Desarrollan índice innovador para evaluar políticas de salud mental laboral: rol de los sindicatos y alta dirección es clave

Un equipo internacional de investigadores, liderado por Rachael E. Potter de la Universidad de Australia del Sur, presenta el Índice de Política Nacional (NPI) para la salud mental de las y los trabajadores, una herramienta única que analiza y cuantifica enfoques a nivel mundial. El estudio revela las preocupaciones psicosociales dominantes y destaca la importancia de la acción social, incluyendo la legislación y la participación sindical, para fortalecer la salud mental en el entorno laboral global.

Más leídos

En un esfuerzo por fortalecer la salud mental a través del trabajo decente, un equipo internacional de investigadores liderado por Rachael E. Potter de la Universidad de Australia del Sur ha llevado a cabo un análisis global de las políticas de salud y seguridad ocupacional (OHS) relacionadas con la salud mental de los trabajadores. El resultado de este estudio es el desarrollo y la validación de una herramienta única que cuantifica los enfoques nacionales en este ámbito: el Índice de Política Nacional (NPI) para la Salud Mental de los Trabajadores.

La investigación, llevada a cabo en 45 países con la participación de 164 expertos globales y/o grupos de expertos, se centró en la presencia de políticas, áreas de acción prioritarias, así como impulsores y obstáculos en torno a la implementación de políticas relacionadas con la salud mental laboral.

Los resultados revelaron que las principales preocupaciones psicosociales a nivel mundial son el acoso, el mobbing o acoso laboral, la sobrecarga laboral, la discriminación y el desequilibrio entre el trabajo y la vida personal. Las prioridades de política se centran en el acoso, el mobbing, la discriminación y la violencia física. Los riesgos psicosociales más abordados en las políticas o regulados son la violencia física, la discriminación, el acoso y el mobbing.

El NPI se desarrolló a través de un análisis factorial exploratorio y se validó mediante una correlación significativa con una auditoría de políticas nacionales y los datos de la Encuesta Europea de Empresas sobre Nuevos y Emergentes Riesgos de 2019, que informa sobre el clima psicosocial a nivel empresarial (PSC, políticas, prácticas y procedimientos organizativos para la prevención del estrés).

La correlación entre el NPI y el PSC a nivel empresarial destaca el papel crítico de las políticas nacionales en la protección de la salud mental de la población trabajadora. Sin embargo, más allá de las políticas nacionales, la densidad sindical nacional también se relaciona con el PSC a nivel empresarial, lo que indica que la acción social también es imperativa.

Estos hallazgos sugieren que la salud mental global puede fortalecerse a través del trabajo decente delineado en enfoques de política nacional, especialmente la legislación, así como mediante el apoyo de la alta dirección y enfoques colectivos como la acción sindical.

 

*Imagen de Freepik

 

Acá estudio completo

 

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más allá del optimismo: la esperanza como pilar del cambio social según Kendra Thomas

Kendra Thomas, psicóloga y profesora asociada en Hope College, expone en su columna para FastCompany cómo la esperanza, más...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados