Construyamos el nuevo mundo laboral

Más leídos

Por André Maxnuk, presidente de Mercer para Latinoamérica

Hace unos días les pregunté a un grupo de encargados de recursos humanos de Chile qué es lo que les preocupaba y lo que les “quitaba el sueño”. La conversación que se dio tras esta pregunta fue increíble, porque no importaba la industria a la que pertenecía, los desafíos con los que lidiaban eran los mismos.

Todos estamos viviendo un momento de poca certeza, mucho movimiento, intentando entender hacia dónde va el mundo del trabajo, cómo integramos a los colaboradores de más experiencia en este proceso de cambios y cómo los hacemos convivir con una generación tan diferente como los centennials, quienes a su vez nos generan la pregunta qué busca esta nueva fuerza laboral. 

Lamentablemente traigo una noticia que puede ser desalentadora, pero al mismo tiempo nos abre grandes oportunidades. Hoy estamos viviendo un momento donde el trabajo, como se conoce, está en un proceso de deconstrucción, pero que como todo momento de cambio permite la construcción de un nuevo escenario. Uno donde, de acuerdo a la investigación que se realizó desde Mercer para el documento “Work without Jobs”, no se verán más puestos, cargos y perfiles rígidos. 

Este nuevo mundo laboral traerá profesionales que puedan desarrollar sus habilidades e intereses, donde se les permita mutar y trabajar desde diferentes puestos y tareas, entregándoles un alto grado de agilidad organizativa que permita la fluidez que se busca en el trabajo moderno. 

Un espacio donde los colaboradores tendrán una voz importante sobre su desarrollo, donde puedan expresar qué es lo que les interesa y se les permita desenvolver sus capacidades y habilidades, pero también probar aquello que les llama la atención. Las organizaciones serán un espacio donde ellos puedan proyectar sus ideas. 

Pero este escenario, desconocido para todos, puede traer una solución a un problema actual de la retención de talento. Que el colaborador se sienta no solo escuchado, si no también que tiene espacio para desarrollar sus intereses, traerá una menor necesidad de buscar espacios de crecimiento. Al mismo tiempo, es una oportunidad para formar profesionales para el futuro.

Los movimientos asustan, más cuando han sido largos años de transformación, pero no debemos perder el norte y tener presente que, ante un cambio, siempre se vienen grandes oportunidades y lo importante es estar preparados para tomarlas.    

 

 

 

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Mirando las estrellas: el futuro de Chile y la astronomía

En esta edición Jorge Cabezón, quien es además director de la Asociación de Ética de Chile, conversó con la...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados