El burnout, la peste negra del siglo XXI

Más leídos

El cansancio, el agotamiento, el estrés y otras enfermedades propias de la salud mental están desatadas en Chile, y el mundo. En RHM comenzamos un ciclo de reflexiones sobre este tema a partir del Estudio Gallup 2022 global sobre trabajo recientemente publicado. Acá abrimos la conversación buscando responder esta pregunta: ¿cómo las compañías están haciendo frente a la salud de sus colaboradores?

En los últimos dos años las y los trabajadores en todo el mundo han tenido que aprender a hacer su trabajo y colaborar a distancia. Los padres se convirtieron en profesores de facto mientras hacían malabarismos con sus responsabilidades laborales, y la carga de trabajo de algunos empleados, el doble o el triple en las mujeres (doble presencia), ha aumentado dramáticamente. 

Esas experiencias, al parecer ya ordinarias y habituales según varios expertos, están pasando la cuenta. El estrés y el agotamiento van en aumento y un número creciente de personas sienten que sus empleadores no se preocupan por su bienestar. Según el reciente Estudio de Gallup 2022 (nos referiremos en detalle en próximos reportajes) el 44% de los entrevistados a nivel global reconoció tener estrés diario en el trabajo. 

¿Cómo afecta el burnout a la salud mental?

Según la Organización Mundial de la Salud, el burnout es un síndrome resultante del estrés en el lugar de trabajo que no ha sido gestionado con éxito. Entre el estrés provocado por la pandemia y el aumento de las horas que los trabajadores dedican a su trabajo, no es difícil identificar de dónde puede venir este estrés. 

Si bien este agotamiento no es una condición médica, tiene el potencial de afectar negativamente la salud mental y física, pudiendo ocasionar niveles elevados de ansiedad y depresión, falta de sueño, aumento de la fatiga y muchos otros problemas. 

Las personas que lidian con burnout suelen presentar tres características comunes:

1. Agotamiento físico: Los sentimientos crónicos de agotamiento de la energía, la fatiga y el cansancio son algunos de los signos más comunes del agotamiento. Comienzan el día sintiéndose agotados y lo terminan tirándose en el sofá o yéndose directamente a la cama.

2. Cinismo: Suelen sentir un mayor distanciamiento mental de su trabajo, caracterizado por sentimientos de negatividad o cinismo. Dudan de la importancia de su trabajo y se preguntan si algo de lo que hacen realmente importa.

3. Eficacia profesional: Por muy exitosa, productiva o eficaz que sea una persona en su trabajo, cuando experimenta burnout se convence cada vez más de que su trabajo no tiene impacto y acaba sintiéndose incapaz de realizar incluso las tareas más mundanas. 

¿Qué hacen las empresas para reducir el burnout?

La mayoría de las compañías saben que los empleados con buena salud mental son fundamentales para el buen funcionamiento de la organización, pero pocos tienen planes para abordar este complicado asunto. De hecho, una encuesta realizada en octubre de 2021 por la consultora de gestión Willis Towers Watson a 322 empresas estadounidenses arrojó que el 86% de los encuestados afirmó que la salud mental, el estrés y el agotamiento eran una prioridad absoluta, pero el 49% aún no había elaborado un plan formal para abordar la cuestión, y sólo una cuarta parte contaba con una estrategia de bienestar articulada. 

Sin embargo, entre aquellas empresas que buscan activamente formas de mejorar la salud mental de los empleados y reducir el agotamiento, han surgido algunas estrategias, destacando las siguientes:

1. Mayor atención a la diversidad, la equidad y la inclusión (DEI): Muchas empresas están buscando formas de apoyar mejor a los empleados, especialmente a los que están subrepresentados en el lugar de trabajo y en las comunidades. Una encuesta realizada por Willis Towers Watson a mediados de 2021 entre 3.642 empleadores de todo el mundo reveló que, para el 60% de los encuestados a nivel mundial, las iniciativas de DEI eran fundamentales para abordar el bienestar de los empleados.

2. Fomentar la conciliación de la vida laboral y familiar: Animar a los empleados a tomarse más tiempo libre es un remedio popular utilizado para promover el equilibrio entre el trabajo y la vida privada. Varias empresas están ampliando el tiempo libre remunerado (PTO, por sus siglas en inglés) que ofrecen a sus empleados a tiempo completo:

Empresas como Fidelity, Marriott International y Microsoft, entre tantas otras, están entregando días adicionales de PTO, mientras que otras incluso van más allá. Ese es el caso de PwC que dio un paso más para incentivar el tiempo libre pagando a los empleados 250 dólares por tomarse una semana completa de vacaciones.

Sandra Díaz, directora de Valor Humano en WOM (escuchar podcast acá), asegura que las iniciativas de innovación, inclusión y género deben nacer desde la cultura de las empresas acompañado de la convicción de los líderes para impulsar ambientes de confianza mutua, respeto y bienestar.

“Es fundamental orientar las acciones hacia el bienestar de nuestros colaboradores, adaptándonos siempre a sus necesidades actuales. Trabajando bajo esa visión, hemos ido avanzando, por ejemplo en nuestras políticas de inclusión, mediante la red Pride Connection; también al obtener el Sello 40 Horas, entregado por el Ministerio del Trabajo, y por otro lado, la reciente certificación de la norma 3262 de inclusión de género, por ejemplo”, comenta Díaz.

3. Aumentos salariales: Muchas organizaciones responden al aumento de la inflación y a la mayor competencia con aumentos salariales. La investigación y el sentido común apoyan la idea de que una mejor remuneración conduce a una mayor satisfacción en el trabajo, aunque no está tan claro cómo atañen los salarios al agotamiento que afecta a los trabajadores de todos los niveles de ingresos. Eso sí, cabe señalar que la alta inseguridad laboral y los salarios muy bajos aumentan la probabilidad de sufrir burnout. Es por esto algunas empresas están dando bonos para intentar aumentar la retención y la satisfacción. 

  1. Crear una cultura del bienestar: Las compañías buscan formas de crear entornos de trabajo menos estresantes en los que los empleados se sientan apoyados y valorados, buscando estrategias que permitan mejorar las relaciones entre los colaboradores y sus jefes, reforzando auténticamente el valor que cada individuo aporta a su equipo. 

Para lograrlo las compañías han implementado diversas iniciativas, entre las que destacan, por ejemplo, la habilitación de espacios donde los colaboradores pueden dormir una siesta durante el día o los “días sin reuniones”, con el objetivo de dar a los empleados más tiempo para concentrarse en el trabajo y permitirles un mayor control sobre sus horarios. 

Karen Scarpetta, regional general manager South Latam de WeWork, se refiere a una tendencia que va en aumento: cientos de empresas han acabado con la oficina tradicional y han instaurado una política de trabajo flexible que permite a sus empleados trabajar cuando y donde quieran.

“Cada vez hay más facilidades, tanto a nivel de tecnologías como de infraestructura para que las empresas puedan permitir a sus colaboradores trabajar desde donde se sientan más cómodos y se ha demostrado que un trabajo más flexible, junto a un fuerte sentido de comunidad y amistad entre los compañeros de trabajo, reduce el stress y el burnout, mejorando la productividad de toda la compañía”, explica Scarpetta.

5. Beneficios para la salud mental: Se están incluyendo servicios de salud mental en los beneficios para los empleados. En una encuesta realizada en 2021 a 1.686 empresas públicas y privadas no federales, la Kaiser Family Foundation descubrió que el 39% de ellas había realizado cambios en sus planes de salud para ampliar el acceso a los servicios de salud mental. De ellos, el 6 por ciento aumentó su número de proveedores de servicios de salud mental dentro de la red, el 16 por ciento desarrolló nuevos recursos y programas de asistencia a los empleados, y el 31 por ciento amplió las formas en que los empleados pueden acceder a la ayuda a través de servicios de telemedicina.

Sin duda que ponerle atajo a la pandemia de la postmodernidad no es fácil y no hay soluciones mágicas y únicas. Hoy existen más preguntas que respuestas, y la que más pesa interpela a las formas de trabajo que están siendo cuestionadas en todas partes del planeta A pesar del burnout, la peste negra del siglo XXI, vemos oportunidades para crear un lugar de trabajo más sano y feliz.

¿Qué esta haciendo tu empresa para ser rentable y mejorar tu la calidad de vida?

¡La sustentabilidad de RH Management requiere tu apoyo!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

Donación mensual

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Reparar la salud mental del sistema de salud: un problema del “negocio”, no de RR.HH.

Por Roberto Pizarro Contreras, ingeniero civil industrial, magíster en Filosofía y diplomado en IA y comunicación digital.  Tras años como...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img