazar el 16 por ciento de todos los trabajos en Estados Unidos, pero que va a crear el equivalente a un 9 por ciento de nuevos trabajos hacia el 2025. Esto representa una pérdida neta de un 7 por ciento de los empleos.

Un informe de Forrester asegura que esta transición viene sucediendo por décadas. Por ejemplo, los bots están ya programando reuniones online para los humanos, manejan formularios con solicitudes de viaje y procesan contratos de trabajo. Los aparatos inteligentes ayudan a administrar bodegas y estacionamientos para mejorar la eficiencia. La supercomputadora Watson, de IBM, está trabajando con doctores para mejorar el diagnóstico de sus pacientes.

Entre los trabajos tradicionales que más riesgo corren por la automatización están los agentes de viaje, auxiliares de vuelo, leñadores, libreros y reporteros de periódicos. Las ocupaciones que se enfocan en la interacción humana, como los doctores, enfermeras y masajistas van a permanecer entre aquellas con mayor inmunidad a la hora de ser reemplazadas por robots. Los pintores, diseñadores, atletas y artistas también van a retener su lugar en la sociedad.

Los nuevos trabajos atribuibles al aumento de la automatización incluirán desarrolladores de software y gerentes que logren integrar tecnología automatizada a los modelos de negocio. Las personas van a interactuar con robots para aprender nuevas funciones o manejar mejor sus tareas, y es probable que los robots no tengan un aspecto humanizado y que la interacción con ellos ocurra principalmente a través del teclado. Los expertos aseguran que si bien hay siempre ganadores y perdedores en estas transiciones, un panorama más amplio muestra que a la larga, la tecnología va a impulsar la productividad y la economía.

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Malestar organizacional y budismo

El malestar es parte del cotidiano. Todos enfrentamos situaciones que quisiéramos fueran distintas a cómo están realmente siendo, tanto...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados