Ellos también sufren los impactos de los roles de género

La psicóloga Ana Margarita de Olivos de Humana Consultores entrega orientaciones respecto a cómo apoyar el despliegue de nuevas masculinidades que contribuyan a los cambios profundos que requiere nuestra sociedad.

Más leídos

Por Ana Margarita Olivos, psicóloga, máster en dinámicas organizacionales y gerenta general de Humana Consultores.

Nuestros años de experiencia como consultora que trabaja con enfoque de género y los datos del mercado laboral revelan que la participación sociopolítica, la realización del trabajo doméstico, la violencia contra las mujeres o la feminización de la pobreza siguen reflejando una sociedad desigual con jerarquización en las relaciones y la posición social de ambos sexos.

Sin embargo, la opresión producida por las diferencias de género no es algo que afecte sólo a las mujeres, sino que también ha sido fuente de insatisfacción para los hombres. En consecuencia, ellos tienen una esperanza de vida menor, son más propensos a sufrir drogodependencias, accidentes de tráfico, accidentes laborales más graves o a ser víctimas de muertes violentas y penas de cárcel.

La exigencia de comportarse conforme al estándar social los obliga,por ejemplo, a ser proveedores y protectores, impidiéndoles asumir una masculinidad propia que considere las múltiples posibilidades existentes o por descubrir a la hora de asumir una identidad.

¿Qué pueden hacer las empresas para promover cambios?

Las organizaciones deben seguir apoyando la conciliación, mecanismo que se refiere a la distribución equilibrada del tiempo y esfuerzo entre el trabajo, familia y otros aspectos de la vida personal para que las personas logren compatibilizar sus intereses y sus obligaciones

También es necesario que sigan promoviendo la corresponsabilidad -el hecho de que mujeres y hombres se responsabilicen por igual de las tareas domésticas, la contención emocional, el cuidado de hijos, hijas y personas dependientes-. Para ello, la actualización de beneficios, la flexibilidad horaria, o las jornadas de trabajo híbridas son muy relevantes.

Sin embargo, lo más complejo a la hora de implementar medidas como las mencionadas anteriormente es el abordaje de la cultura organizacional, pues es clave una adaptación a los tiempos actuales que vaya presionando a la sociedad a revisar los modelos tradicionales de masculinidad.

En este ámbito, la prevención de todo lo que tiene que ver con violencia y la implementación de mecanismos de denuncia efectivos y confidenciales, junto con la promoción del buen trato laboral son herramientas que deben considerar esta mirada de las nuevas masculinidades. Así, por ejemplo, si bien la denuncia del acoso ha sido difícil para las mujeres, para los hombres es casi imposible. Lo importante es dejar de reaccionar frente al maltrato y la violencia avanzando hacia su prevención del maltrato en el marco de una sensibilización cultural profunda.

En este contexto, un aspecto organizacional clave se refiere a las estructuras de poder y la toma de decisiones. Históricamente, han estado centradas en la jerarquía masculina, sin embargo, hoy debemos fomentar estilos de decisión colaborativos y de corresponsabilidad, fomentando la empatía, la expresión de los afectos, la gestión de la frustración y la gestión emocional como herramientas tan valorables como las capacidades técnicas.

Las nuevas masculinidades son un aporte a la mirada de la diversidad de género que permite desarticular la idea del hombre tradicional dando paso a una sociedad con mayor equidad que potencie el surgimiento de las capacidades y aportes individuales sin distinción.

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Puede la Ley Karin cambiar la historia del acoso laboral en Chile? ¡Juzgue usted!

¿Cuál es el verdadero impacto de la Ley Karin en la lucha contra el acoso laboral? ¿Estamos preparados culturalmente...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados