Fallece Daniel Kahneman, pionero de la economía del comportamiento y Premio Nobel

A los 90 años, nos deja Daniel Kahneman, cuyas revolucionarias teorías sobre la irracionalidad de la toma de decisiones humanas transformaron profundamente la psicología y la economía. Su obra maestra, "Pensar rápido, pensar despacio", continúa siendo un referente mundial.

Más leídos

El renombrado psicólogo Daniel Kahneman, laureado con el Premio Nobel, falleció a los 90 años, dejando tras de sí un legado invaluable en el campo de la economía del comportamiento. Según informaciones proporcionadas por The Guardian, Kahneman, autor del influyente libro “Pensar rápido, pensar despacio”, revolucionó la concepción tradicional de la toma de decisiones, argumentando que las acciones humanas están menos ancladas en la racionalidad y más en los instintos.

La Universidad de Princeton, donde Kahneman ejerció como académico hasta su último aliento, confirmó la noticia de su fallecimiento, destacando su monumental contribución a las ciencias sociales. “La llegada de Kahneman marcó un antes y un después en muchas áreas de las ciencias sociales”, expresó el Prof. Eldar Shafir en declaraciones recogidas por la institución.

Kahneman, junto a su colega Amos Tversky, es acreditado por haber remodelado el enfoque de la economía, introduciendo la idea de que las decisiones humanas están significativamente influenciadas por sesgos cognitivos y atajos mentales, informa Agence France-Presse. Esta perspectiva desafió la noción predominante de los “actores racionales” en la economía, enriqueciendo el entendimiento de la conducta humana en el proceso de toma de decisiones.

Nacido en Tel Aviv y habiendo servido en el ejército israelí en la década de 1950, Kahneman trascendió fronteras y disciplinas con su trabajo. A pesar de su estatus, Kahneman mantuvo una humildad notable. “No aspiraba a un gran éxito… He tenido una gran vida”, confesó en una entrevista con The Guardian en 2015, dejando entrever la profundidad de su carácter y su capacidad para disfrutar de la vida más allá de sus logros académicos.

Su contribución

Su trabajo pionero en la economía conductual y la psicología del juicio y la toma de decisiones ha dejado una huella indeleble en cómo entendemos la mente humana y su interacción con la economía.

Comenzó su educación en psicología y matemáticas en la Universidad Hebrea de Jerusalén, donde se graduó en 1954. Posteriormente, obtuvo su doctorado en Psicología en la Universidad de California, Berkeley, en 1961

A lo largo de su carrera, Kahneman se desempeñó como profesor en varias instituciones prestigiosas, incluyendo la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Universidad de Princeton, donde fue profesor emérito de psicología y asuntos públicos

Kahneman es mejor conocido por su colaboración con Amos Tversky, con quien desarrolló la Teoría de las Perspectivas, que desafía la noción de la racionalidad humana en la toma de decisiones económicas

Esta teoría sugiere que las personas toman decisiones basadas en el valor potencial de las pérdidas y ganancias, más que en el resultado final, y que las personas evalúan estas pérdidas y ganancias utilizando ciertos heurísticos que pueden llevar a sesgos y errores sistemáticos

Kahneman y Tversky identificaron varios sesgos cognitivos, como el sesgo de confirmación, la heurística de disponibilidad y la aversión a la pérdida, que influyen en cómo las personas perciben y reaccionan ante el riesgo y la incertidumbre. Estos descubrimientos han tenido implicaciones significativas en diversas áreas, incluyendo la economía, la política y la medicina.

En su libro “Thinking, Fast and Slow” (Pensar, Rápido y Despacio), Kahneman resume gran parte de su investigación, presentando la idea de que la mente opera utilizando dos sistemas distintos. El Sistema 1 es rápido, intuitivo y emocional, mientras que el Sistema 2 es más lento, deliberativo y lógico. Este marco ha ayudado a explicar cómo los juicios intuitivos rápidos pueden llevar a errores y cómo un pensamiento más lento y reflexivo puede ser utilizado para corregir esos errores.

Además del Premio Nobel, Kahneman recibió numerosos premios y honores a lo largo de su vida, incluyendo la elección como miembro de la Academia Nacional de Ciencias y la Sociedad Filosófica Americana

Fue nombrado por la revista Foreign Policy en su lista de pensadores globales y por The Economist como uno de los economistas más influyentes del mundo

El legado de Kahneman perdura en la actualidad, con sus teorías y descubrimientos siendo fundamentales en la comprensión de la toma de decisiones humanas. Su trabajo ha influido en la creación de políticas públicas más efectivas y en el desarrollo de estrategias de marketing y negocios que tienen en cuenta la psicología humana.

La muerte de Daniel Kahneman a los 90 años marca el fin de una era en la psicología y la economía conductual, pero su influencia continúa a través de las generaciones de investigadores y profesionales que aplican y expanden sus teorías. Su enfoque interdisciplinario y su capacidad para traducir la investigación psicológica en aplicaciones prácticas han transformado nuestra comprensión de la mente humana y su papel en la economía global.

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Desentrañando el futuro laboral en Estados Unidos

En un reciente estudio publicado por Icims Insights, se han revelado datos significativos sobre las tendencias del mercado laboral...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados