Descubriendo el coping: clave para la gestión del estrés en el ambiente laboral

Un estudio revelador de Valentina Ramos y Filomena Jordão, junto con la guía práctica de Benjamin Fléron, arroja luz sobre las estrategias de coping y su impacto en el bienestar y la productividad de los trabajadores, subrayando la necesidad de un enfoque personalizado para combatir el estrés en los sectores público y privado.

Más leídos

En el estudio de Valentina Ramos y Filomena Jordão, publicado en la “Revista de Psicología del Trabajo y de las Organizaciones” y apoyado por la Fundación para la Ciencia y la Tecnología, se aborda la relación entre el estrés laboral, sus fuentes y las estrategias de coping en el sector público y privado dentro del contexto portugués. A través de una muestra de 310 trabajadores, se aplicó un inventario que incluía preguntas generales sobre estrés y escalas sobre estresores y coping, revelando que, aunque no se encontraron diferencias significativas en las correlaciones entre estresor y estrés por sector, sí existían correlaciones significativas específicas para cada sector entre estresores, estrés y coping. Este estudio destaca la importancia del sector en el estudio del estrés, mostrando nuevas relaciones entre estresores, el estrés y el coping.

Por otro lado, la guía de Benjamin Fléron, “Todo sobre el coping”, detalla cómo las estrategias de afrontamiento, o coping, son esenciales para manejar situaciones de estrés, especialmente en el entorno laboral. La teoría del coping, desarrollada por el psicólogo estadounidense Richard S. Lazarus, sugiere que las personas no son pasivas ante el estrés, sino que adoptan mecanismos y estrategias para enfrentarse a él y reducir sus efectos. La guía enfatiza cómo el coping puede variar de una persona a otra, influenciado por factores como experiencias previas, personalidad, creencias, autoestima y el entorno social y laboral.

Ambos trabajos coinciden en la relevancia de las estrategias de coping para la gestión del estrés laboral y la necesidad de un enfoque personalizado, teniendo en cuenta el contexto y las características individuales para desarrollar respuestas efectivas al estrés. Este conocimiento es fundamental para mejorar la salud mental y la productividad en el trabajo, adaptando las estrategias de coping a las necesidades específicas de cada individuo y situación.

Más sobre el coping

La eficacia del coping como herramienta para el manejo del estrés en el ambiente laboral no puede ser subestimada. Según el documento “Todo sobre el coping”, el coping, o estrategias de afrontamiento, abarca un conjunto de técnicas y métodos que las personas utilizan para enfrentar situaciones estresantes, buscando reducir o manejar el impacto psicológico y físico que dichas situaciones pueden generar.

El coping se clasifica principalmente en dos enfoques: centrado en el problema y centrado en la emoción. Las estrategias centradas en el problema implican abordar la situación estresante de manera directa, buscando soluciones prácticas para eliminar o reducir la fuente de estrés. Por otro lado, las estrategias centradas en la emoción se enfocan en manejar la respuesta emocional al estrés, sin intentar cambiar la situación estresante en sí.

La elección entre una estrategia centrada en el problema o una centrada en la emoción depende de varios factores, incluyendo la naturaleza de la situación estresante y la percepción individual de control sobre la situación. En casos donde el individuo tiene cierto grado de control, las estrategias centradas en el problema pueden ser más efectivas. Por ejemplo, un emprendedor que enfrenta la incertidumbre de lanzar una nueva empresa podría beneficiarse de recopilar información y elaborar un plan de acción detallado, reduciendo así su ansiedad y aumentando su sensación de control.

Sin embargo, en situaciones incontrolables o inevitables, como un despido, adoptar una estrategia más pasiva y centrada en la emoción, como aceptar la situación y buscar apoyo emocional, puede resultar en una adaptación más saludable. La resignación ante lo inevitable y la adaptación a las circunstancias pueden ayudar a minimizar el impacto emocional y psicológico del estrés.

El documento enfatiza que no existe una “estrategia milagrosa” que sea efectiva en todas las situaciones. La efectividad de una estrategia de coping depende de su capacidad para alcanzar el objetivo deseado, ya sea reducir la ansiedad o manejar la incomodidad y el desequilibrio emocional. Por lo tanto, es crucial evaluar cada situación de estrés individualmente y seleccionar la estrategia de coping más adecuada en función de las circunstancias específicas y los recursos disponibles.

En resumen, el coping es una herramienta vital en la psicología del trabajo para gestionar el estrés laboral. Comprender y aplicar de manera efectiva las estrategias de coping, ya sea centradas en el problema o en la emoción, puede mejorar significativamente el bienestar de los trabajadores y su productividad en el ambiente laboral​​.

 

*Imagen de Drazen Zigic en Freepik

 

Fuente original

PDF Contenido 6 Todo sobre el coping

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Estela Martín Estebaranz revela las claves del compliance laboral en su nuevo libro

En su más reciente publicación, "Del compliance laboral a la dirección estratégica de personas del siglo XXI. Claves prácticas...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados