martes, noviembre 24, 2020

El líder y la ciencia del liderazgo

Más leídos

Neopaternalismo y formas encubiertas de dominación en la gestión 2.0

Por Karina Narbona, antropóloga Fundación SOL (Publicada en RHM 64, diciembre 2012) Desde hace...

Los cambios que requiere la gestión de personas

https://youtu.be/X5kJuUCGNHE Para postular y conocer más sobre el...

Una nueva mirada de la gestión de personas en tiempos de crisis

https://youtu.be/Ds39_31tqjA Para postular y conocer más sobre el...

Un estudio publicado en el Harvard Business Review revela que hay una serie de creencias erradas con respecto al liderazgo que no se condicen con la evidencia científica.

El 50% de los trabajadores que renuncian culpan a sus jefes. Un dato interesante sobre el lado oscuro del liderazgo que comparte el actual CEO de Hogan Assessment Systems, Tomás Chamorro-Premuzic en su reciente artículo del Harvard Business Review. Parte del problema, a su juicio, pasa por una serie de creencias erradas sobre el concepto de liderazgo que no se condicen con la evidencia científica.

“Es bastante común que las personas crean que el liderazgo depende del contexto, que cualquiera puede ser líder. Bueno, en realidad hay personas que tienen muchas probabilidades de ser líderes independiente del contexto y esas probabilidades pueden ser medidas a través de robustas herramientas psicológicas”, explica el autor. Los estudios también arrojan, sin sorpresa, que un alto CI aumenta las posibilidad de que un individuo emerja como líder, aunque estadísticamente menos de un 5%. “Por supuesto, emerger no implica ser eficaz pero para ser eficaz hay que emerger”, complementa Chamorro-Premuzic.

Múltiples estudios evidencian que las personas más equilibradas, sociables, ambiciosas y curiosas son más propensas a convertirse en líderes. Al respecto, César Oyarzo Mancilla, gerente general de IntegraMédica comenta su experiencia particular en nuestra edición especial sobre CEO’s: “Terminé siendo gerente general por accidente. Mi vocación como economista estaba en el ámbito de las políticas públicas, me desempeñé en el Ministerio de Salud, como director de Fonasa y como superintendente de Isapres, lo que me convirtió de académico a gerente. Cuando intenté volver a la academia, me di cuenta que el ritmo de trabajo en la industria me había cautivado”.

¿Importa el género?

La ciencia nos indica que el género importa menos de lo que creemos. El hecho de que haya tantos líderes hombres tiene más que ver con factores sociales (expectativas, normas culturas y oportunidades) que diferencias en el potencial de liderazgo, que virtualmente es inexistente.
Algunos estudios muestran que las mujeres son ligeramente más eficaces que los hombres pero la causa es que las primeras son seleccionadas gracias a estándares más rigurosos que los hombres creando un “excedente de líderes masculinos mediocres” comenta Chamorro-Premuzic.

En sintonía con esto, Jessica López Saffie, CEO de Banco Estado dice que “hay que agregar un sinnúmero de exigencias para demostrar nuestras capacidades profesionales en un mundo que se mueve en códigos masculinos y machistas, y sin olvidar nuestros roles en el ámbito familiar y social”.

Cultura es consecuencia del liderazgo

Respecto al rol de la cultura organizacional y cómo esta afecta al liderazgo, es imposible obviar su importancia. Sin embargo, a diferencia de lo que muchos creen, la cultura es una consecuencia del liderazgo y no viceversa. Estanislao Peña afirma, a base de su experiencia liderando Nextel, que “en la medida en que uno se conoce y sabe así sus fortalezas y puntos de mejora, puede liderar más efectivamente una organización. El autoconocimiento es fundamental para trabajar con personas, parte elemental de la gestión de un líder”. A su vez Carlos González, gerente general McDonald’s sostiene que si uno no está bien con uno mismo o con el rol que desempeña, difícilmente podrá liderar con éxito a un equipo de trabajo de alto desempeño en un entorno tan desafiante y competitivo como el que enfrentamos hoy”.

Sobre el desempeño de los líderes, Tomas Chamorro-Premuzic afirma que no hay receta: “Hay líderes ambiciosos e impersonales que tienden a ser más emprendedores y se enfocan en el desarrollo e innovación. Los curiosos y sociables tienden a ser más carismáticos”, aunque el autor reconoce la arista oscura del carisma: psicopatía y narcisismo. El gerente general de Principal Financial Group, Pedro Atria dice que las claves que debe tener un CEO a la hora de dirigir contempla “tener siempre en mente el adecuado equilibrio entre los intereses de los principales stakeholders: accionistas, empleados y clientes. Todo dentro de un marco ético donde las decisiones se orienten a lo correcto y al bien mayor.

En resumen, indica Chamorro-Premuzic, la ciencia del liderazgo está bien establecida y no hay necesidad de reformular conceptos. Debemos enfocarnos en aplicar lo que ya sabemos e ignorar lo que creemos saber desde paradigmas errados.

¡Te necesitamos ahora!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Química: la base de un buen equipo

El catedrático de la Universidad de Florida Central, Eduardo Salas, realizó una conferencia sobre las claves de...

Últimas noticias

Química: la base de un buen equipo

El catedrático de la Universidad de Florida Central, Eduardo Salas, realizó una conferencia sobre las claves de la efectividad de los equipos...
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -