15 tendencias de la Comunicación Interna marcan el futuro cercano de las organizaciones y colaboradores

Más leídos

Por Cesibel Valdiviezo-Abad, académica de la Universidad de Santiago de Compostela, España, y Jenny Yaguache Quichimbo, académica de la Universidad Técnica Particular de Loja, Ecuador. 

En los últimos 15 años las tecnologías de la información y comunicación han crecido de manera gigantesca, apuntando siempre a generar entornos más digitalizados y ahora mismo, automatizados. A medida que esto sucede, y bajo la consideración de que las nuevas generaciones están hiperconectadas, las organizaciones piensan sus sistemas y modelos de gestión. Ahora mismo, ya no basta que desde las organizaciones se emita información, sino que se hace necesario generar comunicación de doble vía, donde exista un feedback colaborativo, una comunicación más empática y humanizada, que no solo atienda necesidades comunicacionales, sino que trascienda hacia lo profundo y cercano del ser humano. En este sentido, el valor que tiene la comunicación interna es esencial en las organizaciones, tanto para la construcción de imagen y reputación, como también para lograr la sostenibilidad organizacional, visibilidad, presencia on y offline.

La pandemia nos deja como aprendizaje el valor de los intangibles internos, por su lado, los colaboradores están convencidos de que las relaciones humanas y la comunicación interna deben ser más directas, transparentes, sensibles, con líderes humanizados que hablan con personalidad propia y que transmitan confianza, que generen diálogo, que sean optimistas y que frente a las adversidades vean posibilidades de cambios positivos en las organizaciones. El motor de cambios son los colaboradores. 

En este artículo nos enfocamos en mostrar algunas tendencias de la comunicación interna, esas proyecciones comunicacionales que van más allá de una comunicación tradicional o digital. Aquellas proyecciones que requieren ser cuidadas con mucho detalle desde las organizaciones de cara a atender los públicos más importantes, los colaboradores.

  1. Comunicación 4.0: estar en la onda de los avances de la comunicación 4.0 es una exigencia inmediata. Lo ideal es apoyarse y aprovechar las nuevas tecnologías y la evolución de la red que no solo busca ayudar al usuario interno a satisfacer las necesidades de información; sino que promueve el uso de plataformas tecnológicas más inmersivas y participativas. 

Vivir una comunicación interna 4.0 significa generar una comunicación en movimiento, tanto para quienes la gestionan como para quienes la reciben. Estar en una cultura organizacional 4.0 significa también que desde la empresa se brinde las facilidades de acceso a Internet a todos los colaboradores y que se convierta en una herramienta de trabajo para fortalecer el desempeño del recurso humano y generar en ellos, un valor de crecimiento.

  1. Co-creación de contenidos: junto con aprovechar la comunicación 4.0, la cocreación de contenidos desde los colaboradores implica contar con experiencias de los espacios y situaciones laborales e intercambiar opiniones desde lo positivo. Representa también un diálogo e involucramiento de los colaboradores en contar lo que se vive puertas adentro de la organización. 

El ser consumidores de lo que la organización genera y sobre lo que la organización hace y sus comportamientos genera mucha visibilidad de marca en entornos digitales. Esto lleva también a contar con colaboradores mucho más familiarizados con la tecnología.

  1. Líderes influencers: los líderes empresariales son los principales embajadores de la marca y son un factor determinante para lograr el crecimiento de la organización y del equipo de colaboradores. En este sentido, las claves para desarrollar el liderazgo son las siguientes: 1) conocerse, es decir, identificar las fortalezas y debilidades que tiene para gestionar y liderar; 2) entrenar la empatía, incluso a través de acciones internas que permitan cercanía entre colaboradores; 3) comunicar efectivamente, pero antes de ello, saber escuchar.
  2. Redes sociales internas: el uso de redes sociales internas o corporativas son ahora mismo un recurso muy útil que las empresas utilizan para potenciar la comunicación con sus colaboradores. Sus principales ventajas son la inmediatez y la bidireccionalidad. Aunque son espacios abiertos que no se pueden controlar, son necesarios y forman parte de los recursos que se emplean para fortalecer la comunicación con los colaboradores. 

Cuando desde la comunicación interna se desea potenciar el uso de redes sociales, se puede aprovechar las redes ya existentes, tanto las sociales como Facebook o las profesionales como LinkedIn; además, la organización puede crear sus propias redes de acuerdo a sus necesidades.

  1. Endomarketing o marketing interno: es también conocido como marketing para empleados y se usa para provocar el engagement entre los colaboradores, y así lograr implicación en los procesos o nuevos proyectos que se generan en la organización y de esta manera lograr los objetivos institucionales. 

Hacer endomarketing es trabajar en campañas internas para incentivar la participación de los colaboradores en temas de filosofía empresarial, productos o servicios y, por ende, lograr que se conviertan en constructores de reputación institucional.

  1. Employer branding o empoderamiento: los colaboradores son el recurso más preciado que tienen las organizaciones y que estén empoderados es un reto no solo para la alta gerencia, sino también para los mandos medios, recursos humanos y el equipo de comunicación interna. 

Conseguir la atracción y retención del talento humano, en un entorno donde las tecnologías influyen de manera permanente, es un campo de trabajo lleno de retos para la organización. Además, el trabajar en cuidar a los colaboradores es un indicador clave de desempeño para cuidar de su reputación. 

El employer branding aplicado de forma correcta trae a los colaboradores efectos positivos y genera una ventaja competitiva para la organización en relación a la competencia.

  1. Público interno como embajador de marca: aunque los embajadores de marca internos y externos persiguen los mismos objetivos, es indudable que el resultado que logra cada uno de ellos es muy diferente. El embajador de marca logra conexiones entre el público interno y genera vínculos emotivos que están alineados con los sentimientos, pensamientos o formas de actuar de los colaboradores y los asocia con la organización. 

El colaborador que llega a conectar con la empresa es aquel que se convierte en embajador de marca, y una de las claves para lograrlo es la autenticidad en su forma de ser y actuar.

  1. La felicidad en el trabajo: la felicidad está relacionada con las emociones positivas que vivimos a diario, pero el aprovechar nuestras fortalezas para ser feliz y hacer felices a los demás es también un acto que implica a los entornos organizacionales. 

La comunicación positiva se cocina al interior de la organización y está vinculada con la comunicación organizacional que fomenta felicidad y el bienestar psicológico de los públicos.

Existen factores que se deben promover en el trabajo, entre ellos: fomentar empoderamiento, trabajo justo, fomentar la equidad, sentirse apreciado y promover relaciones positivas. 

  1. La gamificación y la comunicación interna: con las innovaciones en comunicación organizacional, el juego se ha convertido en una estrategia de gestión de la comunicación interna y es una herramienta que se emplea para incrementar la eficiencia de los colaboradores en el trabajo. 

Es a través del juego que se puede promover el aprendizaje y la interacción social y se lo puede aplicar para entornos de procesos, de filosofía, de roles o incluso de responsabilidades dentro de la organización. Para llevarlo a efecto, hay varias herramientas libres y fáciles de usar en la web.

  1. Plataformas colaborativas: son otra de las tendencias dentro de la comunicación interna. Su valor radica en crear espacios para atraer a los colaboradores y hacerlos parte de los procesos organizacionales. 

A partir de la pandemia, muchas organizaciones tuvieron que repensar la forma de comunicar y evaluar los canales de comunicación, es por ello que, a partir de ahí, surge la necesidad de crear plataformas colaborativas que involucren a los colaboradores. Entre las plataformas más usadas están Workplace de Facebook, Teams de Microsoft y otras más.

  1. Uso de nuevos formatos: a partir de la diversidad de canales, aparecen la diversidad de contenidos y los formatos que se usan. Es muy frecuente en las comunicaciones usar más de un formato y hacer duplas perfectas que se complementen. En ese sentido, están los videos en diversos formatos, los audios que se usan desde las redes sociales hasta los mismos podcasts.
  2. Chatbots: son recursos que tienden a marcar márgenes de crecimiento con futuro. Si bien los chatbots o bots se han empleado de cara a los públicos externos, la proyección llega también a públicos internos. 

Estos recursos cumplen el rol de atender preguntas o cuestionamientos frecuentes de los colaboradores, como consulta de vacaciones, fechas de feriados, directorio telefónico, procesos de inducción, felicitaciones por cumpleaños y otros ámbitos de acuerdo a su necesidad. 

  1. Automatización de procesos: atrás quedaron muchos procesos manuales donde los colaboradores perdían su tiempo y su gran potencial laboral. Automatizar procesos internos está convirtiéndose en parte del día a día de las organizaciones y permite una mayor proyección de la comunidad interna y la organización. 

Se automatiza desde procesos, plataformas y comunicaciones internas. Donde los colaboradores son atendidos más rápido y se utiliza incluso el apoyo de recursos robotizados.

  1. Trabajo híbrido: como resultado de la pandemia, donde se experimentó un trabajo 100% telemático, ahora surge la hibridación de las labores, donde los colaboradores podrán compartir sus tiempos entre la presencialidad y el teletrabajo. 

Se optimizará principalmente el tiempo para trasladarse hasta los espacios físicos laborales, el que puede ser utilizado para instruir una vida saludable, emocional y familiar.

  1. Marcas socialmente verdes: los colaboradores guardan una responsabilidad más cercana al cuidado del medio ambiente y su entorno. Y los nuevos colaboradores millennials tienen mentalidad más ecológica aún, lo que implica que las organizaciones tienden mucho a inclinarse por esta línea. En este sentido, crear campañas ambientales internas provocará una responsabilidad compartida entre el colaborador y la organización. 

Esta columna fue publicada por el Grupo de Investigación Gestión de la Comunicación Estratégica de la Universidad Católica de Loja. 

¡Atentos a las próximas columnas!

¡Co-construyamos RH Management 2030!

Tu aporte mensual nos da independencia y sostenibilidad. El trabajo está en transformación y necesita un periodismo que ponga a las personas primero.

Tu contribución nos permite seguir marcando agenda con reflexiones de valor e interpelando al mainstream.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Conoce al nuevo líder de wealth en Mercer Chile

Dar paso a liderazgos jóvenes y con ideas innovadoras es siempre un avance en las empresas, es el caso...

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados