Desnudando desigualdades en la calidad de vida: solo el 24% de los chilenos tomará vacaciones

Más leídos

Una reciente encuesta de Activa Research ha revelado que solo el 24% de la población adulta en Chile tiene previsto tomar vacaciones durante este verano, marcando una disminución significativa en comparación con los años anteriores a la pandemia. Este dato ha suscitado preocupaciones sobre la salud mental y la productividad de los trabajadores, siendo una llamada de atención para las gerencias de personas en empresas preocupadas por el bienestar de sus empleados.

El estudio, basado en mil entrevistas en línea a hombres y mujeres mayores de 18 años de diferentes niveles socioeconómicos, resalta diferencias significativas según el estrato social. Mientras que el 63,9% del grupo ABC1 planea salir de vacaciones, en los grupos C2 y C3, los porcentajes son del 42,5% y 28% respectivamente. En el estrato más bajo, DE, solo el 13,2% indicó que tomará vacaciones.

Los números desnudan la realidad del Chile profundo que no se ven en congreso de bienestar, no tienen influencer que hablen de su malestar, los algoritmos no le dan espacio en redes sociales como Linkedin y tampoco están en la agenda de los grandes medios. Un número reducido de trabajadores, los más acomodados y privilegiados, planifican y se toman sus justas vacaciones, a buena hora. Pero hay otro, la gran mayoría silenciosa que no expresa sus dolores y sufrimiento, no puede descansar, y además posee trabajos precarios con sueldos que no alcanzan para vivir.

La OIT y la OMS ya mandaron señales claras en septiembre del 2022 respecto al impacto del estrés en las y los trabajadores. Estos organismos internacionales hicieron un llamado urgente para abordar la creciente crisis de salud mental en el entorno laboral. Se pierden 12.000 millones de días laborales al año debido a la depresión y la ansiedad, con un costo económico global cercano a un billón de dólares. Por primera vez, se recomienda la formación de directivos para prevenir ambientes laborales estresantes y responder a los trabajadores con problemas de salud mental.

El 15% de los adultos en edad de trabajar experimentaron trastornos mentales en 2019, según el Informe Mundial de Salud Mental de la OMS. La discriminación, desigualdad y acoso laboral afectan negativamente la salud mental, aún siendo un tema tabú.

Las directrices, entonces, proponen intervenciones para apoyar a los trabajadores con problemas de salud mental y abogan por la protección de sectores críticos. La OIT destaca la necesidad de un entorno laboral seguro y saludable, con inversiones en prevención y apoyo a empleados con problemas de salud mental.

A pesar del marco legal existente, como el Convenio de la OIT sobre Seguridad y Salud en el Trabajo, solo el 35% de los países tiene programas nacionales de promoción y prevención de salud mental en el trabajo, según el Atlas de Salud Mental de la OMS.No obstante, los datos proporcionados por Activa Research avalan, al parecer,  que no estamos entendiendo nada al respecto.

Voces de sindicatos y expertos

¿Qué nos dicen los expertos y las voces sindicales respecto a esta realidad reflejada en la encuesta de Activa Research?

Mauricio Acevedo Sandoval, presidente de la Federación de Trabajadores de Farmacias, dirigente de la Confederación del Comercio y Servicios (Conatracops) y vocero de Alianza Trabajadores del Comercio (Atcomer), considera “lamentable que la clase trabajadora, que genera las utilidades para las grandes empresas, no pueda disfrutar de este beneficio tan necesario. Esto no solo afectará la salud mental, sino también la productividad laboral. Necesitamos más empatía del mundo empresarial y apoyo a iniciativas parlamentarias que mejoren la calidad de vida de los trabajadores”.

Acevedo abogó por medidas como el cierre anticipado del comercio para permitir un descanso necesario, destacando que un trabajador descansado es más propenso a ser productivo y contribuir al éxito de las empresas.

Por su parte, Fernando Contreras, director del área de psicología laboral organizacional en la Facultad de Psicología UAH, opina que “una fuerza de trabajo más descansada puede ser más productiva y sana. La disminución en los estándares del descanso es preocupante y plantea interrogantes sobre la fuerza laboral disponible. La desigualdad en la distribución del descanso según los niveles de ingresos revela que el ocio se ha convertido en un servicio codiciado”.

Contreras también sugirió que la asociación entre generaciones y descanso no siempre es válida, ya que los datos indican que los trabajadores más jóvenes pueden estar guardando días de descanso para usarlos en otras épocas del año.

Asimismo, Mariana Bargsted, Ph.D., directora alterna del Núcleo Milenio sobre la Evolución del Trabajo (Mnew) asegura que “es preocupante que solo el 24% va a tomar vacaciones durante el verano. Las vacaciones, para favorecer el descanso y la desconexión, deben implicar al menos dos semanas sin contacto con el trabajo. La incapacidad de algunas personas para salir de vacaciones refleja complejidades económicas y una conducta conservadora ante un entorno laboral incierto”.

Bargsted enfatizó la importancia de actividades diferentes de ocio durante las vacaciones y abogó por esfuerzos para evitar atender temas laborales durante esos días, contribuyendo así a la recuperación del cansancio.

Por último, Bárbara Rojas, vicepresidenta de comunicaciones de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) en Chile y directora nacional de Fenpruss, resaltó la creciente dificultad que enfrenta la clase trabajadora para disfrutar de vacaciones que verdaderamente constituyan un período de descanso. Rojas destacó la preocupación por la situación actual, donde los datos de una encuesta revelan una disminución en la posibilidad de tomarse un tiempo libre necesario para preservar la salud mental de los trabajadores.

“Considerando el derecho al descanso como un derecho humano, la encuesta presenta datos alarmantes donde la clase trabajadora, cada vez tiene menos posibilidad de tomar vacaciones que realmente sean un descanso”, expresó Rojas. La situación se complica aún más cuando se tiene en cuenta que el sueldo mínimo en el país aún no alcanza los 500 mil pesos. Según el estudio mencionado, el gasto promedio de una familia en vacaciones es de 608.000 pesos, lo que evidencia una clara disparidad entre los ingresos y los costos asociados al tiempo de descanso.

La vicepresidenta de comunicaciones CUT Chile subrayó que esta situación deja a miles de trabajadores sin la posibilidad de acceder al merecido y necesario descanso. La brecha entre los ingresos y los costos de las vacaciones es una realidad que afecta significativamente a la calidad de vida de los trabajadores en el país.

Rojas también hizo hincapié en la conexión entre el acceso a vacaciones dignas y la salud mental de los trabajadores. “En cuenta a la salud mental de las y los trabajadores es fundamental tener en cuenta que el descanso y el tiempo libre son aspectos claves para el bienestar y equilibrio emocional”, afirmó. El estrés laboral, la carga de trabajo y la falta de tiempo para el descanso pueden tener un impacto negativo en la salud mental de los trabajadores, subrayó.

La CUT y Fenpruss instan a las autoridades y empleadores a considerar la importancia de proporcionar condiciones laborales que permitan a la clase trabajadora acceder a vacaciones dignas, contribuyendo así al bienestar general y a la salud mental de quienes desempeñan un papel crucial en el desarrollo del país.

Estas reflexiones de expertos y voces sindicales subrayan la importancia de abordar las disparidades en la planificación de vacaciones y trabajar en soluciones que promuevan un equilibrio adecuado entre el trabajo y el descanso, priorizando la salud mental y el bienestar de la fuerza laboral chilena.

Acá noticia sobre estudio

 

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La neurodivergencia también es inclusión

Por Pamela Teutsch Ortlieb, directora ejecutiva de Beside Consultores. El próximo 1º de marzo es el día de la inclusión...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados