KPIs como inspiración para definir OKR

Más leídos

Divorcio cultural: las brechas culturales entre startup y corporación

Por Ramiro Blazquez, director del diplomado de innovación en gestión de personas y people analytics , Unab, CCO VDH...

Carta a los CEO: liderar para crear culturas fuertes

Escuchar, entender y aceptar la diversidad del recurso humano como un capital importante es una necesidad para gerenciar de...

Reinsertar a los seniors, el talento blanco invisible

Los mayores de 50 y los jubilados son talentos que el mercado chileno no les da espacio, salvo excepciones....

Por Rodrigo Garib, socio principal de People First, director de empresas y consultor certificado en OKR’s. 

Los KPIs o indicadores clave de rendimiento, sirven como base para varias cosas. La primera, entender el negocio y poner metas (eventualmente vinculadas a incentivos). Y también son una inspiración para los OKR. Podemos decir que estos dos conceptos comparten el objetivo de mejorar los procesos; sin embargo, cada uno posee un rol diferente.

Mucha gente se confunde pensando que los OKR reemplazan a los KPI, pero lo cierto es que estos últimos siguen cumpliendo su rol y son absolutamente necesarios a la hora de desarrollar OKR, pues sirven para conocer las brechas y definir los focos de trabajo. A eso me refiero cuando digo que los KPI son una inspiración para las OKR.

Un OKR requiere un esfuerzo focalizado y consistente en un período determinado para un resultado que se quiere lograr. Tenemos un tablero de KPIs, con objetivos definidos, y hay que saber distinguir cuándo un KPI se debe mantener como tal y no como OKR. Un KPI controlado no pasa a ser un OKR. Si es un KPI que hoy en día está logrado, no requiere un esfuerzo ni foco particular para lograrlo, y aunque es clave mantener el indicador, ya sabes cómo hacerlo, a diferencia de otros indicadores que pueden tener brechas importantes, que se traducen en gasto de dinero, requieren trabajo, esfuerzo y foco. En ese momento se puede hablar de generar un OKR, y luego se tendrán KR particulares para disminuir o aumentar ciertos indicadores según corresponda. 

Cuando un OKR orientado logra resultados positivos, si bien hay que seguir trabajando en ello, ya no requiere un equipo multidisciplinario trabajando en eso y, probablemente, los grandes esfuerzos deben transportarse a otra cosa. Lo que no significa que esto siga siendo un KPI medible, importante para la organización. 

En la columna anterior hablamos de por qué uno debería tener KPIs, ahora mostramos cómo se relacionan con los OKR, y en la siguiente columna hablaremos de cómo los KPIs se utilizan para la generación de incentivos. ¡Atento!

¡La sustentabilidad de RH Management requiere tu apoyo!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

Donación mensual

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Nuevo dictamen de la DT fortalece sindicatos y se pone en línea con el borrador de la nueva constitución

Grupos negociadores no podrán pactar extensiones de beneficios y entrega certeza jurídica a la titularidad sindical. La Dirección del...

Últimas noticias

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -