Factores habilitantes para las 40 horas

Más leídos

Por Andrea Bagnara y Carlos Portales, ambos consultores y académicos en la PUC.

Existe abundante evidencia comparada acerca de los impactos positivos de la reducción de la jornada laboral. Estos se han observado en la conciliación entre la vida personal y el trabajo, el efecto positivo en salud mental y en el bienestar general de las y los trabajadores, además de la disminución de los costos de traslado y cuidados en su modalidad de semana hábil de cuatro días. Estos beneficios económicos y en términos de bienestar son los que han justificado la reducción de jornadas en las economías más desarrolladas, y son la base para su discusión actual en Chile.

Al abordar el factor productividad, sin embargo, existe evidencia controvertida, pues el impacto de la reducción de la jornada laboral puede tener impactos positivos o negativos. Justamente, la productividad es, en la actualidad, uno de los principales desafíos de nuestra economía, por lo que la pregunta acerca de cuáles son los factores habilitadores que permitirían que la disminución de la jornada laboral impactará positivamente, o al menos no negativamente, en la productividad cobra una gran relevancia. 

A través de la experiencia de Data Lab en el trabajo con grandes empresas, hemos observado que la implementación de ciertas prácticas de gestión de personas tiene un impacto positivo en la productividad. Al menos tres temas en este ámbito tienen importantes brechas en nuestro país: La capacitación, la claridad de funciones y coordinación, y la confianza.

Para hacer los mismo en menos tiempo, o con menos recursos, se requiere instalar o desarrollar capacidades. La velocidad del desarrollo tecnológico y otros factores vuelven urgente una mirada con mayor atención a la implementación de capacitaciones en el mundo laboral, que en Chile presenta un estándar que tiene mucho por mejorar en magnitud y calidad.

Respecto de la claridad de funciones y coordinación, existe un bajo desarrollo del sentido del trabajo, en su contribución personal a los resultados de las empresas. Por lo general, son pocos los trabajadores que tienen claridad sobre la relación entre su trabajo y los objetivos de su área u organización.

Por último, la confianza es otro elemento clave. Incluye la delegación, la capacidad de levantar problemas y oportunidades, además de la autonomía. Existen dificultades en las empresas para el desarrollo de la confianza, que justamente es un elemento clave, de soporte, para la implementación exitosa de la reducción de la jornada laboral.

La reducción de la jornada laboral a 40 horas es una oportunidad para abordar estos desafíos del ámbito laboral en nuestro país, en el que se ha hecho cada vez más evidente la necesidad de transitar desde una lógica paternalista a una de co-construcción de valor compartido en las relaciones laborales.

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Liderazgo político de las mujeres: Un desafío pendiente para la igualdad de género

A pesar de los avances, los datos muestran que las mujeres siguen estando subrepresentadas en todos los niveles de...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados