Lanzamiento “Malestar en el trabajo” Evento

malestar en el trabajo

El libro, lanzado el 10 de mayo, “reúne diversos análisis sobre la compleja relación entre trabajo y subjetividad, poniendo el énfasis en el sufrimiento que cierta estructura institucional del trabajo produce en todo trabajador”, tal como indica LOM Ediciones. En RH Management quisimos vincular el tema a riesgos psicosociales y develar las miradas diversas respecto al malestar en el trabajo, sus causas y consecuencias.

En la Biblioteca Nacional se realizó la presentación del libro “Malestar en el trabajo: desarrollo e intervención” de Patricia Guerrero y Horacio Foladori, publicado por LOM Ediciones. El texto realiza un análisis integral sobre malestar y sufrimiento en el mundo del trabajo, y logró reunir a colaboradores con distintas miradas. La presentación fue moderada por Álvaro Soto, psicólogo, doctor en ciencias sociales, coordinador del área de psicología laboral organizacional en la Escuela de Psicología Universidad Alberto Hurtado y subdirector del magíster en gestión de personas en la misma casa de estudios; estuvo acompañado por Rodrigo Cornejo, psicólogo, docente, doctor en psicología por la Universidad de Chile.

Para Álvaro Soto este trabajo permite presentar el tema de malestar y aborda diversas miradas. “Sugiere distintos niveles de discusión: uno sobre el trabajo contemporáneo; otro más específico sobre la salud mental; y por último el problema del malestar y el sufrimiento en los espacios del trabajo contemporáneo”.

Alvaro SotoSoto destaca el carácter principalmente ensayístico y crítico de la obra, en el sentido de que pone en cuestión, confronta las dinámicas y los tipos de interpelación que se producen en las organizaciones. Para el académico se busca develar, cuestionar las prácticas y las órdenes que existen. “Es una compilación de trabajos muy distintos que tributan a la perspectiva del análisis institucional, muy fuertemente desarrollada en el cono sur; y por otro lado, a una serie de trabajos inspirados en la sociología clínica y la psicodinámica del trabajo, corriente de tradición francesa particularmente, y que confluyen. Confluyen, no necesariamente dialogan. Ambas abordan el sufrimiento como línea central de análisis”, añade.

Y agrega otra distinción: “En el eje que tiene que ver con roles y herramientas de intervención queda abierta la pregunta del rol de lo psicológico en espacios organizacionales y el diálogo con los espacios que ya existen. Me queda una sensación de que en sus distintas perspectivas los capítulos tienden a sobre centrarse en la metodología, sin considerar lo que ya existe en las organizaciones. Porque dice que son compatibles los roles tradicionales centrados en los recursos humanos versus los de este rol, ya sea de intervención organizacional, análisis y otros. Creo que hay una puerta a abrir y a trabajar que tiene que ver con cómo compatibilizar estas perspectivas de intervención con otros roles más tradicionales y menos críticos de trabajo psicológico en las organizaciones; pues a ratos dice que sí son compatibles, pero en otras no. Me parece que ese diálogo falta abrirlo”.

Por su parte Rodrigo Cornejo sostiene que “este libro es una invitación a pensar las problemáticas del malestar en el trabajo. Presenta categorías que son aperturas de pensar esta realidad compleja. No todos los libros logran hacer esto. Este tema se repite una y otra vez, porque las condiciones que generan este malestar, no mejoran, se profundizan las tendencias generadoras de malestar, tales como, políticas, procesos de mercantilización general, y este largo proceso de desencanto de los trabajadores y trabajadoras”.

Rodrigo CornejoA su juicio este libro realiza un doble aporte. “En cuanto a la diversidad que expresa, y en mi opinión, también como estado del arte; y por lo mismo una muy buena introducción del pensamiento institucionalista, psicosociológico y de la psico biónica del trabajo respecto a las complejas relaciones de subjetividad y trabajo. A su vez da cuenta de la fortaleza de un pensamiento que construye modelos para pensar la realidad ya probados en otras latitudes; y que comienza a explorarlos en nuestra realidad chilena, no sin dificultades que sean consistentes. Por otra parte, realiza otro aporte no menor. Ayuda a nombrar procesos que los trabajadores viven diariamente, que no siempre saben que viven”, asevera.

Por último, recomienda que en esta búsqueda, no solo se mire como un el fenómeno del trabajo objeto de estudio, sino que también los investigadores se hagan cargo de las paradojas del management, “que como señala Patricia Guerrero y Vincent de Gaulejac vivimos todos cotidianamente en nuestro trabajo”. Para Cornejo este es un desafío que Paulo Freire catalogó como ético y estético a la vez. “Se trata de buscar siempre nuestra consistencia como sujetos, y no como una mera sumatoria de predicados. Tiene que ver con llevar a sus extremos la práctica que señala Patricia de una psicología profunda, que escucha, que permite que cada individuo se convierte en sujeto de una sociología profunda que espera ayudar a aclararnos en relación al deseo, a encontrar la coherencia entre lo que se piensa, se siente, se dice y se hace. ¡Bienvenida sea esta psicología para estos desafíos!”.


La conexión psicosocial

Los temas que aborda el libro “Malestar en el trabajo”, están muy ligados a los riesgos psicosociales. Juan Pablo Toro, coordinador del Programa Estudios Psicosociales del Trabajo de la Universidad Diego Portales (PEPET – UDP), define los riesgos psicosociales como un concepto que va más allá de los riesgos ambientales. “Los riesgos psicosociales son una concepción relativamente novedosa. Se refiere a todo el entorno laboral en tanto puede cumplir, lamentablemente, un rol de riesgos para la salud de los trabajadores. Ya no se trata sólo de lo ambiental, se trata de riesgos que tienen que ver con la naturaleza social del trabajo, como relaciones, recursos del trabajador, reglas. Todo se puede transformar en un riesgo con el concepto de estrés. Cobra relevancia enfermedades músculo esqueléticas. Se ha constituido como una categoría relevante”.

Magdalena Garcés, psicóloga y candidata a doctora, quien escribió uno de los capítulos de l libro, “Fenómeno de la calidad total”, comenta (ver RHM 117 P18) que “ los riesgos ya no pueden ser entendidos desde una lógica lineal de causa – efecto, siendo fundamental romper la lógica de atribución de causas a las acciones de los propios individuos y/o su constitución física, psíquica y/o biológica”.

Asimismo, Gonzalo Miranda, psicólogo, MSc, PhD, experto en salud mental ocupacional en Search Point Consultores y académico Universidad de Los Lagos en Osorno; además contribuyó con un capítulo al texto publicado por LOM, afirma (ver RHM 117 P19): “Si bien la promulgación del Protocolo de Vigilancia de Riesgos Psicosociales ha traído una novedad y una exigencia interesante a las organizaciones y al sistema de salud laboral, se sigue pensando desde un paradigma ambiental y causa-efecto. Como lo señalo en mi artículo en el libro, el ambiente psicosocial es una construcción de los sujetos, y los peligros para la salud que de ahí se desprenden, no pueden ser tratados igual que los riesgos físicos, químicos o biológicos”.