Normativa SUSESO ISTAS 21: Un cuestionario que genera más dudas que certezas Entrevista

El instrumento es defendido, pero planteado como una herramienta perfectible por teóricos y catedráticos expertos en mediciones psicosociales.

¿Qué es la Suseso Istas 21? ¿Para qué o por qué se aplica? ¿ Qué mide y cuál es su historia?

La Suseso Istas 21 es un cuestionario destinado a pesquisar los riesgos psicosociales que los trabajadores y trabajadoras enfrentan en sus lugares de trabajo. Los riesgos psicosociales son las condiciones o situaciones presentes en un trabajo, relacionadas con el contenido o desarrollo del mismo y el tipo de organización laboral o entorno social existente en éste, factores que tienen la capacidad de influir en forma adversa en la salud física y psicológica del colaborador y en los resultados de su labor.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los factores de riesgo psicosocial son “las interacciones entre el medio ambiente de trabajo, el contenido del trabajo, las condiciones de organización y las capacidades, necesidades, cultura del trabajador, y consideraciones personales externas al trabajo, que pueden, en función de las percepciones y la experiencia, tener influencia en la salud, rendimiento del trabajo y satisfacción laboral” (Manual de uso del Cuestionario Suseso/Istas 21, página 3).



La Suseso Istas 21 inició su aplicación en Chile el 1 de septiembre de 2013, en el transporte, el comercio (Retail), y la intermediación financiera; y luego, desde el 1 de septiembre de 2015 se extendió su aplicación a toda organización con un número superior a 25 trabajadores.

Finalmente, cabe señalar que esta herramienta es producto del trabajo que entidades como la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso), la Dirección del Trabajo, la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, y el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), realizaron al adaptar y validar en nuestro país, la adaptación que el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud de Barcelona (Istas) realizó del Copenhagen Psychosocial Questionnaire (Copsoq), instrumento elaborado por el Instituto de Salud y Ambiente Laboral de Dinamarca.

Etapa inicial y espacio para perfeccionar

Juan Pablo Toro, académico del Programa de Estudios Psicosociales del Trabajo de la Universidad Diego Portales le otorga su apoyo al instrumento al plantear que éste se encuentra en una primera etapa de aplicación y aún resta tiempo para perfeccionarlo. En este sentido afirma: “pienso que estamos en una etapa inicial de la aplicación del protocolo de vigilancia y de la medición de los riesgos psicosociales con un instrumento que la reglamentación ha aceptado y que es esta versión del Istas 21 adoptado por la Suseso. Me parece que aparte de que uno pudiese criticar cuáles son las dimensiones que mide el cuestionario, creo que dado que estamos en una fase inicial de la discusión en Chile y de la puesta en marcha de este procedimiento, está bien que se acote a algunas dimensiones, me parece bien el instrumento que se está aplicando, que está perfeccionándose – y entiendo que ya se ha hecho alguna revisión del cuestionario – por lo tanto yo me quedaría más con los aspectos positivos que implica la puesta en marcha de esto y que se genere una suerte de discusión entre las organizaciones, a su interior; y también de las empresas con la Suseso y con el Ministerio de Salud, sobre este tema.

Y prosigue: “me parece que se ha movilizado el tema del riesgo psicosocial en el trabajo y ese es el gran mérito del instrumento. La Suseso Istas 21 abrió en Chile una discusión más masiva y un procedimiento vinculante que obliga a las organizaciones a tratar el tema del riesgo psicosocial laboral. O sea, que el estrés esté asociado al tipo de enfermedades causada por el trabajo era algo que está descrito desde hace mucho tiempo, pero que en Chile se pueda avanzar en una política de salud pública ocupacional en esta dirección, es bienvenido. Por cierto que hay controversias y posibilidades de perfeccionamiento, pero el haber iniciado esta discusión, haber puesto este tema como un asunto de discusión pública, me parece altamente valioso”.

Sin embargo, el catedrático se muestra abierto al perfeccionamiento del protocolo y sostiene que “con todo, creo que prontamente habrá que entrar a revisar si estas dimensiones son las más pertinentes, o no. Si no habría que ampliarlas. Por ejemplo, soy partidario – después de algunos resultados de una investigación que se desarrolló acá en la Universidad Diego Portales – que habría que pensar en incorporar rápidamente a la medición del riesgo psicosocial en nuestro país la dimensión de distintas formas de violencia en el trabajo. Es decir que se incorporen elementos tales como el bullying y el mobbing o acoso laboral. Las formas de violencia en el trabajo incluyen desde el maltrato, que a veces es sutil – algo culturalmente muy acendrado en nuestro país – hasta formas más abiertas de violencia, de acoso laboral, que a veces asume unas formas legitimadas de gestión, como si el maltrato fuera una forma de conseguir las metas organizacionales.

Ahora las dimensiones que incluye la Suseso Istas 21 son las más ampliamente aceptadas como factores de riesgo psicosocial laboral. O sea, no se trata de eliminar ninguna dimensión actual y cambiarla por otra, sino que la idea sería ampliar las que ya existen”.

Acciones correctivas: entender el verdadero problema

Karina Meza, psicóloga y académica de la Universidad Alberto Hurtado destaca la importancia de entender la complejidad de las acciones correctivas o intervenciones derivadas de una evaluación y la forma en que esta etapa del proceso condiciona eventuales mejoras en la metodología. En este aspecto la catedrática explica que “creo que el mayor grado de dificultad tiene que ver con las acciones correctivas o intervenciones porque si yo evalúo algo en una organización – asumiendo el carácter normativo del instrumento – y me encuentro luego solo con un porcentaje, con un número, entonces no estoy entendiendo el fenómeno. No estoy comprendiendo el problema que pudiese haber en mi organización, sino que más bien voy a actuar en función de controlar ese número que arrojó la evaluación. Y desde allí se pueden ejercer acciones correctivas que no necesariamente van a ser eficaces. Y puedo desgastar recursos tanto económicos como humanos para dar cuenta de esta norma, pero no estoy enfrentando la problemática de mi organización.

El tema es que la metodología es cuantitativa. El problema es que esto me reduce el fenómeno a un número. Es como un termómetro. Puedo medir los grados de temperatura, pero no conocer la causa de ésta. Desde ahí entonces, para que una medida correctiva sea consistente, sea eficaz también, tengo que conocer el problema. Entonces, necesariamente tengo que incluir metodologías de corte cualitativo, en tanto me permiten tener un conocimiento y una comprensión de lo que sucede en un área específica del trabajo. Estas metodologías no están consideradas dentro del protocolo formal. Me refiero a grupos focales y diálogos con los trabajadores porque de ellos mismos surgen muchas veces las ideas de solución, las posibles acciones correctivas o intervenciones. El trabajador entonces debería tener una participación que vaya más allá de responder una encuesta, ejercicio que puede realizar además de forma completamente antojadiza porque alguien puede contestar expresando malestar porque está enrabiado con la organización u otra persona puede responder a todas las preguntas favorablemente porque tiene miedo de contestar algo negativo. Puede existir ese sesgo. Incluso alguien podría responder sin siquiera haber leído las preguntas”.

Necesidad de revisión del instrumento

Aunque Karina Meza destaca la validez del cuestionario y su proceso, enfatiza la oportunidad y necesidad de revisión del instrumento. En este tema detalla que “hubo todo un proceso de adaptación y validación del instrumento que incluso está publicado en artículos científicos, el mismo protocolo lo dice. Hay una construcción teórica y psicométrica detrás, sin embargo, en relación con las cinco dimensiones considero que sí pudiese ser apropiada una revisión nuevamente. Sobre todo, porque hay una de las dimensiones, la doble presencia, que está presentando un alto riesgo en distintas organizaciones, con distintas características sociodemográficas. Entonces creo que esta revisión es necesaria porque o bien está mostrando que efectivamente es una problemática país o también ahí roza con aspectos culturales en términos de que nosotros como nación, históricamente, hemos valorado mucho la preocupación hacia la familia.

Entonces que un trabajador responda que cuando está en el trabajo, efectivamente piensa constantemente en las exigencias domésticas y familiares no va a ser un problema necesariamente porque se valora positivamente esta preocupación.

En otro ámbito, hay otra dimensión que tiene que ver con las situaciones de malos tratos en las organizaciones. Aquí nuevamente nos conectamos con nuestra cultura porque históricamente la autoridad de la jefatura ha sido muy respetada e incluso se espera que el jefe sea autoritario. Sin embargo, hoy en día se está poniendo cada vez más en cuestión esto y el cuestionario no sé si recoge en sus preguntas el trato más directo de la jefatura. No recoge de manera clara situaciones vinculadas a conductas asociadas al acoso laboral. Entonces ahí nos podemos encontrar con un escenario de que el cuestionario arroje que esta dimensión en una empresa o en una organización, tiene un riesgo bajo o moderado, pero resulta que en una unidad de trabajo están existiendo conductas de acoso laboral”.

Concluyendo, las nocivas consecuencias de los riesgos psicosociales en la salud y el desempeño de los trabajadores ameritan un sistema de medición de éstos. Sin embargo, los mismos académicos reconocen que existe espacio para mejoras, por lo que podríamos esperar una pronta revisión y perfeccionamiento de la Suseso Istas 21. Hasta entonces, el presente cuestionario seguirá presentando más interrogantes que certezas.

Producción RH Management
Reportaje publicado en revista RH Management, edición 108.



Summary
Normativa SUSESO ISTAS 21: Un cuestionario que genera más dudas que certezas
Article Name
Normativa SUSESO ISTAS 21: Un cuestionario que genera más dudas que certezas
Description
El instrumento es defendido, pero planteado como una herramienta perfectible por teóricos y catedráticos expertos en mediciones psicosociales.
Author