Experiencia colaborador coherente y consistente: sueldo mínimo del BCI llega a los 900 mil pesos

Más leídos

Con un enfoque de granulación y people analytics el BCI ha construido una parrilla de bienestar sin igual en el mercado. Esta radiografía de detalle de su fuerza laboral le permitió hacer más eficaces y eficientes sus beneficios y potenciar aquellos segmentos más débiles de su cadena de valor. Por esta razón, el salario mínimo establecido por ellos es un ejemplo de ética y eficiencia organizacional.  Acá las reflexiones de Eugenio Von Chrismar, CEO de BCI. 

El gerente general comenta que, desde sus inicios, BCI se ha encargado de construir una organización diferente. Hace 85 años que la organización ha trabajado en la incorporación de ambientes laborales inclusivos y equitativos para los colaboradores con el fin de generar un impacto social y ambiental importante. “Creemos en una ecuación virtuosa, en la que nuestros clientes, accionistas y la comunidad se benefician de que nuestro equipo cuente con las mejores condiciones para su desarrollo, poniéndolos en el centro de nuestras decisiones”, afirma el CEO. 

Sin embargo, los tiempos cambian y las necesidades de los colaboradores también. Es así que en la actualidad la empresa decidió mejorar las condiciones de vida de las y los trabajadores incrementando sus beneficios. “Queremos hacernos cargo de la diversidad de intereses y realidades que tenemos en nuestra organización, la cual no es más que un reflejo de nuestra sociedad. Con este objetivo en mente, quisimos robustecer una vez más nuestra experiencia colaborador en BCI, un esfuerzo de innovación permanente que potencia la identidad, anhelos, crecimiento laboral y también el crecimiento personal y familiar de cada colaborador, porque sabemos que somos personas diversas en talentos e intereses”, señala.  

Para lograr una correcta implementación de los beneficios, la organización usó la metodología de People Analytics. Tomando decisiones a partir de datos y modelos que se adhieran a las necesidades e intereses de los equipos de trabajo. Esto permitió a BCI crear una experiencia colaborador diferencial que se ha ganado el reconocimiento nacional e internacional.

Eugenio comenta que “en 2021 BCI declaró su ambición de potenciar lo bueno de la vida con lo mejor del trabajo. Coherente con esta aspiración, se inició un trabajo de mapeo del viaje del colaborador y definición de arquetipos de colaboradores, buscan personalizar y mejorar cada momento de verdad a través de escuchas sistemáticas y automatizadas que comienzan con el ingreso del nuevo colaborador y terminan con su salida de la corporación. Esta dinámica de trabajo colaborativo basada en la escucha permanente, diseño, implementación y mejora continua, ha permeado en la forma transversal de generar soluciones oportunas y ágiles para los colaboradores”.

Uno de los cambios que más llamó la atención es el incremento y el alto nivel del ingreso mínimo de las y los trabajadores. Para esta implementación se hizo un proceso de escucha permanente y sistemático de cara a los equipos. Esto bajo un criterio de desarrollo interno de soluciones y una revisión de las mejores prácticas a nivel mundial con el fin de ser incorporadas a la oferta de BCI. Al mismo tiempo, se tomó en cuenta la sustentabilidad de la propuesta a largo plazo y su capacidad de responder a los objetivos estratégicos de la organización. 

En ese sentido, el CEO comenta que para BCI el mantener una renta mínima dentro de los estándares más altos del mercado siempre ha sido una de sus principales preocupaciones. Recalca que hoy día dieron un salto muy grande. “Incrementamos nuestro ingreso mínimo empresa a más del doble del legal, y varios puntos porcentuales más que lo entregado por la competencia relevante. Premiamos el esfuerzo de cada uno de nuestros colaboradores, con un incremento del ingreso mínimo hasta $820.000 brutos (que considerando asignación de colación llega hasta los $900.000 aprox). Esta medida, de incrementar el ingreso mínimo empresa, toma mayor sentido cuando se ve en el contexto en que se produce, siendo una de las más de 20 medidas que responden y se anticipan a necesidades reales de colaboradores, de forma integral”, concreta

Para la realización del proceso de escucha que hizo posible estas mejoras, participaron diversas áreas del banco, tales como el equipo de cultura, people analytics, talento y compensaciones, liderazgo, formación y relaciones laborales, quienes se aseguraron de proporcionar una visión inclusiva a las medidas.

Sostiene además, que la evaluación de BCI es paralela a los cambios en el mundo. De esta forma, la compañía se mantuvo creciendo e involucrando más diversidad de talentos, tanto en el nivel generacional como motivacional. “Estamos convencidos de la relevancia de empatizar y responder de manera ágil, coherente con nuestro compromiso de ser mucho más que un banco. En este sentido, la ética, inclusión y sostenibilidad están a la base de esta propuesta”, dice. Manifiesta que la intención del BCI es potenciar lo bueno en la vida de sus colaboradores con lo mejor del trabajo, generando un impacto positivo en sus familias y también un impacto social en el país. 

“En ese sentido, es fundamental entender que tenemos en BCI una muestra de la sociedad. Las preocupaciones sociales relevantes en el país, como el bienestar, la calidad de vida, la flexibilidad, la inclusión, son a la vez ámbitos importantes de revisar también de cara a nuestros colaboradores, entendiendo sus necesidades y analizando cómo podemos cubrirlas, con una forma consciente de hacer empresa”, declara.

Por otro lado, la gerencia de personas juega un rol muy importante a la hora de crear y mantener actualizadas ofertas de valor atractivas y sostenibles. En ese sentido, el gerente explica que el activo más importante de la empresa son sus colaboradores. Por lo tanto, desde la gerencia RH se trabajan proyectos y políticas que respondan al desarrollo de un mejor espacio de trabajo y de esta forma potenciar el desempeño personal y profesional de las y los trabajadores. Declara que para generar esta experiencia renovada, no se improvisa, y tienen una capacidad instalada de people analytics, que es una de las claves de su éxito, además de la escucha y la co-construcción con nuestros equipos. “Es así como a través de distintos mecanismos de escucha, estamos continuamente identificando las principales necesidades de los colaboradores, e incorporando mejoras en políticas, procesos, convenios y beneficios”, plantea.

Finalmente, expone que la transformación del BCI es un proceso constante, donde es fundamental el perfeccionamiento de la experiencia del colaborador vía micropropuestas. “En septiembre lanzamos más de 20 nuevas experiencias y beneficios, con las cuales queremos potenciar una experiencia integral, humana y diferente, pero la escucha y acciones es recurrente, y ya está instalada. Buscamos generar novedades y sorprender de forma continua, a través de canales abiertos que nos permiten capturar anhelos, propuestas, dolores, y responder a tiempo, con saltos en el bienestar en la capacidad de disfrutar y experimentar”, asegura.

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Sostenibilidad, clave para evitar la gran renuncia

Este concepto alude a la partida voluntaria de los empleados a causa de la pérdida de sentido con sus...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados