“Hay pérdida en el trabajo cien por ciento on line”

Para el gerente general de Datactiva, empresa distinguida por el gobierno de Boric como líder en la implementación de la semana de 40 horas laborales, la flexibilidad tiene que estar acorde a la realidad de cada empresa.

Más leídos

Como empresa de seguridad en sistemas informáticos, los años recientes han significado no sólo una gran carga de trabajo sino la necesidad de buscar todos los ajustes necesarios para conformar los equipos que puedan desarrollar los proyectos a tiempo y en las condiciones anticipadas. Por lo mismo, encontrar perfiles específicos para trabajar no es fácil y hay que buscar cómo ajustarse a sus condiciones y tiempos de trabajo, opina Cesar Sáez, gerente general de Datactiva, empresa que fue invitada a la ceremonia de promulgación de la ley de las 40 horas promovida por el gobierno de Gabriel Boric durante el primer semestre de 2023.

 ¿La gente es más exigente a la hora de firmar un contrato?

– Lo que pasa es que el mundo cambió. Los departamentos de recursos humanos tienen que ser increíblemente creativos para captar los talentos, y a mi modo de ver esto tiene que ver con la cultura del emprendimiento que se ha venido desarrollando a nivel global. En los esquemas antiguos uno podía exigir que la persona estuviera todo el día en su puesto den trabajo, pero ahora no porque las personas tienen oportunidades alternativas de generar ingresos. Ahora hay que negociar con las personas el tiempo que están dispuestos a dedicar a trabajar contigo y a qué precio ellos estarían dispuestos. Si hace 10 años nosotros teníamos el 90% del personal contratado, hoy tengo sólo el 50% y todos los años tengo que ponerme de acuerdo con aquellos trabajadores y especialistas que necesito tener en mis equipos de qué disponibilidad tienen para nosotros.

¿La flexibilidad llegó para quedarse?

– Hay que ver caso a caso, porque en la flexibilidad se generan cosas buenas y malas. A nosotros como empresa se nos hace más difícil ya no estando la persona todo el día y a la misma hora todos disponibles, porque muchos proyectos se hacen en equipo y entonces se requiere más tiempo de coordinación.

Pero ustedes son pioneros en la implementación de la rebaja de las horas semanales.

– Sí, pero este tipo de ley, como el conjunto de leyes en general en materia laboral no se hace cargo de la particularidad de cada empresa o de cada industria, como para que nosotros podamos recomendarla así de manera general. Nosotros supimos adaptarnos, pero hay trabajos, por ejemplo, empresas donde los operarios tienen que estar todo el tiempo frente a una máquina para producir cierto producto, en el caso de esas compañías se entiende que no se podrán sumar tan fácilmente.

¿De qué depende que se puedan ir sumando? Grecia, por el contrario, estudia aprobar más horas de trabajo legales.

– De varios factores, pero algo fundamental es que tengan una métrica que permita dimensionar las horas en función del producto. Pero también eso puede ser variable. Porque en la vida real puede que haya un especialista que se demore más de 8 horas por ejemplo en hacer un trabajo, y esos casos en detalle no los especifican las leyes. Entonces, lo práctico es que para implementar medidas de flexibilidad exista un marco legal razonable y también la posibilidad de llegar a acuerdos con los trabajadores.

Un estudio indicó recientemente que más del 70% de mujeres que tienen a su cargo el cuidado de personas renunciaría a su trabajo. ¿Puede haber medidas de flexibilidad para ayudar con su carga?

  • A mí me parece que lo primero que hay que entender ahí es que esa ocupación es en sí un trabajo. Es medible y genera sus resultados. Esa persona no está en la casa “no trabajando”. El problema es que aun cuando muchas personas entendemos que sí es un trabajo, y que por tanto debería ser remunerado, nadie se hace cargo de ese pago. Y ojo que esas mujeres no sólo dejan de percibir renta, sino tampoco están imponiendo para su jubilación a futuro, lo que es transforma una carga para el país al final. A mí modo de ver sí deberían percibir un sueldo, por parte del Estado, financiado con impuestos por el aporte a la sociedad que efectivamente de hace.

 

¿Pero sería una solución para las cuidadoras trabajar cien por ciento vía remota, por ejemplo?

– Es que yo no estoy de acuerdo con la modalidad cien por ciento remoto. Hay pérdida en el trabajo cien por ciento on line. Se pierde mucho en dos dimensiones. La primera, es en el grado y forma de resolver conflictos, y la segunda, en la posibilidad de colaborar, con la ganancia que para todos puede generar eso. Si tú no vas nunca a la oficina, no es raro que no te sientas parte de ahí. Los seres humanos somos sociables, al trabajar juntos se generan lazos, se abre la posibilidad de ayudarse unos con otros, de salir más rápido de los conflictos y en definitiva de trabajar mucho mejor.

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Cómo enriquece la inteligencia espiritual la visión del líder

Por Lina De Giglio, especialista en personas en entornos de trabajo, inteligencia espiritual, gestión emocional, bienestar laboral y sentirse...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados