Bienvenidos a este nuevo espacio

Más leídos

Por Rodrigo Rojas Foncillas, socio de Beside Consultores y autor del libro “Felicidad organizacional. Cuando el camino son las personas”. 

Las preguntas que los líderes tienen que hacerse para generar espacios virtuosos.

Bienvenidos a este nuevo espacio. Un espacio que quiero dedicar a todos a quienes ejercen roles de  gestión en las empresas. 

Hablaremos de liderazgo.  El liderazgo que define la forma en que se ajusta la cultura a los objetivos de la organización y a los que define, en gran parte, el logro del propósito de la empresa. 

En mi libro “Felicidad organizacional. Cuando el camino son las personas” comento que la condición de liderar es uno de los vectores clave en el modelo de gestión que apalanca la estrategia de cuidado y cariño por las personas; de respeto sincero por el “otro” que en una estrategia de felicidad constituye “el nosotros” y el “estamos todos juntos en esto”. Somos personas que necesitamos -queramos o no- a los demás ya que nuestro trabajo no lo hacemos solo para nosotros. Lo hacemos en coordinación de acciones que impacta finalmente a. nuestros clientes, accionistas, al medio ambiente, a la comunidad donde estamos insertos y por supuesto a nuestro propio percibir de nosotros mismos y de nuestras familias. 

Este modelo, donde el liderazgo es una de las “patas de la mesa” clave como he señalado, permite cumplir la oferta de valor. La promesa por la cual llegamos a trabajar donde trabajamos tiene que ver precisamente con el hecho de sentir y saber que alguien es el que sostiene la promesa.  Hoy hablamos de marca empleadora como un concepto clave del management y de diferenciación de la competencia. Las empresas que quieran sobresalir y diferenciarse de sus competidores -donde en la era del conocimiento éstos podrían ser vistos como empresas conectadas y estimuladas por un mismo sentido o fin- y en esto, como empresas aliadas y en mutua colaboración, tendrán en el liderazgo la gran posibilidad de marcar una diferencia particular. Los líderes de estas empresas serán su real marca diferenciadora, más incluso que sus productos y servicios porque para que aquellos sean de primerísima calidad, el espacio en que se generen toma una relevancia central. Y este espacio de trabajo es precisamente el que tienen que generar quienes dirigen la organización. 

Como señalo en el libro, los líderes tienen la responsabilidad de generar espacios emocionales especiales, donde el talento y las capacidades individuales se expresan en beneficio del colectivo. 

Las preguntas relevantes a mi juicio son: 

  • ¿Reconozco que en mi rol tengo que asegurar espacios generosos y virtuosos para que el equipo pueda desarrollar su máximo potencial? 
  • ¿Tengo conciencia que genero ambientes laborales sanos o dañinos para mi equipo y la organización?
  • ¿Soy realmente un buen coach o mentor de mi equipo?
  • ¿Me he preparado para este rol y posición formal y emocional en la empresa? 
  • ¿Me interesan las personas como un legítimo ser que trabaja junto a mí y no para mí?

Quizá la última es la más importante de todas. 

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La obsolescencia de la ontología del lenguaje y las múltiples crisis que obligan a girar la mirada

Rafael da inicio a su libro con la premisa que “la manera como nuestro sentido común concibe la realidad...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados