¡Buen viaje! Humberto Maturana 1929-2021 (Final)

Más leídos

La confianza, del ser al hacer

Un líder no puede predicar sobre la confianza, y a la vez, vivir en la desconfianza. ¿Qué ocurre cuando...

¿Cómo hacemos evaluación de desempeño en pandemia?

Los trabajadores y trabajadoras de las compañías merecen tener una retroalimentación respecto a la labor que realizan. Durante el año...

Igualdad de género: la gran damnificada de la pandemia

En el webinar “Igualdad de género y conciliación” se abordaron los principales desafíos asociados a la superación de las...

Muchos profesionales, académicos, gerentes, intelectuales y consultores nos regalaron sus miradas sobre quien los influenció e impactó. Otros tantos quedaron afuera y no pudieron sumarse. Acá va nuestra quinta entrega y final con las reflexiones de: Carmen Cordero, Rogelio Díaz, Marcela Pumarino, Carlos Vignolo, Lorena Retamal y Rodrigo Rojas.

Emociones y cuerpo

Carmen Cordero, directora Centro Integración Cognitivo Corporal .

“El profesor Humberto Maturana fue un ser humano de una gran lucidez y sencillez para explicar y entregar su conocimiento plasmado en una revolucionaria cosmovisión. En su incansable intento de poner al alcance de muchos un nuevo entendimiento del fenómeno de la vida, el que -además- da cuenta de actuales problemáticas sociales y ecológicas, entregó propuestas concretas y fundamentadas para resolver encrucijadas a las que hemos llegado como cultura.

Desde su juventud, el interés por los fenómenos de lo vivo y lo humano lo llevan a la biología, buscando responder la pregunta central de esta disciplina: cómo se constituyen y conservan los seres vivos en el planeta.

Mi encuentro con él sucede en mi primer año de licenciatura en biología, cuando junto con Francisco Varela nos reciben como profesores de biología celular, introduciéndonos en la perspectiva autopoiética de los seres vivos, la cual respondía a la pregunta inicial de Maturana. Esta visión concibe a los seres vivos como sistemas moleculares que se producen a sí mismos, momento a momento, y que están referidos a la organización molecular que define su identidad viva dentro del medio en el que existen. Por tanto, son seres autónomos determinados estructuralmente, que en su interacción con el medio determinan sus comportamientos adecuados a la conservación de su identidad viva. Esto significa que desde el origen de la vida en el planeta los seres vivos conocen cómo vivir en un medio cambiante, “vivir es conocer y conocer es vivir”.

Para mí, esto era sorprendente: lo que yo escuchaba era que la constitución de todo ser vivo en su medio ocurría en el acto de conocer que surgía con el acto del vivir en un presente, y viceversa.

Intuitivamente parecía tan obvio lo que planteaban, cuando observaba como los animales se mueven interactuando entre ellos manteniendo la armonía del ecosistema dentro del cual coexisten; lo que no siempre podemos decir con respecto a la interacción entre seres humanos, o entre ellos y otras especies. Este nuevo paradigma captó mi atención, y en el transcurso de mis primeros años de universidad tuve la experiencia de darme cuenta por donde iba el hilo de lo que se proponía…

Son muchas las anécdotas que podría compartir de los casi 15 años que me tocó trabajar con el Dr. Maturana en el Laboratorio de Neurobiología de la U. de Chile. Por ejemplo, cuando me propuso profundizar en la dinámica de acción de las emociones a partir de la observación del cuerpo. En aquella ocasión, caminábamos observando con atención las esculturas de la Facultad de Medicina y en un momento me preguntó: “¿Qué emoción observas?” Yo respondí, sin mayor reflexión “tristeza”. “Yo también distingo lo mismo”, agregó él. “¿Qué observamos en una estatua de mármol blanco que ambos distinguimos una misma emoción?”, “¿Cómo conocemos lo que conocemos?” finalizó diciendo. Me tomó otros 15 años responder a estas preguntas, que le agradezco haber despertado en mí. Esas conversaciones dieron origen al Método de Integración Cognitivo Corporal, una aplicación de su teoría en el área de educación, organizaciones y psicoterapia”.

Constructivismo radical

Carlos Vignolo, académico Departamento Ingeniería Industrial, Universidad de Chile.

“El impacto del trabajo, el pensamiento y las propuestas interpretativas de Humberto Maturana han jugado un rol central en mi trabajo y en mi vida. En realidad, si bien el constructivismo, la crisis de los paradigmas occidentales ya me habían aparecido en los 70´s ante la lectura de la Estructura de las Revoluciones Científicas de Tomas Kuhn, fue en mi encuentro con Humberto Maturana en el año 86 que efectivamente me giro filosófica, humana y pedagógicamente, hacia el constructivismo radical. Es decir, hacia la idea que los seres humanos, tal como estamos hechos, no podemos acceder a una realidad objetiva allá afuera.

Esto ha tenido enorme impacto en mi visión y mi praxis educacional, partiendo de ser alumno por varios semestres de su curso Biología del Conocimiento, para el posgrado de Ingeniería Industrial, al cual le invite en aquellos tiempos en que yo coordinaba algunos de esos programas. Y luego, más aún, cuando juntos dictamos el curso pionero llamado Diseño y Gestión de Sí Mismo, que dictamos juntos durante 5 semestres para alumnos de pregrado en el departamento de Ingeniería Industrial. Y, también a través de aquella conversación editada, y publicada con él, que se llama Conversando sobre Educación.

Humberto Maturana ha sido también muy fuerte sobre mi forma de pensar el desarrollo económico, social, cultural, de las comunidades humanas y desde los equipos de trabajo hasta los países. En particular, en lo que refiere a su conceptualización de la conversación como un fenómeno de transformación en la convivencia, en que el lenguajear se entrecruza con el emocionar, con un trasfondo espiritual que ilumina, pone el norte en los principios y valores de este fenómeno de la interacción, que inicialmente veíamos solamente como un fenómeno lingüístico. Y eso me abrió la posibilidad de trabajar en este programa muy exitoso, de 4 años en la región del Bío Bío, en una construcción de capital social regional a través de un diplomado de habilidades directivas para la construcción de capital social.

Lo mismo en la Región de Aysén, en los coloquios de líderes en formatos conversacionales. Y, desde el año 2007, con un proyecto que hoy día se revive fuertemente en el estado de Trujillo en Venezuela, lugar en que un grupo de personas, liderados por el director del diario Los Andes – y que leyeron a Humberto Maturana tempranamente – y que desde ahí me llamaron para llevar mi propuesta ingenieril aplicada de construcción de capital social a través de la conversación.

Así que el impacto en mi trabajo y en mi vida de Humberto Maturana ha sido gigantesco y estoy profundamente agradecido de lo que él ha significado para mí. Y yo creo, que el mejor homenaje que podemos hacer a Humberto Maturana, hoy en día, es tomarnos en serio su trabajo, su propuesta, y no sólo en el ámbito científico, de la biología, del conocer, de la autopoiesis, sino más aún, en sus propuestas de humanología aplicada en función de generar comunidades que existen, conviven, se comunican, generan confianza, de mejor manera a través de esta concepción de la conversación como proceso de transformación en la convivencia. En un momento, en Chile, en que tenemos esta oportunidad histórica de hacer una constituyente que eche las bases de una forma de coexistir mejor,  ojalá Humberto Maturana este presente ahí, en el trabajo de la constituyente, desde el primer día.

Ojalá que los 155 constituyentes electos, influidos por el hecho que tenemos esta joya pionera de la paridad de género, aborden el tema de su trabajo, como un fenómeno de transformación en la convivencia, donde el lenguaje, las emociones y las dimensiones espirituales están presentes permanentemente y que entiendan que van a salir transformadas en lo personal, muy significativamente y para mejor, si efectivamente lo abordan con este paradigma conversacional- constructivista-conversacional que nos propone Humberto Maturana”.

Lucidez y propósitos

Marcela Pumarino C., gerente de personas Banco Central.

“Tomar un momento para pensar en la profunda influencia de Humberto Maturana en el mundo de la gestión de personas en las organizaciones, es el desafío que nos propone RH Management en estos días. Y a pesar de la sobrecarga de trabajo, las circunstancias complejas y la multiplicidad de tareas que enfrentamos en medio de esta pandemia global, es un deber esencial detenerse un momento y mirar con perspectiva el gran impacto que significó la vida de Humberto Maturana.

Digo la vida, porque es mucho más que su obra, sus libros, sus conferencias, sus entrevistas, sus ideas, sus teorías. Se trata de su persona, de manera integral, su manera de reflexionar, de tomarse un momento para explorar en profundidad y abordar problemas con serenidad, con una visión amplia, que inspiraba a su entorno de manera única y memorable. La coherencia de su vida, la sencillez y profundidad en su estilo. La lucidez de sus conclusiones y planteamientos respecto a lo humano, a las emociones, al lenguaje, a la cultura, al amor y respeto en las relaciones donde reconocemos al otro como un legítimo otro. Todo esto nos invitó a mirar nuestros propósitos organizacionales con una mirada más humana, más esperanzadora y más significativa. Tenía la capacidad de plantear ideas de una forma sorprendente, provocadora, que abría posibilidades, liberaba restricciones mentales, de manera inteligente, audaz y original.  Re inventó el lenguaje para poder conceptualizar y explicar ideas novedosas, inspiró e influyó a varias generaciones de profesionales, emprendedores y pensadores. Sería limitado hablar de su influencia solo en el mundo de la gestión de las organizaciones, porque su influencia abarcó el mundo de la ciencia, la educación, la política, la filosofía, todo el quehacer humano.

Humberto Maturana es un grande, no nos deja, se queda en nosotros, en nuestras acciones, reflexiones y emociones. Los grandes trascienden y viven para siempre en todos los ámbitos donde ejercieron una influencia amable y esencial. Solo puedo sentir gratitud por su influencia generosa y profunda, el mejor homenaje es tomarnos un tiempo para dimensionar sus ideas, vivirlas y permitir que enriquezcan nuestro entorno”.

¿Qué es para mí Humberto Maturana?

Rogelio Díaz, director general en CDO Díaz y Consultores Asociados

“Un gran colega, profesor emérito de la Universidad de Chile, tal vez el científico más relevante que ha producido Chile. Sin embargo, en lo personal, humilde, muy sencillo y siempre disponible para escuchar las paradas ajenas, muy accesible.

Un ser humano muy singular, muy fecundo (publicó más de 20 libros e innumerables artículos) e influyente, tanto dentro de Chile como a nivel internacional. Es un referente no sólo para la biología y la neurociencia, sino para otras disciplinas incluyendo las ciencias sociales, la administración y la educación. Lo conocí en su juventud en la Facultad de Medicina y luego, ya más maduro, en la Facultad de Ciencias, que él mismo contribuyó a crear. Allí instaló su Laboratorio de Epistemología Experimental; lugar grato y sencillo que tuve el privilegio de conocer y sentarme con el Maestro a dialogar, eso que hace tanta falta en el Chile de hoy.

Un pensador original. Las ideas de Humberto sobre teoría general de sistemas y cibernética, culminan con el constructo de “autopoiesis”, que lleva a entender que el “ser biológico es una estructura que genera su propia estructura”, lo que significa una revolución del conocimiento, impacta la teoría de la evolución y también cómo interactúan los seres humanos. Al respecto, el aporte se concreta en la publicación de dos obras que edita con Francisco Varela, su discípulo en ese entonces: “De Máquinas y Seres Vivientes” (1973) y “El Árbol del Conocimiento” (1984).

Un gran Maestro. Durante los 80 la tradición sistémica ya instalada en el Chile de los 60, interrumpida por el Golpe de Estado, retoma fuerza y Humberto permanece en Chile y forma varias generaciones de profesores, científicos y pensadores en la línea del pensamiento sistémico, siendo el concepto de “autopoiesis” uno de los temas centrales. Sus discípulos y seguidores, con gran autonomía intelectual, publicaron los resultados de un simposio que realizaron con motivo de los 40 años de la autopoiesis: autopoiesis, un concepto vivo, 2013, con el auspicio del Instituto de Filosofía y Ciencias de la Complejidad. 

Un precursor y fundador. Se le considera fundador de la biología del conocer y de la teoría autopoiética del ser vivo, así como de los conceptos de acoplamiento estructural, determinismo estructural, deriva natural y biología del amor.

Un ser humano excepcional, que no sólo se merece un obituario, sino que estudiemos en profundidad su obra, especialmente entender que: “Todo acto humano tiene lugar en el lenguaje. Todo acto en el lenguaje trae a la mano el mundo que se crea con otros en el acto de convivencia que da origen a lo humano; por esto todo acto humano tiene sentido ético. Este amarre de lo humano es, en último término, el fundamento de toda ética como reflexión sobre la legitimidad de la presencia del otro”, (El Árbol del Conocimiento; pág. 163; 1984; Editorial Universitaria; Chile)”.

Hacer científico y filosófico

Lorena Retamal, CEO del Center for Cultural Transformation and Leadership.

“Al terminar el magíster en Biología-Cultural iniciado el año 2013, nos preguntaron que había sido lo más significativo del programa- no sé si fueron esas palabras, así lo escuché yo- luego de reflexionar y evocar el camino recorrido de dos años, me di cuenta que el Amar, aceptar a la otra u otro como legítima/o otra/o, sin exigencias sin expectativas, había generado en mi un cambio de consciencia en donde yo me sentía plena y aumentando el  bienestar en mis distintas relaciones y  dominios de mi vivir.

Haciendo referencia a mi ámbito laboral, la  realización de mis procesos con ejecutivos, equipos y organizaciones en general, todo se transformó, lo que resultaba de ello eran personas realizando procesos en  excelencia y bienestar para todos y cada uno de ellos en su mayoría. Todo lo anterior, emergiendo del entendimiento de la biología del conocer, biología de amar, biológico-cultural, formación en management,  mi hacer como coach ontológico y experiencia en cargos directivos.

Como no referirme a  cada una de sus obras que tuve el privilegio de conocer, las cuales me invitaban a reflexionar y a generar la autonomía reflexiva y acción colaborativa en mí. Anteriormente había leído sus obras, si bien es cierto cada una de ellos caló en mí, mi transformación  más profunda ocurrió en la convivencia en el programa de  magíster y colaborado en Matríztica por más de dos años y medio.

¡La transformación ocurre en la convivencia!

¡Gracias profesor Humberto Maturana por su contribución a la humanidad desde su hacer científico y filosófico!”

Reaprendernos

Rodrigo Rojas Foncillas, director general de personas, Universidad San Sebastián.

“Alguien del que se aprende, que entrega su saber y su experiencia en forma generosa y el que nos ayuda, con las preguntas que nos hace, a avanzar en nuestra trascendencia. Eso es Maturana. Un hombre que nos invitó a mirarnos y “reaprendernos”. Nos invitó a mirar nuestra realidad como algo dinámico y social, como una realidad de conversaciones. “Sostener conversaciones” y ver al otro como un legítimo otro, nos demuestra dentro de su camino y completa mirada del ser humano, que siempre podemos mejorar en las relaciones con otros”.

¡La sustentabilidad de RH Management requiere tu apoyo!

En RH Management defendemos un periodismo independiente, crítico, innovador y de calidad. Nuestra trabajo no solo es informar, sino también ayudar a rehumanizar el management y apoyar las ideas y prácticas que puedan mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

Donación mensual

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

No sólo es cambiar las reglas del juego

Por Eduardo Abarzúa, decano Facultad de Economía y Negocios UAH. ¿Cómo nos verá la sociedad del futuro cuando se revise...

Últimas noticias

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -