“El trabajo no te lo va a quitar la inteligencia artificial, sino alguien que sepa usarla”

Cristina Aranda, filóloga española, experta en inteligencia artificial, CEO de Big Onion y cofundadora de Mujeres Tech, comentó las claves que se vislumbran para mantenerse como un trabajador competitivo frente a la tecnología, en la última cumbre de Redmad. 

Más leídos

Para abordar la preocupación de los y las trabajadores frente a la irrupción de la inteligencia artificial, conviene entender cómo funciona en su motor más profundo: la hilación de palabras para la construcción de frases que tengan significado.

La interacción con la IA -hasta aquí- se basa en modelos masivos de lenguaje (LLM, de su sigla en inglés Large Languaje Model), un universo de información que finalmente se desglosa en palabras y es capaz de anticipar las respuestas debido a que la forma en que estas palabras se entretejen para arrojar un significado, sigue más o menos los mismos patrones.

Por eso es que el estudio del lenguaje ha recobrado un inusual interés por parte de los analistas. La filología, la ciencia que estudia los textos escritos, la estructura y la evolución de una lengua, salió de la academia y comienza a posicionarse como una de las ciencias estratégicas del futuro presente.

Por eso, y por su enfoque en los efectos de la tecnología, es que concitó particular interés la intervención de Cristina Aranda, filóloga española experta en inteligencia artificial, CEO de Big Onion y cofundadora de Mujeres Tech que tuvo lugar durante la última versión del Summit Remad, Red de Mujeres en Alta Dirección.

Bajo el título “HumanAI, el factor femenino en un mundo artificialmente inteligente”, la experta en lenguaje -junto a otros panelistas- se dedicó a reflexionar sobre la IA desde una perspectiva tanto de género como organizacional.

“Con toda esta automatización que se nos viene, si esas tareas las va a hacer una inteligencia artificial y tú no vas a aportar valor, obviamente te vas a quedar sin trabajo. El empleo no te lo va a quitar la inteligencia artificial, sino alguien que sepa usar la inteligencia artificial”, dijo. Y mencionó más aristas desafiantes. “Las personas que tengan capacidades de empatía, de resolver rápidamente problemas, liderazgo inclusivo, escucha, motivación, todas esas capacidades sociales van a tener mucho más tirón, incluido el sentido del humor”.

En cuanto a los sesgos de género, Cristina Aranda explicó que hay un problema radicado en el origen de los datos, porque la génesis de estos pasa por la poca diversidad que existe en el ámbito tecnológico, lo que en su derivada de usuarios finales, se revela como sesgos de género. “Si tu data es basura, lo que se genera es basura. Si tu data tiene sesgos, es porque tienen sesgos los datos. Estas máquinas son increíblemente inteligentes, pero asombrosamente tontas”, afirmó la experta, abriendo nuevas luces de por dónde las personas se pueden diferenciar de las respuestas y soluciones generadas desde la máquina.

Para revisar la intervención completa de la filóloga y la de otros expositores en la última cumbre Redmad realizada en noviembre 2023, ingresar aquí 

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

El envejecimiento de Chile frente al espejo del edadismo: un desafío laboral y social inminente

El fenómeno del envejecimiento de la población en Chile presenta desafíos multifacéticos, impactando desde el mercado de consumo, la...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados