viernes, noviembre 27, 2020

Día internacional de la Felicidad

Más leídos

Neopaternalismo y formas encubiertas de dominación en la gestión 2.0

Por Karina Narbona, antropóloga Fundación SOL (Publicada en RHM 64, diciembre 2012) Desde hace...

Marcial Losada, un influencer de verdad

Por Patricio Millar Melossi, consultor de gestión de personas en Millar & Asociados Marcial...

Los cambios que requiere la gestión de personas

https://youtu.be/X5kJuUCGNHE Para postular y conocer más sobre el...

Por Rodrigo Rojas Foncillas. Director de Personas Universidad San Sebastián y primer gerente de Felicidad organizacional en Chile y LA.


Hace algo más de un mes se celebró el Día Internacional de la Felicidad. Día declarado en resolución 66/181 del año 2012 dictado por la Asamblea General de las Naciones Unidas. El día escogido de su celebración mundial fue el 20 de marzo.

El objetivo de esta declaración es reconocer la relevancia dela felicidad y bienestar como aspiraciones universales de todos/as los seres humanos y la importancia de incluir, con medidas concretas, en las políticas públicas de los diferentes países que este organismo. En efecto, esta resolución invita a todos los Estados miembros, a las organizaciones nacionales, regionales e internacionales, a la sociedad civil y a las personas a celebrar este día y, promover con ello, actividades concretas, especialmente en el ámbito de la educación y la felicidad en el mundo.

En gestión y administración de la felicidad aparece como referente en el Reino de Bután que desde el año 1972 lo viene incluso midiendo. Para ello crearon el indicador de felicidad nacional bruta de su país (FNB) lo que da muestra concreta que es posible medir y evaluar el bienestar y felicidad de los ciudadanos, y considerarlo como parte de las políticas públicas de Estado.

El concepto de felicidad, que miden en ese Reino, se basa en la premisa que el verdadero desarrollo de la sociedad humana se encuentra en el complemento y refuerzo mutuo del desarrollo material y espiritual. Sostienen que éste se fortalece desde cuatro pilares. Estos son:

1.- la promoción del desarrollo socio económico sostenible e igualitario,
2.- la preservación y promoción de los valores culturales,
3.- la conservación del medio ambiente y,
4.- establecimiento de un buen gobierno.

Estos se evalúan en una encuesta que tiene nueve dimensiones 1 con, aproximadamente, 180 preguntas.

¿Y cómo estamos en Chile?

¿Sabía que existe un ranking de los países más felices del mundo? Ranking que hace la ONU y que luego se publica en el World Happiness Report (WHR) 2 . Chile este año subió un puesto, pasando del lugar 26 al 25. ¡Excelente!

Sin embargo, seguimos siendo un país con niveles preocupantes en nuestra forma de pensar y de actuar. Tenemos algunos indicadores que nos muestran como realmente somos. Muestra de ello, ocupamos el segundo lugar en el crecimiento de las tasas de suicidio infanto juvenil, después de Corea del Sur.

Somos un país con una alta uso de medicamentos (el 58% de la población consume al menos un medicamento diario en chile al 2017 aumentando 5 puntos desde el estudio del 2010, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Medicamentos del año 2017) y también tenemos, hasta mediados de marzo, números estremecedores de femicidios (once femicidios según reporta el Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género).

Hemos aumentado nuestras tasas de licencia médica en 1,31% (números comparables del 2017 al 2018 3 ). Y ni hablar de la solidez ética y moral de algunas instituciones donde incluso las de Estado están “haciendo agua”.

Hechos que nos tienen que hacer pensar cómo seguiremos.

Felicidad en las empresas

En nuestro país, como posiblemente muchos de nosotros pudimos apreciar, para el día mundial de la felicidad, hubo también celebraciones y cobertura de la celebración mundial del día de la felicidad. En los noticieros, en las redes sociales, se mostraron empresas con culturas alegres, con globos, challas y serpentinas; se regalaron chocolates y dulces. Se mostró lo mejor de ellas, con equipos de trabajo felices, activos y risueños.

Otros, entregaron premios y reconocimientos a quienes destacaron por su contribución al clima laboral de la compañía. Y otras, hicieron actividades recreativas. Salieron en la prensa varios de sus líderes hablando de la relevancia del tema (personas felices en las empresas) y de las preocupaciones que tenían por el bienestar de sus propios “colaboradores”. Se escuchó nuevamente decir “porque nuestro activo más importante son las personas”.

Y también se realizaron seminarios y conferencias sobre la felicidad en las empresas que se dictaron en varias ciudades y que, en algunos casos, los speakers presentaron en sus charlas cuál era “el secreto del éxito”. Pero, ¿nos quedamos solo en las declaraciones de intenciones y en una entretenida celebración de este día o de verdad en Chile estamos -todos- haciendo algo por construir una sociedad con mayores niveles de bienestar y felicidad?

Habiendo entregado un contexto muy general de cómo estamos por casa que nos hace reflexionar si estamos avanzando a lograr construir un mejor país, con mejores estándares de calidad de vida para todos nosotros y nosotras, he visto el esfuerzo de muchas organizaciones, algunas más conscientes que otras, de hacerse cargo del tema; no necesariamente declarando querer hacer feliz a sus trabajadores pero si al menos diciendo que quieren medir cuál es la sensación y percepción que estos tienen de sus empresas.

Ya en Chile tenemos algunas mediciones que nos podrían ayudar aun más a comprender qué hace felices a los trabajadores, qué los motiva y qué no. Algunas de estas mediciones cuentan con respaldos internacionales por lo que desde ya sugiero revisar 4 . Por supuesto, estas no reemplazan la genuina conversación que puedan tener los trabajadores con sus líderes, cara a cara.

¿Somos felices trabajando en nuestras empresas?

¿Podemos hablar que en Chile somos felices en el trabajo? Parece que si bien mejoramos en el ranking de WHR®, tenemos indicadores de salud y de relaciones entre los ciudadanos que tenemos observar y por supuesto trabajar. Ante esta aparente contradicción, si observo una mayor preocupación de algunos empresarios y organizaciones que quieren mejorar las condiciones de vida laboral de sus trabajadores o “colaboradores”.

Leer el artículo completo (10 páginas)

¡Te necesitamos ahora!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Neopaternalismo y formas encubiertas de dominación en la gestión 2.0

Por Karina Narbona, antropóloga Fundación SOL (Publicada en RHM 64, diciembre 2012) Desde hace...

Últimas noticias

Marcial Losada, un influencer de verdad

Por Patricio Millar Melossi, consultor de gestión de personas en Millar & Asociados Marcial Losada es de eso­­­s psicólogos...

Neopaternalismo y formas encubiertas de dominación en la gestión 2.0

Por Karina Narbona, antropóloga Fundación SOL (Publicada en RHM 64, diciembre 2012) Desde hace un tiempo los paradigmas de...
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -