Explosión en renegociaciones de deuda personal: nueva ley y economía precaria disparan las cifras

La implementación de la Ley de Insolvencia y un entorno económico desafiante han provocado un aumento sin precedentes en las renegociaciones de deuda personal, alcanzando un incremento del 172%. Este fenómeno no solo refleja los efectos de las reformas legislativas y la situación económica, sino que también plantea importantes cuestionamientos sobre el bienestar financiero y laboral de los individuos, así como sobre las políticas salariales de las empresas.

Más leídos

La Superintendencia de Insolvencia ha identificado un aumento significativo en la renegociación de deudas en personas. Este fenómeno, que ha visto un ascenso cercano al triple en el último año, se ha revelado a través de datos preocupantes en el reciente informe del organismo. Tal incremento apunta hacia 124 casos reportados de individuos buscando reestructurar sus obligaciones financieras.

Hugo Sánchez, superintendente de Insolvencia, señala que desde febrero de 2023 a enero de 2024, la cantidad de solicitudes de renegociación ha experimentado un ‘crecimiento importante’, especialmente tras la implementación de la nueva Ley de Insolvencia el 11 de agosto de 2023. Se ha registrado un salto de 50-54 solicitudes a una banda de 104-120, alcanzando actualmente 124. Sánchez atribuye este aumento, que representa un crecimiento del 172% respecto al período anterior, a las modificaciones legales que simplifican y agilizan estos procesos, reduciendo su duración a un promedio de tres meses. 

Además de las transformaciones legislativas, la contracción económica de 2023, combinada con una inflación que afectó el poder adquisitivo y un mercado laboral estancado, figuran entre los posibles factores que han conducido a este auge en las renegociaciones. Diego Messen, socio de Moraga y Cía., coincide con la perspectiva de la Superintendencia en cuanto a que las reformas legales facilitaron el acceso a los procedimientos de liquidación o reorganización. No obstante, advierte sobre la influencia que podrían tener las condiciones económicas del país en esta tendencia al alza.

Otra variable a considerar es el comportamiento de las solicitudes de liquidación de bienes, antes conocidas como quiebras. Mientras las peticiones de personas han mostrado un incremento leve, las correspondientes a empresas presentan una disminución. Según el superintendente, eso se debe a que muchas de las antiguas liquidaciones empresariales ahora se realizan a nivel personal; como resultado, las liquidaciones empresariales han caído un 38% entre enero de 2023 y enero de 2024.

Para los interesados en explorar la renegociación de deudas como una opción viable frente a dificultades financieras, es importante cumplir con determinados requisitos que faciliten el acceso a este mecanismo. El panorama actual sugiere una preferencia creciente por la renegociación sobre la liquidación, permitiendo una salida más ágil y menos onerosa ante situaciones de insolvencia.

Fuente original

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Desplome del compromiso laboral: mínimo en once años impacta fuertemente a la Generación Z

Según una reciente investigación de Gallup, presentada por Jena McGregor, especialista en liderazgo y carreras, el compromiso laboral ha...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados