Indignados contra prácticas RH injustas

Más leídos

Con más de 35 años de trayectoria profesional y una veintena de libros a su haber, este académico de la U. de Colorado en Denver (donde dirige la cátedra “Robert H. Reynolds” en liderazgo global y administración), sostiene que las inversiones en recursos humanos deberían ser evaluadas de la misma manera que las que se realizan en otras áreas de la empresa. A raíz de las recientes crisis que han golpeado la economía global, muchas compañías han disminuido de manera violenta su fuerza de trabajo como una forma de reducir costos y ganar flexibilidad en un mercado extremadamente competitivo. No obstante, para el reconocido académico estadounidense Wayne F. Cascio, estas medidas pueden resultar contraproducentes, incluso viéndolas como uno de los factores que gatillaron distintos movimientos sociales alrededor del mundo, como los “Indignados” en España, o “Occupy” en EE.UU.

En una entrevista a RH Management, Cascio indica que en gran medida, estos movimientos son protestas contra prácticas de recursos humanos injustas. “Cuando los CEOs reciben sueldos que superan 500 veces los de un trabajador promedio, o cuando las empresas realizan reducciones extremas (20% o más) de su mano de obra, parece poco equitativo”. En este sentido, las compañías que tratan a los empleados con respeto, que permiten a sus empleados a mantener su dignidad, y que aplican procedimientos que todos consideran como justos, generalmente no tienen problemas. “Por ejemplo, cada año, las ‘100 mejores empresas para trabajar’ (ranking de la revista Fortune) reciben al menos el doble de solicitudes de empleo, y cerca de 80 a 85% de estas empresas tienen cero despidos. El hecho es que las personas quieren trabajar en lugares donde se les trate bien”, afirma.

Rol de los profesionales RH

Para Cascio, los profesionales de RH deben ser capaces de evaluar las implicaciones para las personas, de los cambios en la estrategia empresarial de largo, mediano y corto plazo. En este aspecto, el académico manifiesta que las inversiones en recursos humanos deben ser tan sistemáticas como las inversiones en otros recursos vitales, y que las decisiones sobre RH deben ser medidas y escogidas usando marcos de referencia establecidos. “El requisito más importante es mostrar las conexiones lógicas entre las inversiones en las personas y los resultados importantes del negocio. Uno debe ser capaz de ‘contar una historia’ acerca de cómo la empresa genera valor a partir de su capital humano, lo que es especialmente importante para los líderes fuera de este ámbito”, dice.

En su libro Invertir en las personas: Impacto financiero de las iniciativas de RH, Cascio y su coautor John Boudreau, proponen diversas guías y variables para realizar un análisis financiero de las inversiones en las personas, incluyendo factores relacionados con este campo, como ausentismo, rotación de empleados, salud ocupacional, dotación y capacitación del empleado, entre otros.


PUBLICADO EN RHM 54, DICIEMBRE 2011.

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Data Storytelling: un antes y un después en el manejo de datos

Durante el capítulo 34 de la segunda temporada de “Luces y Sombras en el Trabajo” estuvimos con el ingeniero...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados