E-commerce y RH, una mirada juvenil e innovadora

Más leídos

La actual gerenta de personas de Mercado Libre, Fernanda Flynn, nos cuenta su paso a paso profesional. Y como desde el área de la psicología, ha logrado contribuir con su granito de arena en todos los sectores por los que ha pasado desde el público hasta el privado. 

Estudió en el colegio Trewhelas, ubicado en Providencia, la cual fue una experiencia muy importante en su vida, pues cree que fue el principal detonante para estudiar psicología. “Fueron años preciosos en un colegio bastante familiar, hoy tiene otra estructura. Me enseñó dos cosas fundamentales: la primera es que da lo mismo que quieras hacer de tu vida, sé el mejor y en segundo lugar lo bueno que me dio fue el inglés, que me abrió muchas puertas, como poder trabajar en otros países. Conservo muchos amigos y fueron ellos lo que me decían eres la psicóloga del grupo”, recuerda entre risas.

Llegada a los DCH Chile y rol de influenciadora

Fue una sorpresa linda, estaba en la oficina y recibió un mensaje de alguien aleatorio que le comenta que fue nominada a este premio. Cuando vio a las personas que estaban en nómina junto a ella, se sintió súper honrada. Es un tremendo reconocimiento a su carrera y a la proyección algo que viene haciendo con tanto cariño, según sus palabras.

No sabe si se siente influenciadora, pero trata de estar presente en el diálogo colectivo que se genera a través de las RR.SS. Tiene una edad que le permite familiarizarse con estas, trabaja en una organización de tecnología, así que intenta ser una voz en estas plataformas con respecto a ciertos temas.

La elección de su escuela no fue aleatoria, escogió estudiar en la Universidad Diego Portales, porque además de ser buena en lo clínico tenía una orientación lacaniana que le gustaba mucho, tenía una intención más de ser analista, pero lo organizacional le empezó a resonar después. Se empezó a cansar del setting terapéutico, del uno a uno y veía esta agenda educacional media confundida. Hasta que tuvo una clase con Rolando Zapata, que fue su mentor hasta que falleció. 

Era el encargado de hacer unas clases asociadas a la estadística, construcción de métodos de evaluación, lo cual la movió hacia el mundo organizacional de la mano también de la profesora Myrtha Pais. Terminó siendo ayudante y trabajando para ellos, fueron el gran motivo por el cual cambió de especialidad, sin embargo, mantiene la idea de que con los años va a volver a lo que naturalmente le encanta y puede ser que se dedique al lado clínico, no lo descarta. 

Todos los días ocupa la formación lacaniana llevado al mundo de las organizaciones, estos son espacios terapéuticos que pueden durar fácil siete u ocho años, entonces están en otros tiempos ciertamente. Las definiciones del yo, el entendimiento de cómo se vive una situación, que conexión tiene esto con otros elementos de tu historia, y de alguna manera le ha pasado que cuando la gente habla con ella, llega a temas que exceden lo organizacional. Le ocurrió por ejemplo negociando con sindicatos en Brasil, que terminó hablando de la vida personal.

Su experiencia en el sector público fue preciosa, porque entró en un rol de asistente, este consistía en dos cosas: primero la validación de las referencias laborales para contratar a Seremis de Salud de algunas regiones, que queriendo o no cuando le daban la referencia era el ministro actual y cuando miraba los nombres pensaba que se tenía que preparar. Siente que la hizo conectar con la gente que está haciendo agendas de impacto y cómo se vive la vida cuando estás construyendo un futuro para muchas personas. 

Por otra parte, tenía que hacer las bases para los concursos públicos, entonces entendió que cuando uno quiere ser experto en algo hay que entenderlo todo. Le gusta entender los procesos, le enseñaron que da lo mismo el rol que tengas, entiende en profundidad el rol que estás cumpliendo o sal de ahí. “Siempre hay que estar claro a la hora de hablar de un tema y eso me ha permitido ser muy profunda en algunas cosas o tratar de ganar profundidad antes de salir dando cátedra de algo”, afirma Fernanda.

Por otro lado, respecto a su llegada al sector privado, ella no sabía lo que era Unilever, lo que le gustó de este proceso es que entró en un programa especial que se llamaba (Joven Profesional), que daba la posibilidad de rotar. “Entrabas, estabas seis meses en un rol de RH, luego tenías una experiencia en finanzas, luego tenías una experiencia en otro lugar”, cuenta.

Perteneció a la primera camada de jóvenes profesionales Unilever, que habían abierto esta postulación para RH, así que fue una experiencia que la ayudó a entender mucho del negocio y eso sin lugar a duda favorece después los crecimientos más acelerados. “Es una agenda, lo que el joven profesional hacía en Unilever, era acelerar la carrera de algunas personas, ya que, si en un período determinado de tiempo no estabas en un nivel preparado para ser una gerencia, tenías que bajarte del buque, entonces era excesivamente competitivo, altamente exigente, aprendí mucho y tuve muchas oportunidades como viajar y conocer realidades. Crear un sindicato como el de mercaderistas de Unilever Chile, donde mi primer contraparte fue David Acuña, que en este momento es presidente de la CUT, muy lindos recuerdos tengo de esta etapa”, señala la gerenta de personas de Mercado Libre.

En cuanto a las mayores satisfacciones profesionales, dice que es cuando logra cambiar la vida de la gente, el mundo del trabajo es harto tiempo de la vida, hay hartas cosas que se ponen en juego, hay un asunto medio identitario en los roles si uno se da cuenta, la gente se identifica con lo que trabaja y se da cuenta que es un mundo super importante, que hay que cuidar y estar en un lugar. Hoy en día la toma de decisión para ayudar a que la gente tenga un lugar lo más digno posible, es lo que le fascina, yéndose a las cosas que más le han gustado, con David, por ejemplo: “Nos dimos cuenta que muchos de los mercaderistas de Unilever no habían terminado el cuarto medio y es importante que la gente trate de crecer. Al final del día mi objetivo es que la gente entre de una manera y salga mejor, después de haber transitado un lugar donde yo trato de aplicar ciertas prácticas”, relata Fernanda.

Ella quería que terminase su cuarto medio, se contactaron para que pudiesen hacerlo. En Brasil tenían una agenda que se llamaba Aquarela e iban a las favelas y agarraban a alguien que destacase, lo traían y se le pagaba la universidad, se le acompañaba (joven aprendiz) y se le daba la posibilidad de cambiarle la vida a la gente. “Hoy día los tengo por ejemplo en mi Linkedin, a estos jóvenes viviendo en otros países con carreras profesionales preciosas”, afirma con emoción.

El día que salga de RH, quiere sentir y por el momento lo está sintiendo de que ha hecho las cosas con cariño, amor y respeto a ese espacio. Que cualquier persona que se haya cruzado con ella pueda tener la sensación de que al frente tienen una persona y no a Fernanda en su rol.

MercadoLibre, etapa revolucionaria

En cuanto a MercadoLibre, es una organización que está en boca de todos, sobre todo con la pandemia, el mundo del e-commerce ha ido creciendo. Cuando entró a Chile la nómina era de 195 personas, que para algunos puede sonar grande, y hoy día son más de 1200 personas y ese crecimiento va también de la mano con que siguen siendo uno de los mejores lugares para trabajar y los mejores lugares para trabajar van más allá de las condiciones dignas, que es lo mínimo para poder hacer grandes cosas. Pero que la gente sienta qué en este lugar, se desarrolla, aprende y crece.

Situaciones excepcionales siempre van a existir y tiene mucha tranquilidad de que cualquiera se puede acercar a pedirle lo que necesita y ella personalmente va a hacer todo lo posible por ayudarlo. 

En este momento están con una agenda muy entretenida, auspiciando a la selección chilena de amputados para que vayan a jugar el mundial. Luego de tocar millones de puertas pidiendo un auspicio, gente resiliente a la que les cierran las puertas, son una organización que cuida y honra la diversidad.

“Hay mucho que avanzar, no puede ser que, por ejemplo: la pérdida de un hijo, sea un tema tabú. Perder un hijo y al día siguiente estar en una reunión es lo más inhumano que existe. Hay que cuidar a la gente”, enfatiza Fernanda Lynn.

Refiriéndose a si ha tenido grandes dolores en su carrera, le cuesta conectar con eso, cree que su rol es tan humano que los errores también son parte de, entonces siente mucha conexión con la justicia. Para ella es un valor que la hace vibrar mucho y en algunos momentos de su carrera ha sentido injusticias muy grandes conectadas con favoritismos, amiguismos y politiquerías. Es difícil el rol de RH, porque se atraviesa con estas cosas, con los sesgos inconscientes y cree que hay que avanzar mucho en la agenda de meritocracia. “Hay gente que tiene mucha capacidad, pero no está en los círculos de poder y eso lo encuentro feo, algo que se da mucho acá en Chile” sentencia.

Con respecto a los CEO’s que ha tenido, piensa que cada vez más los líderes de las organizaciones, los que toman las decisiones, están cada vez más conscientes de que esto es un tema, las injusticias, la meritocracia, la inclusión, que buscar semejanzas limita la innovación, permite no mirar el escenario completo. Cree que hay un cambio grande en ellos, donde se están dando cuenta que es importante, ahora bien, se ha encontrado con pocos que lo han tenido como una agenda propia realmente independiente. Se percatan porque empezaron a leer y a escuchar a los otros hablando de esto, el que lo porta naturalmente, es el que lo ha vivido.

Opina que lo más distintivo y que urge es que RH salga de la agenda de bienestar, de la cosa más asistencial, cree que definitivamente su experiencia en multinacionales le permitió entender el impacto que tiene un RH cuando hace gestión. Quizás porque venían con influencias europeas que obviamente están más evolucionadas en esas cosas. “Yo vengo influenciada por un RH que está metido en otras agendas, y para ocuparlo hay que estudiar de negocios, para pensar de manera crítica, en sintonía porque si no se transforma en algo disconexo que te corren de la mesa” siente Fernanda.

Para tener una agenda virtuosa hay ciertos tips, lo primero es cuál es el motivo por el que tu rol existe, si este está en lo más administrativo que es la nómina, probablemente tienes que salir a entender cuánto pesa la línea de costos de salarios en tu organización. 

“Todas las organizaciones jerárquicas se acabaron, de acá a cinco o diez años más no existen, entonces nuestro rol es super importante para ayudar a aquellos que van a seguir estando en la organización idealmente a transformar la forma de pensar, porque es muy diferente. Y de la misma forma aquellos que están conectados con el staff, con esta persona que resuelve las cosas, esos roles tampoco van a existir más, como RH debemos acompañar a la empresa a evolucionar”, afirma.

Una mirada futurista de Gerencia de personas en el 2050

Ojalá que no exista, siendo visionaria, le parece que van a avanzar hacia el área donde los conocimientos, las capacidades, que generan las áreas de RH van a estar en cada una de las áreas organizacionales respectivas. No va a haber una gerencia que esté administrando esto y un equipo que este sirviéndose de un servicio que le entrega la gerencia, como servicios de pago de sueldos, contratación de gente, encuesta clima y lo que sea que se haga en esa gerencia con la cual la gente trabaje, cree que se va a diluir el rol.

Con respecto a un desafío desde el 2022 al 2050, dice lo siguiente: “Quedan 30 años aproximadamente para ver como nuestro entendimiento de cómo se tienen que hacer las cosas sea entregado, servido a ese equipo y cuáles son los mejores canales y herramientas para hacer eso. Por ejemplo: un RH más asesor, pienso que mi cargo no va a existir en MercadoLibre, va a existir como una experta en las empresas de tecnología, el espacio de trabajo entero va a cambiar, van a haber muchas menos restricciones legales. Espero que no las haya para trabajar desde cualquier lugar, creo que venimos de barreras físicas y estamos migrando hacia la no existencia de estas con lo digital”, finaliza Fernanda Lynn. 

En foto: Fernanda Flynn junto a su equipo celebrando fiestas patrias. De izquierda a derecha: Paula Millar, Natalia acuña, Diego aledo, Sebastián Pérez, Ignacia MC Donald, Giorgio Sanguinetti, Daniel, Rubén Vásquez, Male de Lorenzo, Ricardo lagos, Bernardita Cabezas, Pedro Medel

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Líderes al timón: modelando el futuro del ambiente laboral a través de la cultura

Desde la pandemia de Covid-19 hasta el avance de la inteligencia artificial y los retos climáticos, el mundo ha...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados