Desmitificando el bienestar laboral: inversiones millonarias sin impacto real en la felicidad de las y los trabajadores 

A pesar de que las empresas a nivel mundial destinaron $61.2 mil millones en programas de bienestar el 2021, un nuevo estudio de la Universidad de Oxford revela que estas iniciativas, desde clases de mindfulness hasta apps de seguimiento, tienen escaso impacto en el bienestar y la satisfacción laboral de los empleados. La clave para la salud mental en el trabajo radica en reducir el estrés, no en agregar nuevas formas de enfrentarlo.

Más leídos

Los esfuerzos de las empresas por mejorar la salud de los empleados, desde programas para dejar de fumar hasta sesiones de yoga, no tienen un impacto significativo en el bienestar laboral, según un estudio de la Universidad de Oxford.

En un artículo publicado por The Guardian el 17 de enero de 2024, André Spicer destaca que, a pesar de que las empresas en todo el mundo gastaron $61.2 mil millones en intervenciones de bienestar en 2021, y se proyecta que esa cifra aumente a $94.6 mil millones en 2026, la mayoría de estas iniciativas tienen poco o ningún impacto en el bienestar de los empleados.

El estudio de Oxford, dirigido por William Fleming, evaluó una amplia gama de intervenciones de bienestar laboral, como clases de manejo del estrés, mindfulness y aplicaciones de bienestar. Los resultados revelaron que casi ninguna de estas intervenciones tuvo un impacto estadísticamente significativo en el bienestar o la satisfacción laboral de los trabajadores. En algunos casos, las intervenciones parecían empeorar la situación, como el entrenamiento en resiliencia y mindfulness, que tuvo un impacto ligeramente negativo en la salud mental autoevaluada por los empleados.

Otro estudio realizado en EE. UU., que involucró a casi 33,000 empleados, encontró efectos similares. A pesar de un aumento del 8.3% en la probabilidad de participar en ejercicio regular y un 13.6% en aquellos que intentaron controlar su peso, no hubo diferencias significativas en la salud física, comportamientos saludables o desempeño laboral entre aquellos que recibieron la intervención y aquellos que no.

El profesor André Spicer sugiere que, en lugar de invertir en iniciativas ineficaces, las empresas deberían centrarse en reducir los factores estresantes en el lugar de trabajo. Mejorar el salario, ofrecer contratos seguros, brindar flexibilidad y control sobre los horarios de trabajo, y proporcionar oportunidades para el desarrollo profesional y mentoría son aspectos estructurales que realmente mejoran el bienestar de los empleados.

En resumen, en lugar de gastar recursos en programas costosos y que consumen tiempo sin resultados demostrables, el enfoque más efectivo para mejorar la salud mental de los empleados es eliminar los factores estresantes del entorno laboral.

¡En nuestro próximo contenido podrás tener más detalles del estudio!

 

*Imagen de Freepik

Fuente original

 

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Desvelando el futuro del trabajo: un podcast sobre productividad y más allá

En un mundo laboral en constante evolución, donde la productividad se entrelaza con la justicia salarial y la calidad...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados