jueves, diciembre 3, 2020

“El estrés por los incendios no puede quedar como conversación de pasillo”

En medio de las pérdidas materiales y la cobertura incesante de los medios, los históricos incendios forestales pueden causar efectos negativos para el bienestar de los trabajadores. Juan Pablo Toro, coordinador del Programa de Estudios Psicosociales del Trabajo (PEPET) de la Universidad Diego Portales, explica las consecuencias de estos eventos y cómo las empresas pueden responder.

Más leídos

Marcial Losada, un influencer de verdad

Por Patricio Millar Melossi, consultor de gestión de personas en Millar & Asociados Marcial...

Neopaternalismo y formas encubiertas de dominación en la gestión 2.0

Por Karina Narbona, antropóloga Fundación SOL (Publicada en RHM 64, diciembre 2012) Desde hace...

Conexiones de alta calidad en el trabajo

Por Arlen Solodkin (*) Hace un tiempo tuve la oportunidad estudiar con Jane Dutton,...

En las últimas semanas, el país ha observado como los incendios forestales han arrasado con una superficie superior a la del Gran Santiago, llevándose también hogares, lugares de trabajo y, trágicamente, vidas humanas.

De acuerdo con Juan Pablo Toro, psicólogo de la Universidad Diego Portales, y coordinador del Programa de Estudios Psicosociales del Trabajo (PEPET) de la misma casa de estudios, estos eventos, y la cobertura incesante por parte de los medios de comunicación, tienen consecuencias para el bienestar de los trabajaodes.

“Va a ser muy distinto en el caso de los que hayan sido víctimas directas y hayan perdido no solamente viviendas, sino también lugares de trabajo, como en el caso de celulosas, aserraderos, o gente que trabaja con la madera en transporte, que es muy relevante en las zonas afectadas”, explica.

El especialista apunta a que las personas directamente afectadas podrían experimentar estrés intenso “y en un plazo más largo se puede llegar a un cuadro de estrés post-traumático, que es cuando las personas reviven eventos traumáticos, y esto trae una serie de impedimentos que afecta sus hábitos cotidianos en el trabajo”.

Sin embargo, Toro apunta a que las empresas pueden cooperar para aliviar el estrés tanto de aquellos que han sufrido pérdidas materiales como los que se han sentido preocupados a raíz de la cobertura mediática.

“Todos estamos preocupados del tema y se produce un estado de ánimo a nivel colectivo, el cual también conviene tratar de forma colectiva”, sentencia, y agrega que “sería bueno que las empresas, las gerencias de Recursos Humanos, la gente que trabaja con las personas, pidiera un espacio para tratar esto grupalmente. El estrés no debe quedar como comentarios de pasillo, sino que tratarlo de forma negativa, haya o no personas afectadas. Conversar es una medida que puede aliviar, puede llevar a comportamientos constructivos, como iniciativas solidarias”.

¡Te necesitamos ahora!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Conexiones de alta calidad en el trabajo

Por Arlen Solodkin (*) Hace un tiempo tuve la oportunidad estudiar con Jane Dutton,...

Últimas noticias

¡Reinvéntate! Un aterrador mandato en tiempos de crisis. ¿Resiliencia o anti-fragilidad?

Por: Dana Benarroch, Directora fundadora en Contacto Humano Organizacional y coach en felicidad y liderazgo. ¡Reinvéntate! Una de las...
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -