Claves de la historia para comprender el mundo del trabajo hoy Vol. 2

Más leídos

RH Management, en colaboración con académicos del Departamento de Historia de la Universidad de Chile, presentamos una serie de investigaciones sobre historia económica y trabajo. Nos mueve el afán de entregar conocimiento desde la historia para comprender los fenómenos actuales que afectan el mundo del trabajo, de las empresas y la economía. Acá un nuevo aporte.

Samarcanda o la reconfiguración del orden mundial

Por Mario Matus, doctor en historia económica, profesor asociado Departamento de Ciencias Históricas, Universidad de Chile.

Nadie se habría imaginado que el cabo de treinta años de una hegemonía aparentemente incontrarrestable el orden mundial que emergió tras la caída de la URSS empezaría a mostrar las evidentes fisuras que hoy se manifiestan y que hacen muy poco plausible que pueda proyectarse en el tiempo. ¿Qué hizo posible que los fundamentos en que se basaba ese nuevo paradigma se erosionan con tanta rapidez? ¿De qué modo las dinámicas que los corroyeron están gestando nuevos cimientos? ¿En qué medida las nuevas trayectorias lograrán proyectarse por más de treinta años?

Son preguntas relevantes para historiadores y analistas internacionales y no sólo para los fines cortoplacistas que intentan explicar la actual guerra, las tensiones entre el mundo occidental y un emergente bloque euroasiático y las derivaciones de una recesión económica que fácilmente podría derivar en una crisis de alcance global. Es así porque se aplican a gigantescos desafíos de largo plazo, como una revisión de lo que hasta ahora había sido el imperio de una modernidad de carácter occidental, la búsqueda de una nueva institucionalidad mundial basada en reglas ya no meramente definidas por occidente y la construcción de una economía mundial que exprese los pesos relativos de las nuevas potencias emergentes. Un examen que además debemos hacer sin alinearnos irreflexivamente con los intereses de uno de los dos nuevos bloques en pugna, entendiendo que en el juego geopolítico no hay buenos ni malos, sino simplemente intereses que exigen una institucionalidad global -aún ausente- que permita canalizarlos, poniendo como primera condición ética a las personas, que son las que sufren los conflictos, y a sabiendas que no será una moralina bien intencionada, pero manipulable, sino la convergencia de esfuerzos políticos con el establecimiento de nuevos contratos globales, lo que permitirá una adecuada contención y canalización de los conflictos por vías no violentas.

Empecemos, pues, por examinar cómo se derrumbó en tan poco tiempo el orden ultraliberal implantado en el mundo desde la década de 1980 y que no halló contrapesos o alternativas tras la caída de la Unión Soviética en 1991.

Lee la columna completa aquí.

Lee la nota: Claves de la historia para comprender el mundo del trabajo hoy Vol. 1 aquí 

 

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

40 horas comienza recta final para su aprobación

A pesar de las numerosas indicaciones que tergiversaban el propósito y sentido del proyecto impulsado hace años por Camila...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados