Las mujeres son menos exitosas a la hora de pedir aumentos Noticias

Según un estudio conjunto de la Cass Business School, la Universidad de Warwick y la de Wisconsin, los hombres obtienen mejores resultados (sobre un 20%) que las mujeres a la hora de pedir un aumento de sueldo. ¿Será que los hombres saben negociar mejor?

mujeres aumento salarioPara el co-autor del libro “Do Women Ask?” y académico de la Universidad de Warwick Andrew Oswald, esto es producto de una simple discriminación de género. “No sabíamos con qué números nos íbamos a enfrentar, pero al analizar los resultados pienso que tenemos que aceptar que hay elementos de pura discriminación hacia la mujer”. Según la investigación en conjunto entre la Cass Business School, la Universidad de Warwick y la de Wisconsin no hay diferencia alguna sobre qué tan a menudo ambos sexos piden aumentar sus salarios. Sin embargo, los hombres obtienen mejores resultados (sobre un 20%) que las mujeres.

¿Cúal es la realidad chilena?

En nuestra edición número 88 del año 2015 entrevistamos a Marlene Larson, directora agrupación Mujeres en Alta Dirección. Al respecto, comentó que si bien ha existido un avance en la participación laboral femenina que está cercana al 50%, Chile retrocedió del lugar 46 al 87 en el índice de igualdad de género del Foro Económico Mundial y los sueldos son un tercio menor al de los hombres en un mismo cargo y en niveles de post grado. “La brecha aumenta llegando las mujeres a ganar un promedio de $900.000 y los hombres $1.700.000.”

Al consultarle sobre qué se puede hacer en Chile para disminuir esta brecha, Larson es categórica: “La mujer tiene que atreverse, exigir las mismas condiciones y estar dispuesta a asumir los desafíos que exige una carrera profesional”.

Las mujeres no preguntan

Linda Babcock, autora del libro “Women Don’t Ask” y académica de la Universidad Carnegie Mellon cree que una de las razones de la brecha salarial entre hombres y mujeres en las organizaciones pasa, en parte, por un temor de la mujer a preguntar. Según la autora: “A veces simplemente no saben que las cosas pueden cambiar, no saben que pueden preguntar. Existe un temor a dañar las relaciones y en muchas oportunidades no preguntan porque aprendieron que la sociedad reacciona de mala forma cuando una mujer exige sus propias necesidades o deseos”.

Podemos encontrar actualmente muchas razones para la diferencia salarial, partiendo porque estamos aún en una cultura machista donde las pirámides de las empresas están cubiertas especialmente por hombres y todavía quedan ideas en que el sueldo de la mujer, se asocia a un segundo sueldo dentro de la familia. Sin embargo llegó el momento de erradicar definitivamente el tema y que nos propongamos en conjunto: a mismos cargos y responsabilidades, mismos salarios.

Fuente HRmagazine (UK)