El liderazgo nivel 7, o el liderazgo del servicio

Más leídos

Luces y sombras de la disrupción tecnológica en recursos humanos

Lograr el equilibrio será fundamental para navegar sobre las aguas de la tecnología Andrés Ossandón, sicólogo y master en consultoría...

Irene Schlechter, movida por la pasión, el liderazgo y el emprendimiento

Una carrera dinámica que se divide en tres actos, sus inicios en la psicología organizacional, la aventura en el...

El éxito es el balance entre lo personal y lo profesional

Qué es el éxito y cómo alcanzarlo es de las preguntas habituales que se hacen los profesionales a lo...

Por Alfredo Molina, Director de Círculo Flow. Publicado en RHM 86.

Hace un tiempo atrás, un cliente me preguntó qué opinaba sobre el liderazgo nivel 7. Confieso que me sorprendió, y que hasta me sentí un poco mal de no poder darle una respuesta inmediata. Me quedé con la tarea. Lo primero que hice fue buscar la referencia revisando las publicaciones de J. Collins; pensé que me había distraído y que el autor de Built to Last había avanzado su modelo de Liderazgo Nivel 5 hasta 2 niveles más, sin que el alerta de publicaciones de google me avisara. Pero no era el caso; me fui, entonces, a google scholar, búsqueda avanzada…y nada. Concluí que mi cliente se había confundido, que en realidad me estaba preguntando por el LN5, el liderazgo de la humildad y la disciplina, modelo que alguna vez fue portada del Harvard Business Review. Y me habría quedado con esa impresión a no ser por un amigo outsider quien me comentó “obvio, es el modelo de Barret, el de los estados de consciencia, ¿no lo conoces?”.

Es muy interesante constatar la velocidad con que se están generando nuevas filosofías y propuestas en el ámbito del liderazgo, con un patrón similar al que Prigogine describe en sus “estructuras disipativas”; es decir, en una alternancia de distinciones ordenadas y caóticas, las primeras surgidas de modelos que evolucionan conforme a la evidencia, en tanto que las otras proviniendo de fuentes relativamente desconocidas, poco documentadas e, incluso, sospechosas. Collins y Barret ejemplifican bien el fenómeno que señalo.

Ciertamente que no conocía a este simpático personaje (también outsider), autor de varios libros y con perfil de libre pensador un tanto esotérico, Richard Barret. Imposible no ligar su modelo con el de G.I. Gurdjieff, quien también habla de 7 estados de consciencia. O, también, con los modelos de Wilber, Beck y Laloux, quienes asumen una perspectiva evolucionista de la consciencia. En resumen, en su “modelo” el líder nivel 7 es quien está al servicio de la humanidad, como lo han estado los grandes líderes: Madre Teresa, Gandhi, Buda o Jesús. Esto nos conduce a la filosofía del liderazgo como acto de servicio, que fue desarrollada por Robert Greenleaf a fines de los 70’, una perspectiva que nos haría muy bien reflexionar en nuestro Chile de hoy, dados los quiebres éticos recurrentes e inquietantes en que nos hemos visto envueltos desde algún tiempo.

El liderazgo nivel 7, o el liderazgo del servicio, es un tópico no menor en la cazuela del “nuevo paradigma del liderazgo”, que poco a poco comienza a ponerse de moda en nuestro país. Pero ¡ojo! no por ser moda emergente se implica que sea poco pertinente o valiosa para lo que nuestra sociedad y nuestras organizaciones requieren.

El que las perspectivas evolucionistas del liderazgo todavía no gocen de un status académico, no nos debe sorprender ni preocupar, puesto que en el campo del management suele suceder que la praxis anticipe con mucho a la academia y a la generación de evidencia. Sucedió así con el coaching, el que mucho antes de que apareciera la primera investigación sobre sus efectos ya se había popularizado en un gran número de empresas de USA y UE. Y algo parecido podría decirse de varias otras prácticas del management en las que la fama precedió a la investigación (la planificación estratégica y el mercadeo, por citar sólo 2).

Repensar e innovar los liderazgos es, sin duda, algo ineludible con vistas a ser capaces –a nivel organizacional y social- de integrar de manera positiva las complejidades de los tiempos que corren. Hacerlo desde una perspectiva ética es la mejor decisión que podemos tomar.

¡La sustentabilidad de RH Management requiere tu apoyo!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

Donación mensual

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Prepárense: el trabajo híbrido es difícil

Por Nicole Herskowitz, gerente general de Microsoft Teams La incorporación del trabajo a distancia es uno de los cambios más...

Últimas noticias

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -